25/4/17

La Xunta destina 40 millones a contratar helicópteros de salvamento tras vender los que tenía

"En 2012 la Xunta vendió sus dos helicópteros de salvamento marítimo a cambio de que la empresa que los compró, Inaer, la misma que los ha gestionado siempre, los siguiese operando en Galicia durante cinco años. 

Finalizado ese período, ahora la Xunta acaba de convocar un nuevo  concurso para renovar el servicio por un máximo de hasta seis años y 40 millones de euros, pero ya sin la garantía de que los helicópteros que obtenga sigan siendo los mismos que eran de su propiedad y que supuestamente tenían las mejores características posibles para la costa gallega. 

Este nuevo concurso es un paso más de un largo proceso en el que el Consello de Contas detectó diversas irregularidades y del que criticó que la Xunta no hiciese “ningún estudio sobre la repercusión de la venta de los helicópteros” en la contratación que ahora se inicia.


Tras la catástrofe del Prestige, la Xunta de Manuel Fraga inició un proceso de mejora de los entonces insuficientes medios de Gardacostas de Galicia, el cuerpo dependiente de la Consellería del Mar encargado de la vigilancia pesquera, el salvamento y la lucha contra la contaminación en aguas de la comunidad. 

Al igual que encargó la construcción de dos buques cuya gestión luego privatizó, el entonces consejero, Enrique López Veiga, compró en 2005 en Estados Unidos por 27 millones de euros dos helicópteros Sikorsky S-76C+ con unas características que la Xunta publicitó como las más adecuadas a las costas gallegas. 

Desde entonces esos dos helicópteros, con los nombres Pesca 1 y Pesca 2, están desplegados respectivamente en sus bases de Vigo y la costa lucense, desde las que han salvado cientos de vidas en el mar.

Los helicópteros eran propiedad de la Xunta, pero ante la carencia de personal propio capacitado para operarlos se contrató su mantenimiento y operación con un concurso público que se llevó Inaer, la empresa que en las últimas décadas ha obtenido la mayoría de los contratos de gestión de aeronaves de la Xunta (también las de emergencias sanitarias o lucha contra los incendios). Inaer se llama desde hace unos meses Babcock España tras haber sido adquirida por una multinacional británica.

El proceso de gestión de los principales contratos de helicópteros de la Xunta fue analizado por el Consello de Contas, el órgano fiscalizador de las administraciones gallegas equivalente al Tribunal de Cuentas estatal, en un crítico informe que hizo público a finales de 2014

Contas estudió nueve contratos por importe de 63,8 millones de euros, de los que siete, por 62 millones, fueron a parar a Inaer, en solitario o en sociedad con otras empresas, y en todos ellos el ente fiscalizador encontró irregularidades. Ese informe de Contas permitió impulsar una investigación por prevaricación contra la Consellería de Medio Rural que sigue abierta en un juzgado de Santiago.

En el caso de los helicópteros de Gardacostas adquiridos en 2005 y cuya gestión se llevó Inaer, Contas relató que cuando en junio de 2009 finalizó su primer contrato la Xunta “no planifica con la suficiente antelación” y le tuvo que seguir pagando a la empresa para evitar que el servicio se dejase de prestar hasta que en marzo de 2010 realizó un nuevo concurso. 

Inaer volvió a llevarse entonces ese según concurso de gestión de los aparatos por un importe de 15 millones de euros durante dos años, a 7,5 millones al año. Pero en mayo de 2011, cuando aún quedaban ocho meses de contrato, la Xunta lo rescindió argumentando que era caro y que buscaría una solución más barata.

Sin embargo, a pesar de tener el segundo contrato rescindido, Inaer siguió prestando el servicio “sin la adecuada relación contractual”, dice Contas, hasta octubre de 2012, 17 meses después, incluso más allá del período inicialmente previsto en el concurso original.

 El ente fiscalizador consideró que esa actuación “desvirtúa las razones alegadas por la consellería para proceder a la resolución del contrato” y criticó que los pagos a Inaer durante esos 17 meses los autorizó el Gobierno gallego con un “trámite excepcional” aprobado en secreto en el Consello de la Xunta presidido por el propio presidente Feijóo “omitiendo los procedimientos legalmente establecidos”.

En octubre de 2012 lo que hizo el Gobierno gallego fue vender los aparatos con el argumento de que iban a quedar viejos y cuanto más tiempo pasara más valor perderían y más costaría su mantenimiento. El procedimiento elegido fue el de convocar un  concurso urgente en el que obligaba a la empresa a la que le vendía los helicópteros a seguir operándolos en Galicia durante cinco años. Y durante ese tiempo la Xunta dedicaría lo obtenido por la venta de los aparatos a rebajar la factura de su mantenimiento. 

El departamento de Hacienda del Gobierno gallego mostró dudas sobre la tasación inicial de los aparatos, pero la operación acabó produciéndose e Inaer volvió a ser la adjudicataria. Los aparatos que la Xunta había comprado en 2005 por 27 millones fueron vendidos en 2012 por la mitad, 13,5 millones. Y si el coste anual de operarlos en el contrato de 2009 era de 7,5 millones al año, en 2012 subía a 8,9 millones al año, pero la Xunta lo reducía a 6,1 millones gracias a pagarlo en parte con los 13,5 millones obtenidos de la venta de los aparatos.

 “No consta ningún estudio sobre la repercusión de la venta de los helicópteros en el precio de las futuras contrataciones”, sentenció Contas entonces.

Ahora, pasados cinco años de aquella operación, la Xunta vuelve a convocar un nuevo concurso cambiando, como en las ocasiones anteriores, las condiciones económicas y técnicas de manera que es difícil comparar conceptos entre los sucesivos procedimientos de contratación más allá de las grandes cifras. 

Y de ellas lo que se sabe es que está dispuesta a pagar un máximo de 6,5 millones al año durante un período de cuatro años prorrogable a seis, lo que supone un total de 40 millones de euros. Sin embargo, frente a los concursos anteriores, el Gobierno gallego ya no tiene aparatos en propiedad ni posibilidad de imponer que los que compró en 2005 y vendió en 2012 sigan en Galicia, por lo que queda en las manos de lo que las posibles empresas interesadas puedan ofrecerle. Fuentes del sector señalan que Inaer-Babcock España, al tener en propiedad los helicópteros que antes eran de la Xunta, vuelve a ser la mejor situada para llevarse el nuevo concurso. 

En otras contrataciones anteriores de lucha contra incendios, lo que sucedió fue que los concursos iniciales quedaron desiertos o así fueron declarados por la Xunta, que se vio obligada a incrementar el importe que estaba dispuesta a pagar o negociar a dedo con las empresas si no quería quedarse sin el servicio."               (eldiario.es, 21/04/17)

24/4/17

El picudo rojo devora las palmeras de Galicia, y su memoria antillana

"Un letrero situado al comienzo de la Ciudad Jardín de A Coruña reza: Avenida de la Habana. Placa costeada por los exresidentes en Cuba. La ciudad y el puerto herculinos han estado interconectados con América y las Antillas durante siglos, en relaciones económicas que incluyen el tráfico de tabaco, azúcar o también esclavos. 

Una afinidad que tenía su vertiente social: en 1931 el 7% de la población cubana era originaria de Galicia, según el historiador gallego Bernardo Máiz.

Muchos de ellos volvieron. La pérdida de las colonias en 1898 supone la repatriación de gran cantidad de emigrantes gallegos, algunos de los cuales habían hecho fortuna.

 Conocidos como indianos, tendrán un papel destacado en la vida económica y social de los lugares donde se asientan, ayudando a transformar en muchos casos las urbes. En Galicia suponen un fenómeno generalizado a lo largo de toda su franja costera, destacando especialmente su presencia en la parte cantábrica.

Una imitación del espacio

Hace unos noventa o cien años se plantaban en los jardines de Méndez Núñez las decenas de palmeras de variedad canaria que hoy destacan sobre el jardín, concentradas especialmente en dos hileras junto al Kiosco Alfonso, el Hotel Atlantico y el edificio la Terraza. 

Este conjunto era un lugar de recreo a imitación de los paseos de la Habana o Santiago de Cuba, símbolo de una nueva y pujante sociedad, y remataba un proceso comenzado cincuenta años antes con el derribo de las murallas y el inicio del relleno portuario en la cara sur del istmo herculino.

Al final de la céntrica playa de Riazor se fraguaba un proyecto distinto que iba a permitir a la burguesía residir cómodamente cerca del corazón de A Coruña: la ciudad jardín. Diseñada por el arquitecto Eduardo Rodríguez Losada, su construcción comienza a principios de los años veinte. Las villas más lujosas de la urbanización se concentran en la evocadora Avenida de la Habana, donde hoy el perfil de las torres y las palmas está complementado por nuevas viviendas de estilos rupturistas.

En el proceso imitativo llevado a cabo por el fenómeno indiano, la palmera canaria es un factor muy reconocible, no sólo por su clara relación con el urbanismo y la ciudad sino por el valor que muchos de los ejemplares más antiguos han adquirido por mérito propio. 

