22/6/17

Cambio climático, eucalipto e política: leccións para Galicia no inferno de Pedrógão Grande

"Con seis grandes incendios aínda activos, máis de 2.000 persoas, uns 660 vehículos e algún medio aéreo traballando, Portugal continúa conmocionado logo de que as lapas en Pedrógão Grande matasen 63 persoas e deixasen máis de 130 feridos, ademais dunha enorme destrución, aldeas illadas e aínda varios desaparecidos.

O lixeiro descenso das temperaturas e as febles chuvias dan unha pequena -moi pequena- tregua a un país triste, impactado e en luto ante unha desgraza recorrente no medioambiental e material nos últimos anos pero que desta vez virou tamén nunha enorme traxedia humana.

Desde Galicia, as semellanzas climatolóxicas, na masa arbórea, na política forestal, no despoboamento rural e no teimudo problema co lume fan inevitable as comparanzas e a situación de alerta.

A combinación de aire e treboadas secas, temperaturas altas e vento forte provocaron a traxedia que comezou, segundo as primeiras investigacións, polo impacto dun raio nunha árbore. Non hai indicio ningún de que o incendio -como ocorre na inmensa maioría dos casos- fose provocado.

"As tormentas secas son algo moi normal; pode ser que chova a unha distancia de onde se producen ou mesmo que non caia auga ningunha", explica Carlos Balseiro, meteorólogo de 4gotas.com, que aclara que este fenómeno é "habitual" nesa zona de Portugal onde ocorreu, pero tamén "en Castilla ou Estremadura", en lugares "onde a humidade é moi baixa". É case imposible, no entanto, que algo así aconteza en Galicia. "É moi difícil que non chova arredor ou preto dunha treboada, mesmo en zonas de Ourense onde a humidade é menor, pero si é normal noutros lugares".

Os veciños afectados falan da incrible velocidade coa que avanzaba o lume e mesmo dun "ciclón" que os envolveu en cuestión de minutos e provocou que moitos quedasen atrapados ata atopar a morte. Balseiro, así como outros expertos, apuntan á posibilidade dunha tormenta ígnea que explicaría a enorme virulencia das lapas.

Xa que logo, un movemento en masa do aire resultante do lume, o que crea unha ignición de grande intensidade nunha área ampla. "É moi estraño que un fogo cun único foco acabe rodeando aldeas e estradas cando o vento tampouco era extremo e a súa dirección, malia algún refacho, era clara", explican desde 4gotas.

Que ocorre? O foco onde se provoca o incendio quenta o aire, que ascende axiña, ata que o aire frío de perto e a nivel do chan ocupa o baleiro que deixa o primeiro. Isto crea fortes ventos que ventilan as lapas, axítanas e achéganlle máis osíxeno, cuxo constante fluxo provoca temperaturas elevadísimas.

A maleza e a presenza de especies piróficas como o eucalipto provoca que as lapas medren axiña. Ao alcanzar o aire temperaturas de ata 800º, arbustos, vexetación seca e calquera cousa que estea a poucos metros deste lume pode entrar en combustión espontánea.

O vento, sen necesidade de ser moi forte, traslada as chispas e acábase creando un muro de lapas de elevada altura -poden superar os 500 metros- avanzando a enorme velocidade polos ventos creados, que poden alcanzar uns 120 quilómetros por hora. Isto explicaría a velocidade incrible que alcanzaron as lapas e a semellanza cun ciclón, segundo os veciños, e que acabou atrapando moitos en Pedrógão Grande.

Sexa como for, nada sería explicable sen esas elevadas temperaturas -propias do mes de agosto- e o tempo seco dos últimos meses. Cambio climático? "Ten que ver, sen dúbida; o cambio climático non é algo que afecte remotamente, é que afecta xa, témolo aquí e notámolo", di Carlos Balseiro, que advirte de que as estacións "vanse comprimindo", que a primavera e o outono van desaparecendo, que cada ano adiántanse máis as temperaturas máis altas e que hai menos chuvia e máis concentrada. Está a ocorrer agora. Aínda que aclara que non se poden facer previsións a meses vista, a tendencia fai pensar que este verán en Galicia será "máis cálido e máis seco".
A afectación do eucalipto

Por desgraza, a ameaza de grandes incendios afectando Galicia e Portugal seguirá aí. E o debate sobre a política forestal en ambos os dous países e a afectación da presenza masiva de monocultivos de eucaliptos e piñeiros, tamén. Pedrógão sitúase na rexión Pinhal Interior Norte, pero eses piñeiros que dan nome á zona xa non son maioría: a metade do territorio foi colonizado polo eucalipto, nunha situación homologable á de moitas outras comarcas de Galicia.

Óscar Antón Pérez, enxeñeiro técnico agrícola e experto no tema, aclara que "o monocultivo dunha especie considerada pirófica provoca que a propagación do lume sexa moito máis grande e rápida", pero aclara que é ese monocultivo "asociado á ausencia de coidados e podas na superficie rasa" é o que fai que se acumule "moita materia combustible". "Nese caso, a capacidade de parar un incendio vese afectada; nun espazo forestal pragado de especies que facilitan a ignición e está moi pouco coidado, o que hai é combustible", di.

Porque non todo é tan sinxelo. Tal e como lembraba en Praza.gal Juan Picos, profesor da Escola de Enxeñería Forestal de Pontevedra e antigo director da Asociación Galega Monte Industria, o laboratorio de Fogos Florestais da Universidade de Tras-Os-Montes e Alto Douro, en Portugal, fixera un estudo sobre o tema que concluíu que non había moita diferenza en canto a un ou outro tipo de masa forestal nos incendios. "Ao final, o parámetro fundamental é o meteorolóxico e ese estudo está centrado nunha área con circunstancias parecidas a Galicia.

Moitas veces confundimos a simple presenza de eucaliptos co abandono do monte", explicaba quen, no entanto, aclaraba que, obviamente, "se non se fai ningunha intervención e a zona se enche de matogueira, o eucalipto ten incidencia porque crea unha maior cantidade de sotobosque. O modo de xestión é o importante e a discusión non é se é por culpa dos eucaliptos ou non".

A cuestión, en Galicia e Portugal, vai moito máis aló. Tanto na rexión deste último e dramático incendio como noutros moitos, o despoboamento rural e o abandono teñen moito que ver. Moitísimo. "Un monte rural coidado, que non estea minusvalorado, cunha mínima planificación, con xente traballando e vivindo na zona... Pode arder proque hai desalmados, pero é moito máis difícil que pase e as consecuencias non serán as mesmas", engade Óscar Antón Pérez.

O caso é que a metade norte de Portugal é moi semellante en Galicia e hai "factores concorrentes" nos incendios e nas políticas forestais a unha e outra banda da raia. "Os dous países sufriron ditaduras ata hai relativamente pouco e as súas políticas forestais baseadas no aproveitamento curtopracista e no impulso do eucalipto, sen planificación a futuro e entregada a empresas", explica Pérez.

As críticas que agora xorden no país veciño son tamén recorrentes en Galicia por parte de expertos e colectivos que traballan na loita e na prevención dos incendios: falta de políticas estruturais a medio e longo prazo, ausencia de medios, expulsión da poboación do rural... Estar ao "urxente" e non preocuparse do "importante", como recriminaba Juan Picos á Xunta. Ou como avisou o propio Consello de Contas, cando advertiu que o Goberno galego incumpría o seu propio plan forestal ao gastar máis no lume que en ordenar o monte.

"A política forestal debe ser todo o ano e todos os anos; gástanse unha burrada de cartos en extinción e volve arder o monte; precísase unha planificación a longo prazo que non só busque o rendemento económico inmediato e que vaia incluído na dignificación do rural, na loita contra o despoboamento, na valoración do espazo, no garantir o nivel de vida e os ingresos económicos", di Pérez, que asegura que calquera medida ou decreto contra os incendios "non vai ter efecto nin no primeiro nin no cuarto ano, senón máis adiante, pero parece que importa máis non perder eleccións".