Además de los ejemplares de los jardines de Méndez Núñez, podemos ver palmeras señeras en lugares destacados de la ciudad como la Capitanía General, el Hospital del Socorro, la Tabacalera, el cementerio de San Amaro, la Hípica o Villa Felisa, entre muchos otros.

La plaga

Por desgracia, la imagen imponente de las antiguas palmeras puede llegar a su fin con la llegada al norte de Galicia de un insecto voraz: el escarabajo picudo rojo. Originario del sudeste asiático y asentado en la península desde 1993, este coleóptero se ha expandido por la geografía ibérica y la de muchos otros países alimentándose de estos árboles, preferentemente de la variedad canaria. 

El Rhynchophorus ferrugineus coloniza las palmeras, llegando a habitarlas por millares y devorándolas hasta que, no quedando más alimento, pasan a otro ejemplar.

Las noticias sobre el avance de la plaga nos recuerdan a una película de muertos vivientes: en Galicia es detectado por primera vez a principios de 2014 en Gondomar, al sur de la provincia de Pontevedra. A partir de ahí su avance es demoledor, llegando a finales de 2015 hasta Vilagarcía de Arousa, a las puertas de la provincia de A Coruña.

 Para entonces, el concello de Tui reconoce que el 90% de las palmeras de su localidad están afectadas, mientras en Vigo van muriendo los ancianos ejemplares del Areal, cementerio de Pereiró u Hotel Universal. La Estación Fitopatolóxica do Areeiro, centro dependiente de la Diputación de Pontevedra recomienda “en caso de ejemplares pequeños, estos se pueden cortar en trozos in situ y enterrar todos los restos a una profundidad no inferior a dos metros”.

El proyecto

El trabajo, del cual presentamos una selección de veinte fotografías, busca conservar la memoria de los ejemplares significativos de palmera canaria existentes en el municipio coruñés a través de un catálogo de fotografías que las relacionan con la arquitectura y el entorno, además de concienciar a la sociedad para demandar la coordinación de medidas que eviten su desaparición.

 La serie recalca la interacción social, urbanística, paisajística pero también puramente emocional que conecta estos árboles, hoy ante un peligromanifiesto, con la sociedad que los plantó.

Si el proyecto se convirtiera en un catálogo de seculares palmeras desaparecidas, entonces habría fracasado en parte."                      (Jorge Barrecheguren , FronteraD, 23/06/16)

20/4/17

Un modelo matemático para predicir o futuro do galego: "o bilingüismo será un trazo estable e ambos os grupos monolingües sobrevivirán, co grupo español probablemente dominando"


 Resultados do modelo matemático desenvolvido por Jorge Mira sobre a evolución en Galicia dos falantes en galego (azul), falantes en castelán (vermello) e bilingües (verde), compatible cunha coexistencia estable, segundo o autor | Fonte: Seoane LF and Mira J. Modeling the life and death of competing languages from a physical and mathematical perspective. In Bilingualism and Minority Languages in Europe: Current trends and developments (F. Lauchlan, M. C. Parafita Couto, eds.), pp.70-93 (ISBN: 978-1-4438-1943-5). Cambridge Scholars Press (2017).

"A Física e as Matemáticas poden explicar como evolucionou a coexistencia da lingua galega coa castelá e como será a súa convivencia no futuro. Modeling the life and death of competing languages from a physical and mathematical perspective é a nova aportación á literatura científica que fan Luís Francisco Seoane —Departamento de Física do Massachusetts Institute of Technology (Estados Unidos)— e Jorge Mira —Departamento de Física Aplicada da Universidade de Santiago de Compostela (USC)— para repasar e actualizar os traballos fundamentais que se teñen feito sobre contextos bilingüístas aplicando leis matemáticas.

Os científicos galegos veñen de publicar o seu artigo no libro Bilingualism and Minority Languages in Europe: Current trends and developments (Cambridge Scholars Press, 2017), onde repasan os métodos e resultados "sólidos" dos estudos matemáticos e con base teórica física que se veñen aplicando na lingüística para explicar condicións e facer predicións verificables con respecto á supervivencia dunha lingua nas poboacións bilingües. Entre eses novos modelos de estudo atópase o deseñado polo propio Jorge Mira, en colaboración con Seoane e o profesor Juan Nieto, do Departamento de Análise Matemática da USC.

Xa en 2011, os tres científicos galegos publicaron na revista New Journal of Physics o artigo 'The importance of interlinguistic similarity and stable bilingualism when two languages compete', no que expuxeron os resultados da aplicación do seu modelo matemático á realidade lingüística galega

Daquela xa evidenciaron que dúas linguas poden coexistir pacificamente se se cumpren dous factores: que os idiomas sexan parecidos —para o cal se mide a distancia entre ambas as linguas— e que teñan un estatus similar, é dicir, que gocen dun prestixio similar entre os falantes. Se se dan estas dúas condicións, a competición entre dúas linguas como a galega e a castelá non debería levar á desaparición dunha delas.

Segundo Jorge Mira, autor principal desa investigación, en Galicia é "perfectamente posible" a convivencia destas dúas linguas. De feito, o seu modelo matemático predí unha perfecta coexistencia.

Mira comezou a deseñar o seu modelo en 2005, logo de coñecer o traballo realizado en 2003 polos investigadores Abrams e Strogatz, nun artigo na revista Nature, no que levaron a cabo unha análise innovadora sobre a dinámica da evolución do número de falantes de dúas linguas cando conviven no mesmo espazo. 

A conclusión destes autores foi que cando dúas linguas están en contacto, unha delas acaba impoñéndose á outra. A partir daquí, Mira comezou a traballar no seu modelo, publicado en 2005 na revista Europhysics Letter xunto co físico da USC Ángel Paredes. Con el foi capaz de reproducir en Galicia a variación histórica nas porcentaxes de falantes en castelán, galego e bilingües

Unha vez aplicado o modelo para estudar a evolución da convivencia de ambas as linguas dende o pasado até o presente, o reto foi comprobar se o modelo matemático era estable para predicir o comportamento futuro. Así foi como desenvolveu o seu modelo matemático, baseado nun sistema de ecuacións diferenciais nas que se introduciron os dous parámetros para medir: a distancia entre linguas e o seu estatus.

Así, atopuse que nun par de décadas en Galicia haberá aproximadamente un 50% de bilingües, un 30% de monolingües en castelán e un 15% de monolingües en galego. Con todo, Mira xa advertiu de que o galego necesitará potenciar o seu prestixio para sobrevivir ou estará condenado á extinción.

COMPUTAR A SIMILITUDE

Os resultados de Mira refutaron a hipótese de Abrams e Strogatz, basicamente porque estes traballaran sobre as relacións inglés-galés, inglés-gaélico e castelán-quechua, linguas distantes, completamente diferentes na súa natureza, ao contrario que o galego e o castelán, que aínda que diferentes, son máis parecidas. Computar a distancia entre linguas foi a gran aportación de Mira para o estudo matemático dos idiomas, para o cal se aplicou un sistema de ecuacións aos históricos dispoñibles sobre a poboación que fala en castelán e galego no país, con rexisros dende 1875. O que atopou é que a semellanza entre estas linguas é do 80%.

O modelo de Mira apunta que para que unha lingua sobreviva nunha poboación bilingüe na que os dous idiomas gozan dun prestixio similar, a súa similitude non debe ser inferior ao 40%. Porén, cando o estatus dunha das linguas é moi superior, a porcentaxe de similitude tería que ser maior para a supervivencia da lingua más débil, por enriba do 75%, dependendo do estatus.

E así, mediante as matemáticas, demostrou que era posible que dúas linguas coexistisen sen que unha extinguise a outra, unha hipótese que mantiña unha parte da comunidade científica.

Con todo, o modelo ten limitacións, xa que o estatus dunha lingua en convivencia con outra pode variar no tempo, como no caso do galego, polo que o que se obtivo foi un promedio. Ademais, o fenómeno da inmigración ou as taxas de nacemento e mortalidade introducen novas variables que poden facer variar os resultados, ademais das políticas lingüísticas aplicadas polas administracións públicas.

A matematización da convivencia das linguas é un camiño novo que está a dar resultados importantes para a comunidade científica, pero tamén para os lingüístas. Agora, Mira e Seoane actualizan a literatura científica neste eido de estudo para seguir avanzando na computación do bilingüismo.

BILINGÜISMO ESTABLE EN GALICIA

No seu último traballo, recuperan os datos dos informes sociodemográficos que desde principios da década de 1990 vén publicando a Real Academia Galega periodicamente, elaborados mediante enquisas para avaliar a situación da lingua galega respecto do castelán introducindo variables xeográficas, de idade ou o substrato económico.

Así, por exemplo, centrándose na segregación por idade do uso galego e castelán do Mapa Sociolingüístico de Galicia 2008, pediuse aos informantes que se clasificasen como: 1) só falan galego, 2) falan maioritariamente galego, 3) falan ambas as linguas igualmente, 4) falan na súa maioría castelán, 5) falan castelán. Para o traballo dirixido por Mira, agregáronse os tres grupos centrais como bilingües para aplicar o modelo matemático.

Os datos do Mapa Sociolingüístico de Galicia separan os falantes por subdivisións xeográficas, polo que o proceso se pode repetir para varias destas subunidades e tamén para os datos agregados. Así, Mira e Seoane explican que trazando os parámetros atopados para cada rexión se pode avaliar onde non é posible a coexistencia lingüística. 

E cos datos agregados de Galicia, prevén que "o bilingüismo sexa un trazo estable" e que "ambos os grupos monolingües sobrevivirán, co grupo monolingüe español probablemente dominando".

Os avances recentes nas metodoloxías aplicadas destacan, segundo estes autores, factores importantes para avaliar o destino das linguas minoritarias. Así, salientan que "cando a interacción (competición) é intensa, a tendencia é homoxeneizar o espazo cultural", polo que "só a través de interaccións débiles poden sobrevivir culturas diferentes, pero as interaccións débiles significan illamento".

Por outro lado, "a distribución xeográfica dos falantes é importante", de xeito que "un denso bastión de falantes dunha lingua minoritaria podería reverter unha situación adversa"; pero isto, segundo os científicos, "aínda implica a extinción dunha das linguas" en convivencia nun contexto bilingüe, onde "ambas as linguas poden sobrevivir se a mobilidade humana é reducida polas barreiras físicas, é dicir, se os idiomas están efectivamente segregados".

Tamén se considera o bilingüismo "un activo" e apuntan a que "unha visión inxenua pode suxerir que unha lingua perde falantes a través do grupo bilingüe". Porén, "algúns modelos teóricos indican que os bilingües (cando son exitosos e destacados) suavizan a competencia e permiten posibilidades que estaban prohibidas en modelos máis simples". Ou dito doutro xeito, "considérase que os pares de linguas para os cales un grupo bilingüe estable non se pode establecer con éxito desaparecen ou viven illados".

Por último, "o bilingüismo esixe dúas condicións que permitan unha coexistencia estable: 1) Para o falante dun idioma, os bilingües deben ser representativos da opción oposta, é dicir, os bilingües deben contribuír á poboación que atrae. 2) As transicións fóra do bilingüismo deben ser máis raras que as transicións cara ao bilingüismo, suxerindo que ser bilingüe agregou algún valor social adicional. Isto non é disparatado: os bilingües non só poden involucrarse con máis xente, senón tamén reunir a grandes grupos lingüisticamente illados", conclúen os autores.

Os resultados das simulacións do modelo desenvolvido por Mira e os seus colaboradores nos últimos anos alertan sobre a posición de perigo da lingua galega, aínda que a situación galego-castelán está preto das condicións de estabilidade que permitirían que a noso idioma sobreviva no futuro. O papel das administracións públicas será determinante.
-----------------------------------------------------------  
Seoane LF and Mira J. Modeling the life and death of competing languages from a physical and mathematical perspective. In Bilingualism and Minority Languages in Europe: Current trends and developments (F. Lauchlan, M. C. Parafita Couto, eds.), pp.70-93 (ISBN: 978-1-4438-1943-5). Cambridge Scholars Press (2017)."                   (Alberto Quian, Galicia Confidencial, 12/04/17)

19/4/17

La Audiencia de A Coruña reitera que la investigación oficial del accidente de Angrois no fue independiente

"No ha existido una investigación técnica independiente sobre lo sucedido en el accidente de Angrois, en el que murieron 80 personas y 144 resultaron heridas al desacarrilar el tren Alvia en las cercanías de Santiago el 24 de julio de 2013.

Así lo expresó la Audiencia Provincial de A Coruña cuando, en mayo de 2016, rectificó al juez instructor y ordenó reabrir la investigación sobre el siniestro, en el mismo sentido lo ratificó la Agencia Ferroviaria Europea (ERA) en julio del mismo año y en un tono idéntico lo acaba de reiterar la propia Audiencia coruñesa. Las pesquisas oficiales sobre el accidente, realizadas por la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) del Ministerio de Fomento no fueron independientes.
La Audiencia coruñesa acaba de notificar un auto que, datado en el pasado 31 de marzo, resuelve varios recursos interpuestos en la instrucción por, entre otras, la Plataforma Víctimas Alvia 04155, la asociación de personas afectadas por el accidente APAFAS y el abogado del maquinista del tren. Según consta en el auto a cuyo contenido ha cuyo contenido ha tenido acceso eldiario.es, los recursos se referían a aspectos como la petición de relevo de varios peritos de la investigación -con mención explícita a un peritaje plagiado, aspecto sobre el que la Audiencia no se pronuncia- y su relevo por técnicos de la ERA y también, en el caso de la plataforma de víctimas, a la retirada de la investigación de la CIAF, precisamente por no ser independiente.


La sección sexta de la Audiencia ha decidido rechazar estos recursos -no ve "irregularidades" en el proceder de los peritos y considera adecuado su labor, dice entre otros argumentos-, también el relativo al informe de la CIAF, que situó al maquinista cómo único culpable, pero en su argumentación incide en la falta de independencia.

Así, este nuevo auto hace suyo el criterio expresado en la reapertura de la investigación, cuando la Audiencia consideró que "ciertamente, dado el origen" de los "componentes" de la CIAF, con dependencia directa de Fomento y de las entidades del Ministerio, este informe "no puede ser considerado como una evaluación de agentes independientes no concernidos por el suceso objeto del proceso penal", esto es, por el propio accidente, "que es precisamente lo que determina la necesidad de pericias judiciales".
En este contexto, la Audiencia considera que el hecho de que después la Agencia Ferroviaria Europea haya concordado en que el informe de la CIAF "no es válido como investigación independiente" no lo "invalida" como "elemento de interés para la investigación penal".

Este documento, indica, tendrá que ser considerado cómo "uno más de los muchos existentes" en la investigación, y "como todos", tendrá que ser "evaluado teniendo en cuenta, entre otros factores", esa falta de independencia. "Pero no por esto tiene que ser eliminado del proceso", concluye la sala.
La constatada falta de independencia de la CIAF en el momento de realizar esta investigación es uno de los motivos centrales que lleva a la Plataforma Víctimas Alvia 04155 a exigir una nueva investigación técnica, además de una política, con personal independiente. No obstante, el Ministerio de Fomento ha venido insistiendo en que no puede pedir una nueva investigación a la CIAF porque ahora sí es independiente -su composición cambió para evitar una sanción de la UE-.

El horizonte se nubla todavía más porque, como adelantó Praza.gal, en el seno de la CIAF se considera que no existe "nada que justifique reabrir el caso", a pesar de la abundancia de nuevas informaciones al respecto. Además, desde finales del pasado marzo preside la CIAF el ingeniero y profesor Fernando Montes que consideró en su momento "adecuada" la seguridad de Angrois.
Este nuevo avance en el largo proceso judicial sobre el accidente de Angrois llega en un momento procesal en el que gran parte de los focos están sobre el antiguo jefe de seguridad de Adif, Andrés Cortabitarte, investigado por presuntos delitos de homicidio y lesiones por imprudencia, quien el pasado día 4 s e negó a declarar a la espera de que se resuelvan los recursos sobre su imputación. Mientras, la argumentación oficial del Gobierno de España y de sus empresas públicas sigue siendo erosionada por constataciones judiciales y técnicas de que el riesgo de la línea no fue evaluado como correspondía."                  (eldiario.es,12/014/17)

17/4/17

Catro décadas de incendios queimaron o equivalente ao 55% da superficie de Galicia

"Algo máis de 1,6 millóns de hectáreas. É a superficie que os incendios forestais arrasaron en Galicia nos últimos corenta anos, dende o inicio da vixente serie histórica en 1976 -as previas son moi limitadas- e ata o pasado 2016, exercicio do que o Ministerio de Agricultura pechou xa o balance provisional con datos fornecidos pola Administración autonómica, aínda que a Xunta aínda non os difundiu oficialmente -non adoita facelo ata a aprobación do plan contra incendios do ano seguinte-. 

Isto supón que nas últimas catro décadas ardeu o equivalente á máis da metade do territorio galego.
O máis de millón e medio de hectáreas que arderon dende 1976 equivalen a algo máis do 55,5% do territorio da Galicia actual, pero a incidencia do lume non é homoxénea en todo o país. 

Boa mostra disto son os datos máis recentes, os do ano pasado: máis da metade das hectáreas ardidas, case 11.400, situáronse na provincia de Ourense, que concentrou catro dos oito grandes incendios forestais dese ano -os superiores a 500 hectáreas. 

Neses catro episodios -en Entrimo, Cualedro, Oímbra e Muíños- arderon 6.698 hectáreas, segundo os datos do Ministerio. A contorna da Barbanza ou o Baixo Miño tamén sufriron especialmente o impacto dos incendios, mentres que na Mariña lucense, como adoito, apenas ardeu o monte.

Aínda que as máis de 21.000 hectáreas ardidas en 2016 son o segundo peor balance anual dende a gran vaga de lume do 2006 os datos acumulados amosan ás claras un descenso moi notable na superficie afctada polas lapas dende que a Xunta, a comezos dos anos 90 do século pasado, comezou a contar cun dispositivo contra incendios de seu. 

Así, do récord de case 200.000 hectáreas ardidas en 1989 pasouse a un escenario no que só se superaron as 40.000 hectáreas anuais en seis ocasións en case trinta anos: 1995, 1998, 2005, 2006 e 2011. Na última década percíbese, ademais, unha caída moi significativa no número de incendios: de case 12.000 en 2005 a 2.400 en 2016. 