Con todo, Galicia, oeste de Asturias, parte de Zamora e norte de Portugal comparten unha serie de características comúns ao respecto dos incendios que as fai máis vulnerables. Hai unha conxunción e correlación entre o clima, a vexetación e a cultura do lume. A falta de políticas forestais estruturais a medio prazo, o despoboamento rural, a proliferación de especies como o eucalipto ou os efectos do cambio climático fan o resto. E os medios?
O Pladiga actualizarase antes de final de xuño

A día de hoxe, hai uns 3.000 profesionais despregados polo territorio galego "realizando labores de defensa e prevención de incendios forestais", tal e como aclara Medio Rural. Algo máis de 2.000 son propios da Xunta, máis de 800 dos concellos e menos de 60 do Estado.

Malia as elevadas temperaturas e a seca dos últimos meses, a actualización do Pladiga (Plan de Prevención e Defensa Contra os Incendios Forestais de Galicia) aínda non se aprobou e está previsto que se faga "antes de que remate este mes de xuño". Segundo a Consellería, o plan "está vixente durante todo o ano" e o que se fará agora é "actualizalo antes da tempada de alto risco, para que manteña a súa vixencia ata a vindeira campaña".

Porque Galicia non está en alto risco, segundo indica o propio Pladiga. Actualmente estamos "en época de risco medio". "A época de perigo alto é nos meses de xullo, agosto e setembro e pode ampliarse en función das condicións meteorolóxicas", indica Medio Rural. Será daquela cando, segundo aclara a Consellería, se "manterá o operativo humano de prevención e extinción dos últimos anos", composto por uns 5.700 efectivos da Xunta, reforzados por persoal do Ministerio, do Exército e dos corpos e forzas de seguridade do Estado "ata completar un dispositivo de máis de 7.000 efectivos".

Ademais, contarase con arredor dunha trintena de medios aéreos –entre os propios da Xunta e os que achega o Estado– e 360 motobombas da Xunta, dos concellos e dos parques de bombeiros, aos que se engadirán cisternas, pas e outros vehículos.

Pero desde a parte dos traballadores, as queixas pola precariedade e a falta de medios, especialmente nas épocas de risco baixo malia a desestacionalización dos incendios, son constantes. Tal e como lembran varios colectivos e sindicatos, o Servizo Público de Prevención e Defensa Contra Incendios Forestais da Xunta de Galicia (Spdcif) queda en situación máis precaria a partir de decembro.

Máis de 620 dos seus traballadores son cesados o 30 de novembro ao expirar o tipo de contrato que Medio Rural lles estipula un ano antes. Xa antes, coa fin de verán, outros 436 profesionais cesan no seu posto ao rematar o seu período contractual de tres meses.

Máis de 1.000 brigadistas de medios propios da Xunta dun total de máis de 2.400 en período de alto risco, polo que os equipos que ademais de extinguir tamén se ocupan da prevención quedan case na metada nunha época na que tampouco traballan as brigadas municipais ou os equipos de empresas como Natutecnia. Mesmo declarando un período de alto risco temporal por determinadas condicións meteorolóxicas, non todo o persoal de loita contra o lume se incorpora aos labores nos montes." (Miguel Pardo , Praza Pública, 17/06/17)

21/6/17

Así se libra la Xunta de informar del impacto en las listas de espera de los cierres de camas en verano

"La Xunta hace públicos los datos de las listas de espera quirúrgica y de consultas externas desde junio de 2005, información que comenzó a ser suministrada con regularidad en los meses de transición entre el Gobierno del PP de Manuel Fraga y el de la coalición de PSdeG y BNG. 

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) acudió con puntualidad cada tres meses a su cita con esta publicación hasta el año 2014, cuando decidió  separar los datos del hospital concertado POVISA, los más elevados, del cómputo general, haciendo imposible compararlos. Al año siguiente, en 2015, comenzó a aplicar un nuevo precepto legal que redujo a la mitad la información sobre las esperas en la sanidad pública y libra a la Xunta de hacer público el impacto de los cierres estivales de camas, un opaco procedimiento que en este 2017 se aplicará por tercer verano consecutivo.