Dende o inicio deste século destacan especialmente o número de hectáreas ardidas en tres anos: 2005 -case 60.000-, 2011 -máis de 40.000- e, moi especialmente, o ano 2006, cando o balance final dun exercicio marcada pola dura vaga de incendios do verán finalizou con case 96.000 hectáreas afectadas polas lapas, máis da metade de monte arborizado. 

O ardido naquel ano foi, no entanto, menos do avanzado en pleno verán polo daquela líder da oposición, Alberto Núñez Feijóo, que baseándose en mapas dunha web especializada en cartografía afirmou, na recta final da vaga de incendios, que o lume levara por diante naquel verán máis de 175.000 hectáreas.  

Con intensidade variable en función da virulencia de cada vaga de incendios, factor no que a meteoroloxía segue a ter unha influencia determinante -o chuvioso verán de 2014, por exemplo, deixou o balance anual de hectáreas queimadas en pouco máis de 2.000-, os incendios están acompañados cada ano pola controversia política e o debate sobre a efectividade e xestión do dispositivo.

 Así, o persoal segue a reclamar estabilidade laboral, un mando único, a preponderancia do público sobre as empresas privadas do sector e unha adaptación á "desestacionalización" do lume, toda vez que os outonos e invernos con poucas precipitacións veñen traendo consigo incendios de relevancia fóra da habitual temporada de incendios. 

O inicio deste 2017 foi unha boa mostra desa desestacionalización dos incendios. Así, despois dun mes de xaneiro cunha media de catro incendios ao día e tras un inverno no que só en Ourense arderon unhas 400 hectáreas de monte -a cifra é unha estimación, xa que a Consellería de Medio Rural ten como norma xeral dende 2009 non facer públicos os incendios inferiores ás 20 hectáreas-, dende este luns, 10 de abril, e "ata novo aviso" a Xunta decidiu prohibir as queimas agrícolas e forestais controladas por mor da previsión de altas temperaturas e fortes ventos.

Esta prohibición das queimas chega nun contexto no que, só na fin de semana, tres concellos da provincia de Ourense rexistraron incendios con máis de 150 hectáreas ardidas. Así, segundo datos de Medio Rural, en Lobios arderon dende a tarde deste domingo unhas 100 hectáreas nun incendio que a primeiras horas do luns seguía activo. En Carballeda de Avia un incendio xa extinguido queimou 20 hectáreas na parroquia de Vilar de Condes e en Vilariño de Conso outro incendio arrasou 34 hectareas de monte raso na parroquia de Sabuguido."             (David Lombao, Praza Pública, 10/04/17)

12/4/17

La política entra de lleno en el futuro de la granja de 20.000 vacas en Soria

"Las asociaciones ganaderas lanzaron su voz de alarma en enero: una macrogranja con 20.000 reses se estaba planificando en Soria. El proyecto promovido por la cooperativa navarra Valle de Odieta, había realizado diversos pasos durante el año anterior -especialmente la venta de terrenos para conseguir las 900 hectáreas en el pueblo de Noviercas- y había conseguido el apoyo político sobre todo del presidente de la Diputación de Soria, Luis Rey (PSOE), pero también de la Junta de Castilla y León (PP).

Preocupaba a los ganaderos 'tradicionales' que se extendiera el modelo superintensivo de la granja de Caparroso en Navarra, que ya es la mayor de España con 4.500 reses. Esta granja, con plantas de biogás anejas para aprovechar los purines de las vacas para energía, costó 4 millones de euros de los cuales el gobierno navarro aportó 1,8. 

Sin embargo, los hermanos que gestionan la cooperativa han recibido una negativa del nuevo gobierno navarro, ahora liderado por Uxue Barkos, para doblar la capacidad de esta instalación.

La coalición abertzale que dirige la comunidad foral se ha negado a volver a apoyar a Valle de Odieta, que produce leche para Saiona, una de las mayores industrias cooperativas navarras. También País Vasco, cuya consejera Arantxa Tapia ha manifestado que su gobierno está en contra de la explotación.

 Pero las ricas provincias forales no son como la despoblada comarca del Moncayo. Allí cada puesto de trabajo se valora a precio de oro. Y su ubicación estratégica a poco más de 100 kilómetros de Zaragoza o Pamplona hace que su localización amenace a la competencia por todos lados.

Si Navarra pagó casi 2 millones a Valle de Odieta para su superexplotación, Castilla y León no se quedó corta y en febrero de 2016 anunció la concesión de 6,2 millones de subvención a la cooperativa navarra Saiona. 

El objetivo de esta ayuda, la construcción de una gigantesca fábrica de quesos en Ólvega (Soria), a solo 14 kilómetros de la macrograna. La leche de una iría en principio para la otra, aunque tras el final de las cuotas cualquier excedente podría colocarse en el mercado.

A la espera del informe ambiental

Sin embargo, ni unos ni otros deciden. El informe de impacto medioambiental que en teoría será el que eche para atrás o para adelante el proyecto es obra de los técnicos de la Junta de Castilla y León. Un informe demoledor que por ejemplo incidiera en el consumo masivo de agua (COAG cifró el consumo entre 4 y 6,35 millones de litros de agua al día, que podría llegar a superar al de toda la ciudad de Soria) o en la dificultad de los residuos.

Los datos de la explotación, según COAG, son los siguientes: "2 centros de ordeño, se abastecería de unos 600.000 kilos de forraje al día y produciría unos 500.000 de residuos orgánicos. Tendría actividad durante 23 horas al día con 3 turnos de trabajo (la desinfección de los equipos se realizaría durante esa hora de inactividad diaria) y ocuparía unas 900 hectáreas (150 para instalaciones ganaderas y 750 para aprovechamiento y gestión de residuos, ya que se pretendería instalar una planta de biogás para el tratamiento de purines)".

Los responsables del proyecto aseguran estar a la espera de noticias, mientras los técnicos preparan el informe que saque adelante o paralice definitivamente el proyecto. Por el camino, se escuchan voces que piden acometer la construcción de la granja pero a una escala menos ambiciosa, como en el caso de Caparroso.

 En cualquier caso, este tipo de megaconstrucciones pueden ser mucho más comunes en los próximos años, sobre todo si tenemos en cuenta que con el fin de las cuotas lácteas, el mercado al que pueden exportar los productores españoles es mucho más amplio y sin tantas restricciones."                 (Mario Moratalla, Vox Populi, 01/04/17)

11/4/17

“O cambio climático é unha realidade que xa afecta a acuicultura e a pesca”

"Xosé Antón Álvarez Salgado, do Instituto de Investigacións Maríñas, explica na revista National Geographic o proxecto ClimeFish para estudar e predicir os efectos do cambio climático nos mexillóns galegos e outras especies mariñas.

 Galicia é, despois de China, líder mundial en cultivo e comercialización de mexillóns. As nosas rías contan con máis de 3.300 bateas. Porén, este molusco, ao igual ca outras especies, enfróntase aos riscos que supón o cambio climático. 

Co obxectivo de estudar e avaliar estes efctos nas especies do mar, púxose en marcha o proxecto ClimeFish, financiado pola Comisión Europea e coordinado pola Universidade de Tromso (Noruega) para "predicir e proporcionar directrices para o impacto do cambio climático en especies mariñas e continentais de interese comercial".

Entre os participantes de Europa, Canadá, Chile e Vietnam atópase o Instituto de Investigacións Maríñas do CSIC; con base en Vigo, cuxo obxectivo é avaliar como o quecemento global afectará a produción de alimentos procedentes da pesca e a acuicultura nos próximos 50 anos e, particularmente, aos mexillóns, de especial importancia para a acuicultura en Galicia, que xera o 98% da produción total de mexillóns en España, con 200.000 toneladas anuais.

Cos datos obtidos do estudo, elaboraranse plans estratéxicos para as empresas que explotan esta especie de alto valor comercial e vital para a economía galega.

A importancia deste proxecto queda recollida no novo número de abril da revista National Geographic, na súa edición española, onde Xosé Antón Álvarez Salgado, investigador principal do proxecto ClimeFish no CSIC, explica o proxecto e os resultados que están acadando.

"O cambio climático é unha realidade que xa está a afectar e continuará facéndoo nun futuro próximo para o desenvolvemento sustentable da acuicultura e a pesca en todo o mund
o. A poboación mundial está a crecer e a demanda de alimentos está a aumentar, polo que é necesario facer un esforzo para predicir como este fenómeno global afectará a extracción e produción destes recursos, para desenvolver plans para adaptarse á nova situación que permite tomar decisións para mitigar o seu efectos e mesmo aproveitalos ", explica Salgado."             (Galicia confidencial, 10/04/17)

10/4/17

Galicia, donde las mujeres dan misa

"Cristina Moreira se autoproclamó el pasado año “la primera mujer cura de España”. Ordenada presbítero junto a otras seis compañeras en el río Danubio, “que no es diócesis de nadie”, oficia misa cada domingo, o así le llama ella, en la comunidad Home Novo, en la plaza de Recife de A Coruña.

 Lo supiera o no el Arzobispado, solo fue después de que apareciera en la prensa haciendo gala de hábitos y celebraciones que la desautorizó. Pero Moreira no es la única. En muchas aldeas gallegas, principalmente de Lugo, la escasez de curas les obliga a recurrir a feligreses para suplirles. También a feligresas.

Allí donde hay muchas más parroquias que curas, la Iglesia prevé como solución que vecinos sin sotana les sustituyan desde el púlpito. Puede ser un diácono o incluso un laico, que se guía por un manual titulado Celebración de la palabra en ausencia de presbítero. 

Lo han hecho desde hace décadas en ayuntamientos como Alfoz y O Valadouro, en el norte de Lugo. A menudo monjas, pero también feligresas como Carmen y Dora, que aceptan resignadas cumplir con el ritual, incluido el reparto de pan y vino que han recibido la bendición previa del sacerdote. Un servicio eclesiástico como otro cualquiera, excepto por la imposibilidad de confesar.

El caso de Moreira es distinto. No auxilia a un cura, sino que asegura celebrar misa, y hacerlo con el beneplácito de la Iglesia. “Las mujeres presbíteros estamos al margen pero somos casa común, no queremos salir de nuestra iglesia”.

 La mujer sacerdote de A Coruña oficia todo tipo de sacramentos, tanto eucaristía como confesión, y se presta incluso para matrimonios. Tocada con la estola, y con alba y casulla en las grandes ocasiones, Moreira se declara “cura”. 

 “Oficialmente las mujeres no podemos serlo, no se nos autoriza, pero es una injusticia. No hay argumentos teológicos que lo sostengan, son de tipo tradicional y patriarcal. Hubo unos obispos católicos que estuvieron de acuerdo con eso y ordenaron las primeras mujeres en el Danubio”, explicó en la entrevista en La Voz de Galicia que hizo reaccionar al Arzobispado.

Esas mujeres a las que alude la autoproclamada cura forman parte de la Asociación de Mujeres Sacerdotes Católico Romanas (ARCWP, en sus siglas en inglés), un colectivo que promueve la igualdad de derechos de hombres y mujeres dentro de la Iglesia Católica. En 2002, Cristina y otras seis mujeres se ordenaron en el Danubio.

 “Las diócesis funcionan territorialmente, pero el río Danubio no es territorio de ningún obispo”, explica. Las ordenaciones las hizo un obispo varón, por lo que ellas consideran que se ha respetado la sucesión apostólica.

No parece que ese argumento convenza a la curia. Cristina fue excomulgada, y ahora que sus ceremonias de los domingos han salido a la luz, el Arzobispado ha reaccionado con un comunicado en el que afirma que “la Iglesia es un Misterio de comunión por voluntad del Padre, realizado en la Misión del Hijo y actualizado por el la Acción del Espíritu Santo”. Lo que le hacer concluir: “La presidencia de la celebración sacramental no es, pues, un ministerio que Cristo haya entregado a las mujeres”.

El Arzobispado recuerda que Juan Pablo II “descartó toda posibilidad de debate” dentro de la Iglesia sobre la posibilidad de aceptar el sacerdocio femenino, al señalar que las mujeres “no pueden ser sacerdotes porque el mismo Cristo, que instituyó el Sacramento, determinó que fueran varones quienes ejerzan este ministerio”. 

Para los responsables de la archidiócesis de Santiago, eso no significa “que la mujer no sea una parte fundamental en una Iglesia, toda ella ministerial en virtud del sacramento del bautismo”. “Basados en estas consideraciones, la ordenación de esa Señora es ilícita e inválida, por lo que ni ella ni los fieles que la siguen celebran válidamente los sacramentos ni están en comunión con la Iglesia católica”.

La curia acepta en cambio otra situación que está dando a las mujeres en muchas aldeas de Galicia el protagonismo que demanda un importante sector de la Iglesia. Se trata de la celebración de la palabra, o lo que es lo mismo, la sustitución por parte de feligreses o religiosos de cualquier sexo de curas que no pueden atender todas sus parroquias. 

Y si hay un lugar con más iglesias que curas, ese es Galicia, especialmente en las zonas más rurales, donde en ocasiones un mismo sacerdote tiene que atender hasta 10 o 12 parroquias. Como es imposible multiplicarse por 12 en la mañana de un domingo, desde hace décadas recurren a vecinos o a monjas para que les ayuden.

En la provincia de Lugo, las hermanas de los Hijos de la Virgen de los Dolores lo hacen desde hace décadas. Y es un secreto a voces que en la aldea lucense de Frexulfe, decenas de vecinos escuchan cada semana la homilía de Carmen Mandiá, una vecina próxima a los 70 que sustituye a José Antonio Llenderrozos, el cura titular de esa iglesia del ayuntamiento de O Valadouro. 

Lo hace todo igual que el sacerdote, salvo la consagración y el reparto de la hostia, que va en mano, porque a Carmen le daba demasiado respeto metérsela a la gente en la boca por temor a que acabase en el suelo.

Al cura José Antonio también le auxilia desde hace tres años Antonio Jesús Lorenzo, más conocido como Cachín, vigilante forestal y miembro de un grupo cómico muy aplaudido en la comarca llamado Trípode. 

Se alterna con el cura: un domingo cada uno, Cachín, siempre con el libro Celebración de la palabra en ausencia de presbítero como guía, dirige las oraciones, lee la homilía y reparte las obleas consagradas por Llenderrozos. Pero Cachín ya no está solo. En los últimos meses también ejerce de cura Dora, otra mujer.

 Muy cerca de allí, en O Valadouro, las monjas de la Virgen de los Dolores sustituyen al sacerdote desde hace décadas. El actual, Fernando Monterroso, se auxilia preferentemente en las religiosas María y Eloína, que empezaron ayudando en tres parroquias y ya ofician en seis, con un centenar largo de fieles.

Monjas, feligresas y la desautorizada cura de A Coruña reabren el debate del papel de la mujer en la Iglesia. Esta última no duda en calificarse de pionera. “Tenemos que abrir caminos aunque no sean legales, como hicieron las sufragistas”, reclama. “Somos hijas de Dios, no sobrinas ni primas. No puedo apoyar ser cristiana de segunda categoría, con mi conciencia no va, ni tampoco con el mensaje de Jesús”.                    (Pablo López, El confidencial, 19/03/17)

7/4/17

"A cultura rural foi a que nos alimentou, a que mantivo viva Galicia"

"(...) A Fundación TIC da Deputación gravará entrevistas que a URG fará pola provincia a persoas que viven e traballan no rural, para despois difundilas a través da web. Álvaro Santos, Deputado de Relacións Institucionais do ente provincial, salientou que “o mundo rural é o piar fundamental da nosa esencia como pobo e debemos traballar entre todos -administracións, tecido asociativo e sociedade en xeral- non só para recuperalo e conservalo, senón tamén para xerar iniciativas innovadoras e de futuro que asenten poboación”.

O presidente da URG, Alfonso Blanco Torrado, párroco en Guitiriz e fundador e coordinador da Asociación Cultural Xermolos, explica para Praza.gal que o obxectivo desta iniciativa é "construír un un arquivo de xente que está recuperando o mundo rural, tanto persoas como entidades e colectivos, un conxunto de vídeos para conservar a súa voz e o seu saber e que se poida ver e recuperar dentro de anos ou décadas, en calquera momento". 

"No rural hai sabedores e sabedoras, artesáns que aínda manteñen vivo un oficio que corre o risco de morrer. Hai tamén dinamizadores e recuperadores que tratan de abrir novas opcións no mundo rural", di.

"Queremos que estes vídeos sexan un motivo de orgullo para a xente que vive no rural, e que tamén ensinen cousas á xente que vive noutros ámbitos: os oficios, a literatura oral, a ciencia e a tecnoloxía que sempre existiron no rural, a defensa da natureza, a conservación do monte galego e das árbores autóctonas, a gastronomía e a alimentación sa que recibimos dos nosos avós e avoas", sinala. "Sempre digo que as nosas cidades, grazas a deus, manteñen un pouso rural. Non hai fendas entre o rural e o urbano, porque en Galicia somos o mesmo", destaca.

"A cultura rural foi a que nos alimentou, a que mantivo viva a Galicia. E non me refiro só á alimentación física. A cultura verdadeira de Galicia está no mundo rural, foron os labregos e labregas os que conservaron a nosa fala", salienta. Blanco Torrado chama a non perder o modo de vida comunitario que é propio do rural: "No rural sempre houbo uns traballos, uns xeitos de diversión e unha vida en común, en colectivo. Todos dependiamos os uns dos outros. Iso é algo que non se ten que perder, porque nos necesitamos, porque temos que conservar un patrimonio que é de todas e de todos". 

Finalmente demanda maior implicación das distintas administracións para investir na zona rural e dotala de servizos dignos, que permitan unha vida cómoda aos seus habitantes, fixando poboación e loitando contra o abandono da mocidade e o envellecemento destas zonas: "Estamos un pouco illados, non temos a posibilidade de levar unha vida cómoda.