La información trimestral de la lista de espera quirúrgica provocaba que en torno al mes de octubre de cada año el Sergas ofreciera los resultados del tercer trimestre del año, datados en el 30 de septiembre. Esa publicación disparaba en todos los casos el dato medio de espera para operarse en los hospitales públicos, ya que era producto de la reducción de actividad de los meses de verano. 

Así, por ejemplo, el primer dato correspondiente al tercer trimestre, en 2005, reflejó la espera media más alta de toda la serie, 137 días. En los nueve años en que fue revelado nunca descendió de los 90 días; los datos más bajos se registraron entre 2008 y 2009 (92 días) y en 2010 (90,7) y los últimos conocidos, 2012 y 2013, se acercaban a los 99 días de espera.




Con este telón de fondo la Xunta impulsó y sacó adelante en el Parlamento en el inicio de la pasada legislatura la ley de garantías de prestaciones sanitarias. Con esta norma, que además de facilitar el trasvase de pacientes del Sergas a la sanidad privada fija un límite máximo de 60 días para el acceso a una operación, el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo se autorizó a sí mismo a reducir la información pública sobre las listas de espera, que pasó de trimestral a semestral. 

Se trató, según el PP, de una decisión "valiente" para hacer "pasar a un segundo plano" el debate político sobre el asunto, que además vino acompañada de la eliminación de la web del Sergas de toda la información previa a 2014.

Aunque la ley entró en vigor en marzo de 2014 la Consellería de Sanidade no comenzó a aplicar el precepto sobre la información de las listas hasta marzo de 2015, cuando en vísperas de las elecciones municipales decidió no publicar el dato del primer trimestre del año

 La decisión ejecutada por la entonces conselleira, Rocío Mosquera, fue continuada por su sucesor, Jesús Vázquez Almuiña. Así, tanto en 2015 como en 2016 el pico estival de la espera desapareció de la estadística. Mientras, la inyección adicional de dinero anunciada por Feijóo en primavera de 2016 acercó el dato medio previo a las elecciones gallegas a los 60 días que marca la ley. El primero tras el proceso electoral ascendió levemente y quedó un poco por debajo de los 70.

Los cierres de 2017

Con estas condiciones el Sergas tiene ya en marcha el plan de cierres de camas para este verano. Después de que, en las últimas semanas, los sindicatos sanitarios hayan hecho públicas sus estimaciones, unos 1.000 cierres que supondrían mantener la cifra en máximos, el conselleiro aprovechaba una entrevista en la Cadena SER para explicar que el cierre afectará a "entre el 15% y el 20%" de las camas, lo que viene a confirmar los augurios sindicales -los datos más recientes indican que el Sergas dispone de unas 6.600 camas operativas-.

Mientras Almuiña reitera, como en años anteriores, que la cifra total de camas ya no es tan relevante como antaño -"son importantes en los hoteles y no tanto en los hospitales", había llegado a ilustrar el pasado verano-, la oposición parlamentaria censura que el conselleiro "tome por tonta" a la población, en palabras de la portavoz de En Marea en materia sanitaria, Eva Solla. Más allá de los "eufemismos", dice la parlamentaria, lo cierto es que la Xunta toma la decisión pese a "incumplir" el límite de 60 días que se impuso a sí misma. Las listas de espera acreditan, dice, que cerrar camas "es justo lo contrario de lo que se debería hacer".

En un sentido semejante el diputado del PSdeG Julio Torrado ha anunciado una interpelación a Almuiña para cuestionarlo sobre por qué "ponen en riesgo la atención hospitalaria" con unos cierres "letales en un sistema que de forma habitual está en situaciones límites". El Gobierno gallego, lamenta, "impone un modelo de sanidad cicatero, más barato, de mercadillo" y ve en el verano "una oportunidad para pagar menos" en vez de para reducir la espera. También el BNG, a través de Montse Prado, censura este cierre sin que siquiera Almuiña lo "haya explicado" o aclare por qué "no serán sustituidos muchos profesionales durante las vacaciones".                    (eldiario.es, 19/06/17)

20/6/17

Acoso y derribo a la funcionaria que perturbó al señor alcalde

"En sus 14 años de alcalde del PP en Palas de Rei (Lugo), al doctor Fernando Pensado ningún secretario municipal de los “siete u ocho” que pasaron por su Ayuntamiento le puso un solo reparo a sus decisiones. 