 Non só pola falta de infraestruturas de comunicación, senón tamén por eivas que temos no ensino, na saúde. E todo iso hai que potencialo", di. "Parece que é máis caro dar estes servizos no rural que onde hai máis densidade de poboación pero o futuro da vida no rural depende disto. E nisto as administracións teñen que facer un esforzo grande", conclúe, engadindo que "as administracións deben apoiar tamén aqueles colectivos que con moito esforzo manteñen vivo o espírito da nosa cultura", 

A Universidade Rural Galega

A URG está composta na actualidade por unha trintena de asociacións de toda Galicia, aínda que a gran maioría son da provincia de Lugo, onde naceu esta iniciativa. A estas organizacións úneas a súa preocupación polo risco e desaparecer que corre a achega que o rural ten feito á cultura e á vida en xeral. 

Ademais, teñen en común a súa aposta pola recollida, coidado e preservación de todo patrimonio etnográfico galego e polo desenvolvemento de proxectos reais e innovadores para manter no futuro un mundo rural vivo.

A URG divide as súas actividades en tres apartados: Os Sabedores da Cultura, no que inclúen os testemuños de persoas que saben ou traballan nalgún oficio ou costume tradicional galego; Conservación e Recuperación da Cultura, con persoas ou grupos que están traballando no eido da conservación e recuperación de usos e costumes; e Proxectos de Desenvolvemento, con aqueles que, desde o rural, están levando a cabo proxectos de desenvolvemento cunha base económica, como a agricultura ou os oficios.

 Ademais, a URG conta cun fondo documental bibliográfico no que se recollen recursos espallados por domicilios privados e asociacións, entre eles, todo tipo de libros, documentos, soportes musicais, carpetas de traballo ou bosquexos que non se atopan nas bibliotecas ou na Internet."                 (Praza Pública, 31/03/17)

6/4/17

O país onde un de cada tres contratos laborais dura menos dunha semana

"Levamos varios anos batendo récords en Galiza no que respecta a número de contratos asinados. Mesmo durante os anos máis duros da crise, con destrución de emprego, aumentaban as estatísticas de contratos que se rubricaban no noso país. Así, se ben entre 2009 e 2011 descendeu a cifra de contratos, a partir dese ano comezou a aumentar embora seguirse a se destruír emprego. O motivo, a temporalidade.

No 2016 asináronse perto de 942.500 contratos en Galiza. Menios de 5% dos mesmos era indefinidos: 42.250. A inmensa maioría foron contratos temporais, 897.205, 95% do total. E neste grupo, o maior volume corresponde aos contratos de menos dunha semana. 

Un total de 311.030 eran dese período de duración, o que supón 33%. No ano 2009 os contratos que duraban menos dunha semana eran menos de 13% do total.

De lle engadir a eses 311.000 contratos de menos dunha semana os perto de 100.000 contratos cuxa duración non sobrepasa o mes teriamos que perto de 50% das contratas laborais que se asinaron durante o ano pasado foron por menos de 30 días de duración.E hai 32% de contratos indeterminados (moi comúns en contrato por obra ou entre os eventuais por circunstancias da produción).

De feito, só 17% dos contratos nese ano tiveron unha duración de entre 1 e 6  meses, mentres que 2% foron de 6 meses a 1 ano e só 0,3% serán para máis dun ano de duración. "           (Sermos Galiza, 13/03/17)

5/4/17

El caro despido de su secretario pone el último clavo en el ataúd de la patronal gallega. Cousas veredes... la patronal sin un duro, esto sólo pasa en Galicia

"Dividida por las escisiones y lastrada por las deudas, la patronal gallega ha encontrado en un despido uno de sus escollos más acuciantes.

 En octubre del pasado año, prescindió de los servicios de su secretario general, Fausto Santamarina, cuyo salario anual se situaba por encima de los 100.000 euros. Pretendía hacerlo por 80.000 euros, pero la cantidad final triplicará como mínimo esa suma. 

Es tanto como la quinta parte de la cantidad que recibirá por la hipoteca de su lujosa sede, una operación que se consideraba clave para la supervivencia de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), lo que proyecta nuevas sombras sobre el futuro de la veterana entidad.

Santamaría llevaba 30 años trabajando en la CEG, 16 de ellos como secretario general. Sobrevivió por lo tanto en el cargo a varios presidentes, tanto del polo de A Coruña como del de Vigo, los dos grandes ejes que se disputan históricamente la hegemonía de la patronal de forma por lo general poco pacífica. Pero él no solo consolidó su cargo con unos y otros, sino que lo convirtió en una auténtica extravagancia de hasta 130.000 euros en plena época de recortes, un 60% más de lo que cobraba el propio presidente de la Xunta.

 El despido del ya ex secretario general era uno de los capítulos más espinosos de todos los planes de viabilidad que se plantearon en los últimos años para hacer frente a la crisis de la CEG. El pasado año, tras el breve mandato del orensano Antonio Dieter Moure, el comité ejecutivo formado por los cuatro vicepresidentes dio el paso de despedir a Santamarina. No lo había logrado Moure, que perdió sus apoyos precisamente por sus indecisiones a la hora de aplicar el plan de viabilidad.

Ese plan redujo a la mitad la plantilla de la confederación, que pasó de 20 a 10 trabajadores. En la lista de despedidos se encontraba el secretario general, al que se trató de poner en la calle con 83.000 euros, pero el despedido no aceptó esa cantidad, y la CEG asume ya que deberá pagarle al menos 200.000, pero el afectado reclama más de 260.000.

El nuevo presidente de la CEG, Antón Arias, negocia en la actualidad con tres extrabajadores despedidos para evitar llegar a juicio, entre ellos Santamarina, para lo que dispone de una partida de 400.000 euros. 

Por si fueran pocos problemas económicos, a esa cantidad debe sumar la devolución a la Xunta de 648.000 euros por irregularidades en el Plan Pexga, las oficinas en el exterior para ayudar a la internacionalización de empresas gallegas que el Gobierno gallego externalizó en su día a favor de la CEG, y que se convirtieron en un coladero de facturas presuntamente irregulares.

El derroche y las deudas

Entre esas facturas en discusión hay un viaje a Brasil para 24 personas que costó más de 80.000 euros, pero no es el único caso discutible. El Gobierno de Feijóo también discrepa de la imputación de 3.000 euros abonados en efectivo para el arreglo de la oficina de Argentina o un servicio de chófer por 1.694 euros para el expresidente Antonio Fontenla en México.

 El Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), brazo inversor de la Consellería de Industria, consideró la factura “excesiva” y “muy superior a los precios de mercado”, lo mismo que los más de 6.000 euros que costó un viaje encabezado por Fontenla a Moscú en 2011. La brecha hasta los 648.000 euros se completa con presuntas irregularidades en alquileres de locales, fianzas y recibos que para el Igape no entran dentro del convenio.

De momento, la patronal gallega sobrevive gracias a un crédito de 600.000 euros concedido el pasado verano por Abanca y avalado por la Xunta con cargo a futuras subvenciones. Una de las operaciones clave para garantizar el futuro de la entidad consiste en la financiación con 1,2 millones de euros de la hipoteca de su sede, un lujoso edificio en pleno casco histórico de Santiago que simboliza la época de vacas gordas, cuando Manuel Fraga hacía gala de una extrema generosidad hacia la entidad, entonces presidida por el exalcalde franquista de Vigo Antonio Ramilo.

 Esa operación, sin embargo, no acaba de concretarse, y cuando lo haga se verá afectada por ese despido del ex secretario general, que se llevará una buena parte de ese dinero."                    (El Confidencial, 31/03/17)

4/4/17

Feijóo ya puede beber Vega Sicilia: archivan la causa por sus regalos vinícolas

"Cuando el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, descorche una botella de Vega Sicilia en su casa, nadie podrá dudar de su integridad como político. El Tribunal Superior de Xustizia de Galicia no ve delito en la llegada durante años de lotes de este vino a su domicilio particular.

Estas cajas, regalo navideño del empresario Raúl López, son consideradas por el tribunal regalos "de ínfimo valor" que no representan "un comportamiento sujeto a reprobación social". Por tanto, no pueden considerarse un delito de cohecho, como así lo estimó la jueza instructura. 

Además, el TSXG destaca que la recepción de los regalos no es susceptible "de ser indiciariamente tenido como delictivo" ya que se enviaron a varias personas más.

Por otro lado, la resolución judicial explica que las fechas en las que se efectuaron estos regalos, entre 2008 y 2013, fue anterior a la entrada en vigor del Código Ético Institucional de la Xunta de Galicia, a través del cual se regula la aceptación de cualquier obsequio.

Según figura en los informes de la Agencia Tributaria, el presidente gallego recibía estos regalos navideños de parte del dueño de Monbus, Raúl López, investigado por la justicia tras haber diseñado, supuestamente, "un completo entramado para beneficiar a su grupo, aprovechando sus relaciones a alto nivel político y empresarial".

 La jueza de Instrucción número 1 de Lugo elevó una pieza al TSXG para que decidiese si había o no causa contra Feijóo por este hecho, dada su condición de aforado.

Además de a Feijóo, la causa afecta a su número dos, el vicepresidente de la Xunta Alfonso Rueda Valenzuela. La resolución no es firme, y contra la misma cabe interponer recurso de súplica."           (El Confidencial, 28/03/17)

3/4/17

Falece Paco Souto, percebeiro, poeta e concelleiro do BNG, mentres faenaba en Razo

"vivo nun país de marea baixa
entre argazos e agullas de coral
construímos a ilusión do solpor
mentres
o sol debruza con quietude
os seus pés
na lagoa da tarde
de enchermos a lúa
o noso país cativo
afogaría en sal océana
apenas é un baixo a romper
a pedra azul das augas
un salseiro de cobalto
sen terra para a labranza
sen augas de beber
sen respiro apenas"

'Metamorfose'. Paco Souto

  
 O mar levou na mañá desta quinta feira, 30 demarzo, a Paco Souto (A Coruña, 1962) , percebeiro, poeta e concelleiro do BNG en Malpica, unha das persoas que máis o amou. Souto estaba faenando na zona de Razo, Carballo, canda outros percebeiros.

 Tres deles tiveron que ser rescatados. A morte de Paco Souto tinxiu de dor Malpica e A Costa da Morte, onde era coñecido e apreciado polo seu labor en eidos como o activismo, nomeadamente á fronte da asociación Caldeirón


 O alcalde de Malpica xa anunciou que suspendía o pleno previsto para esta quinta feira. Porén, a corporación reunirase para mostrar as súas condolencias polo falecemento do concelleiro nacionalista.
Desde o BNG amosaron o pesar pola morte do seu compañeiro e transmitiron condolencias a familiares e amigos. “Con todos e todas nós quedan para sempre a súa escritura, os seus recitais, a súa acción política e social, o seu compromiso co este país e coa súa xente.

 Sempre será lembrado pola súa calidade humana, polo seu facer literario, pola súa entrega ao mundo do mar e polo seu profundo compromiso político na defensa de Galiza”, expresan nun comunicado. "Unha das voces máis xenerosas de toda a Costa da Morte sempre ao lado das causas boas e xustas".


Paco Souto foi coeditor de Edicións do Dragón e da colección Letras de Cal. Participou en varias exposicións colectivas, colaborando tamén en obras teatrais. Foi presidente da asociación de mariscadores e da asociación Caldeirón. Entre as súas obras, ‘Fado’, ‘As árvores do incesto’ ou ‘Crebar cristais coa lingua’. Na súa implicación social tamén destacou no movemento antimilitarista, conde foi un dos responsábeis da revista AR!

Non foi Paco Souto o único traballador que este 30 de marzo deixou a vida en Galiza nun accidente laboral. Un operario morreu na mañá desta quinta feira após caerlle unha pedra enriba mentres traballaba nunhas vivendas en construción en Ponteareas."                (Sermos Galiza, 30/03/17)

31/3/17

99 anos da 'Revolta das Pedradas' en Narón

"O 13 de marzo de 2018 será o centenario da chamada Revolta de Sedes ou Revolta das Pedradas, un movemento de protesta social que comezou uns días antes en Xuvia (Narón) e que desde alí se estendeu a varios concellos da comarca de Ferrolterra e outras zonas limítrofes e que nesa data acabou con 6 labregos mortos a mans da Garda Civil. 

 Este domingo constituíuse na parroquia naronesa de Sedes a comisión organizadora dos actos do centenario. Na primeira xuntanza representantes dunha decena de entidades da comarca, así como persoas que acudiron a título individual, expresaron o seu apoio a esta iniciativa, co compromiso de traballar ao longo dos próximos meses na concreción dun programa de actos contra aquelas datas. Nunha moción, que será debatida no pleno municipal ordinario deste mes de marzo, o BNG solicita que o Concello e todos os grupos políticos se sumen á comisión.

Segundo explica a agrupación local do BNG, os motivos do inicio das protestas, ao redor do 8 de marzo, foron varios, "mais os abusos que naquela altura se cometían sobre os labregos da zona, unidos á escaseza de trigo e á desproporcionada carestía de vida, provocaron que a lapa prendese rapidamente".

 A revolta labrega foi en aumento, con accións de boicot á entrada de mercadorías a Ferrol e co o corte do tráfico ferroviario; a ela sumáronse tamén folgas obreiras, nomeadamente nos estaleiros, e manifestacións de traballadores e traballadoras de varias fábricas da comarca. Entre elas, destacou a decidida actuación das traballadoras da fábrica téxtil de Xuvia, que protestaban pola perigosidade do seu labor, as malas condicións laborais e os seus baixos salarios. 

Era o 13 de marzo, día de Santa Lucía, data na que na Feira do Trece, en Sedes, se celebraba o meirande encontro anual de tratantes de gando da comarca. Segundo destaca o Concello de Narón na súa web, "a publicación polo Concello das listas de reparticións da contribución dos consumos provocaron protestas pola súa arbitrariedade. 

Esta era tal que se permitía que un adiñeirado concelleiro, José Pazos Freire, comerciante de ultramarinos e estanco pagase ese ano 1,92 pesetas de contribución mentres que un humilde campesiño, Ramón López Pita pagase polo mesmo concepto 110 pesetas".

A protesta comezou nunha tenda propiedade dun concelleiro. As balas da Garda Civil mataron a seis campesiños, sendo detidos moitos. Os traballadores do estaleiro de Ferrol convocaron unha gran manifestación que se dirixiu dende a cidade naval ata Sedes. A Revista Nós recolleu e denunciou os feitos no seu momento. As autoridades decidiron o envío de tropas e a súa distribución polas prazas. As protestas continuaron varios días, ata o 16 de marzo.

Na súa moción, o BNG de Narón salienta que "estes acontecementos, que deixaron unha fonda pegada nas xentes da zona, non son hoxe todo o coñecidos e recoñecidos que deberan. En ningunha outra zona do país se manifestaron con tanta crueza os conflitos sociais dunha época convulsa nun contexto de Guerra Mundial".

 "Cremos que estes sucesos deben de ter o mesmo recoñecemento que os ocorridos en Sofán, Oseira ou Nebra no principio do século XX, dos que xa se teñen feito multitude de estudos e que gozan dun recoñecemento como capítulos sobranceiros da nosa Historia", sinalan, concluíndo que "a recuperación deste capítulo da nosa historia e a homenaxe ás vítimas que perderon a vida naqueles sucesos teñen que concitar non só o apoio social, senón tamén a implicación institucional necesaria para que a memoria histórica do pobo naronés non caia no esquecemento e as xeracións presentes e futuras deste concello coñezan os episodios máis importantes da terra que habitan".     (Praza Pública, 13/03/17)

30/3/17

Pescanova intenta remontar tras falsear las cuentas con la complicidad de políticos, banqueros y prensa

"De historias de hijos que arruinan los negocios familiares están las hemerotecas llenas. La de Pescanova, una transnacional que faena en mares de los cinco continentes y logró engañar a un centenar de bancos antes de ir a la quiebra en 2013 es mucho más que eso.

El gigante alimentario pudo sobrevivir a aquello con respiración asistida: la banca acreedora tuvo que perdonar 2.000 millones de deuda en medio de una batalla por el control que se perpetúa en los juzgados y fuera de ellos.

 La sociedad, que ha tenido que cambiar la imagen corporativa, el consejo de administración y los principales directivos, sigue empleando a 12.000 personas en 27 países a través de su red de filiales. Pero el prestigio de una de las mayores compañías de congelado del mundo está hecho trizas tras décadas de corrupción, cuentas falseadas y desvío de dinero a paraísos fiscales que dirime desde 2013 la Audiencia Nacional.



Un dato para medir la magnitud del escándalo: la primera fianza para sus antiguos gestores fue de 1.200 millones de euros. El pleito acumula cuatro años de instrucción y todavía no se vislumbra la fecha del juicio.

Por primera vez en sus 56 años de vida de la empresa, los 700 empleados de la sede en Vigo han parado la producción este mes con dos huelgas que reclaman un convenio digno a la nueva propiedad. Pescanova, que el año pasado situó a los mandos del negocio a un gestor llegado de Campofrío, Ignacio González Hernández, ha declarado pérdidas por 36 millones en 2016 aunque su plan de viabilidad confía en cerrar 2018 con números negros. Ahí debe empezar la remontada para dejar atrás años de desventuras de su expresidente.

Manuel Fernández de Sousa-Faro (Mérida, 1951), todopoderoso mandamás durante tres décadas, es el último héroe empresarial caído en Galicia arrastrado por un gigantesco escándalo de saqueo y fraude contable, incluidos varios intentos suyos y de su familia de sacar dinero fuera de España.

Su padre, Pepe Fernández, lucense y emprendedor en los años de penurias de la posguerra que hizo dinero con el transporte de congelados por carretera, le había legado algo más que una empresa boyante. Ideó un negocio nunca visto: instalar congeladores en los barcos que permitiesen pescar durante meses a miles de millas de tierra firme.

Con semejante invento y tras asociarse a un abogado mercantil de Vigo, Agustín Paz Andrade, alumbró una multinacional que empezó a explotar ya en la década de los sesenta los mares de Brasil, Argentina y Uruguay. Jesús Fernández ya había mostrado su intuición para los negocios años antes al fundar Zeltia, hoy Pharmamar, un laboratorio farmacéutico que hizo fortuna con sus patentes en los años 40.

Cuando llegó el momento de la sucesión familiar, Pescanova cayó en manos de Manuel, que asumió la presidencia en 1980, sin cumplir siquiera los 30 años. Zeltia la heredó su hermano José María. Durante un tiempo tuvieron tratos empresariales pero varios encontronazos rompieron la relación fraternal para siempre.

La segunda generación de la saga familiar sacó Pescanova a Bolsa, conservó la ambición del padre fundador y sumó la extraordinaria habilidad de Manuel Fernández de Sousa para relacionarse con los poderes fácticos: la política, los bancos y la prensa comieron de su mano hasta el último día en que el castillo de naipes se vino abajo en febrero de 2013.

Amigos banqueros

Gracias a su amistad con  José Luis Méndez, sempiterno director general de Caixa Galicia, otro de los señores del dinero caído en desgracia, obtuvo crédito fácil durante los felices noventa para su expansión empresarial. Y cuando el capital foráneo hizo peligrar el control de la sociedad a finales del siglo XX, ahí estuvo el Gobierno de Manuel Fraga para extender la chequera: 12 millones de euros en ayudas públicas para blindar a uno de los suyos.

Amigo personal de Fraga y socio de una familia de intelectuales republicanos como eran los Fernández Paz, Sousa fue capaz de tejer contactos para explotar los caladeros de la Sudáfrica del apartheid al tiempo que sellaba acuerdos pesqueros con los gobiernos africanistas de Angola y Mozambique. También pactó con la Nicaragua sandinista.

Los medios de comunicación –donde invertía cientos de millones de pesetas en campañas de publicidad (la más famosa, la del capitán Pescanova)– nunca hicieron demasiado por husmear en la trastienda de la empresa. La prensa gallega cayó rendida cada vez que Pescanova presentaba sus resultados o anunciaba algún nuevo proyecto estratégico. Sousa recibía premios institucionales y se había erigido en uno de los pilares de ese régimen político que algunos llamaron fraguismo. Los pocos medios que decidieron vigilar sus negocios pagaron las consecuencias.

Como una televisión nacional, donde aún se recuerda la respuesta de Fernández de Sousa en el año 2000 a un reportaje en el que varios científicos demostraban que sus palitos de marisco apenas contenían marisco: Pescanova amenazó con retirar toda la publicidad de la cadena y el resultado fue un contra-reportaje que recomendaba el consumo de congelados como alternativa a la carne en plena crisis de las vacas locas.

Con crédito fácil de los bancos, amigos en las administraciones y gobiernos de medio mundo y total impunidad mediática, afloró la personalidad autoritaria de Fernández de Sousa. Un directivo que le acompañó durante años recuerda cómo sus jefes de área le trataban de usted y entraban en su despacho con las piernas temblorosas a someterse a sus gritos.

"Podía llamarte 30 veces al día si se empeñaba en algo, daba igual que fuesen noches o fines de semana. Vivía para el trabajo y siempre manejó la sociedad como su cortijo, por mucho que fuera una empresa cotizada", recuerda este alto cargo que le acompañó durante años.

En la cerrada atmósfera de la élite empresarial explotó su inmunidad hasta el punto de levantar un puerto deportivo repleto de ilegalidades a los pies de una playa con el único permiso del entonces presidente de la autoridad portuaria en Vigo, Julio Pedrosa, militante del PP y una de esas autoridades con las que el señor de Pescanova alternaba en las cenas de la alta sociedad local.

En vísperas de las elecciones gallegas de 2009 Fernández de Sousa decidió cambiar de estrategia para dejar de influir directamente en los políticos y hacerlo sobre los votantes. Mandó una carta al diario La Voz de Galicia pidiendo el apoyo para el Partido Popular y amenazando con abandonar inversiones en Galicia si repetía el Gobierno de PSOE y BNG que presidió Emilio Pérez Touriño.

El pecado de Touriño había sido impedir a Pescanova levantar una piscifactoría en Cabo Touriñán (Muxía) en plena Costa da Morte sobre un terreno protegido por la red natura.

El rodaballo de la discordia

La coalición de socialistas y nacionalistas ofreció otras ubicaciones lejos pero el primer ejecutivo de Pescanova acusó a aquel Gobierno de querer convertir el paraje natural "en un merendero de Nunca Mais". La prensa gallega respondió con publirreportajes sobre la planta de rodaballo que la multinacional había levantado en Mira (Portugal) destacando cómo había mejorado la vida de los vecinos al otro lado de la frontera.

Las granjas acuícolas de Mira resultaron una de las inversiones más ruinosas de la compañía, los peces se murieron, pero Pescanova intentó como pudo camuflar las pérdidas (70 millones de euros) ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores. No era la primera vez que recurría al maquillaje. Ni tampoco sería la última.

La huida hacia adelante concluyó en febrero de 2013: la compañía comunicó a la CNMV que no podría presentar las cuentas del ejercicio anterior. En las semanas siguientes afloró el descomunal agujero contable en sus presupuestos. Los mismos que hasta entonces había validado sin reparos BDO Auditores: 32 millones de beneficios en 2009, 36,2 un año más tarde, 50 en el ejercicio 2011 y 24,9 durante los tres primeros trimestres de 2012.

El balance ocultaba nada menos que 2.000 millones de euros en deudas financieras con un centenar de bancos. Y Caixa Galicia, intervenida de facto por el Banco de España y en medio de un proceso de fusión con Caixanova, ya no estaba ahí para salir en su auxilio con los créditos dudosos de otras veces. Según certificó KMPG, el boquete real era de 3.280 millones de euros, muy lejos de los mil que registraba la contabilidad oficial.

En marzo de 2013 las cosas empezaron a ponerse feas de verdad y el propio Sousa recurrió a sus viejos métodos. Se ocupó personalmente de presionar para que un proveedor informático de Pescanova despidiese al marido de una periodista del diario Expansión que estaba escribiendo artículos muy críticos con su gestión. El episodio se saldó con un comunicado crítico del Colexio de Xornalistas de Galicia.

Pero para entonces los titulares de prensa eran ya el menor de los problemas para el presidente de Pescanova. La investigación de la Audiencia Nacional reveló un carrusel de facturas falsas entre filiales y empresas pantalla. La facturación del grupo también era mentira. Diez mil pequeños accionistas se vieron atrapados con unas participaciones que no valían nada y que compraron basándose en la propaganda que el grupo enviaba a los medios.

Los miembros del consejo de administración se enzarzaron entonces en una batalla por quedarse los restos, y los enemigos internos de Fernández de Sousa (la familia Carceller, propietaria de Damm) aprovecharon para asaltar el poder. Sin éxito. 

Huida hacia delante

Nada de esto pilló por sorpresa al magnate de los congelados. Él mismo Sousa lo dejó por escrito en su correspondencia con una amiga y confidente. No solo le confesó mientras su imperio se desmoronaba que intentaba vender por la puerta de atrás el 7% de sus acciones para salvar parte de su capital. En esos cruces de emails que aireó Interviú expresaba su temor a acabar en la cárcel.

Así consta en una de las cartas que remitió a su confesora el 14 de octubre de 2013, tres meses después de dimitir y solo un día antes de comparecer ante la Audiencia Nacional, desde su teléfono móvil: "Este será mi último mensaje en caso de que mañana dicten auto de prisión para mí. 

No tendré teléfono ni ningún otro medio electrónico, así que no volverás a tener noticias mías hasta que salga de prisión. Hoy borraré tu dirección de mi ordenador y Blackberry. Si salgo de este trance, te llamaré desde algún teléfono portugués".

El empresario salió del trance y evitó la cárcel pero en sus siete horas de declaración ante el juez Pablo Ruz  no aclaró el origen del quebranto patrimonial ni del maquillaje de sus números. Sí aseguró que tanto la banca como la empresa auditora estaban al tanto de sus manejos.

La filtración de esos mensajes íntimos evidencia que hasta los más cercanos han abandonado a quien fue un empresario modelo. Su esposa, María Rosario Andrade, también está imputada por tratar de desviar a una cuenta de Hong Kong cuatro millones de euros.

Hoy Fernández Sousa no es ni sombra de lo que fue. Las revelaciones del sumario lo han vuelto de carne y hueso. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia le ha obligado a derribar parte de su puerto deportivo edificado en la orilla de la Ría de Vigo. Su rocambolesca demanda a Pescanova por despido improcedente –en la que reclamaba 600.000 euros por ser apartado de la gestión– recibió una reprimenda del juzgado mercantil.

Entretanto, la nueva Pescanova capitaneada por un consorcio de bancos (Abanca, la entidad que salió de la fusión de las cajas gallegas, Caixabank, Sabadell, Bankia, BBVA, Popular y UBI Banca) que controlan el 62% de la compañía tras condonar 2.000 millones, intenta salir a flote.

El 20% de la nueva sociedad sigue en manos de los viejos accionistas, que el miércoles decidieron impugnar la ampliación de capital de la matriz que pretende reducir su participación hasta el 3%. En ese pequeño grupo continúa Fernández de Sousa, apartado definitivamente del timón del emporio que heredó de su padre."                   (José Precedo  , eldiario.es, 26/03/2017