Tanto él, hoy teniente de alcalde, como su sucesor en el puesto de regidor, el policía local Pablo Taboada, también elegido bajo las siglas populares, desconocían incluso la existencia de esa figura hasta que en 2011 una mujer, Celia González, con 20 años de experiencia como secretaria-interventora, les planteó la primera pega por vía oficial a quienes hasta ese momento habían manejado los asuntos públicos sin ser incordiados.


Así lo reconocieron los dos políticos desde el banquillo de la Audiencia de Lugo que compartieron la pasada semana junto a otros nueve cargos y funcionarios, acusados por la fiscalía de acosar a González durante casi una década y prevaricar repetidamente para castigarla sin empleo y sueldo. 

Cuentan los acusados que la vida entre las paredes de la casa consistorial de Palas, de 3.500 habitantes, transcurría cuando llegó González en 2007 como en otros muchos ayuntamientos pequeños de España. 

Dotados de poco personal, las funciones de control encomendadas por el Estado al secretario municipal las solía ejercer, sin la habilitación legal necesaria, un administrativo de la máxima confianza del gobierno local, Carlos Ouro, juzgado ahora junto a sus jefes por supuestamente hostigar a González, usurpar sus funciones públicas y ocupar el cargo sin cumplir los requisitos. Pero el aterrizaje de la funcionaria denunciante lo cambió todo.

La fiscalía sostiene que primero Pensado y después Taboada, compinchados con otros trabajadores municipales, concejales populares y un cargo del Gobierno de Alberto Núñez Feijóo, desplegaron todo un arsenal de “maniobras” para someter a González a un “clima de tensión y estrés insostenible” y así “quitársela de en medio”

A diferencia de la funcionaria, Ouro “no ponía en entredicho la gestión de los fondos públicos” y su “fidelidad” era recompensada con una retribución “por encima de su categoría y cualificación profesional”, relata el ministerio público en su escrito de acusación, en el que pide para él cuatro años de prisión. La pena que afrontan Pensado y Taboada es de dos años de cárcel y 10 de inhabilitación, un castigo al que la acusación particular ejercida por la secretaria municipal pide añadir otros delitos como malversación de caudales públicos, amenazas y falsificación de documento público.

“Había mal ambiente pero no trato degradante [a la secretaria] delante de mí”, declaró Pensado sobre el infierno descrito por la fiscalía: los insultos de “mona” y “burra” que recibía a diario González, los encargos imposibles de cumplir, la documentación escondida, las suspensiones ilegales de empleo y sueldo, la negativa de los trabajadores a acatar “toda orden” o el destierro a una estancia sin ordenador e invadida por las cajas que recibió la única trabajadora que apoyaba a la secretaria. “Nunca lo hubiera consentido. 

En Palas tenemos un CIM [centro de información a la mujer] y fuimos pioneros en la tolerancia cero al maltrato”, prosiguió el exalcalde y actual número dos del gobierno local, sin que nadie hubiera mentado en la sala la violencia machista.

Celia González relató al tribunal durante cinco horas cómo tras negarse a firmar los "chanchullos" del gobierno local con las subvenciones y contrataciones públicas su jornada laboral se convirtió en un calvario de insultos, desplantes y difamaciones. 

 Desde que en 2011 Pensado cedió a Taboada el bastón de mando en Palas y optó por replegarse a la tenencia de alcaldía, el gobierno local le abrió a la secretaria municipal seis expedientes disciplinarios, anulados sucesivamente por los tribunales, que la han llegado a dejar sin sueldo ni Seguridad Social. “Yo tengo que defender los intereses del Ayuntamiento”, esgrimió el actual alcalde de Palas ante el tribunal. 

El gran pleno de castigo

El 30 de abril de 2013 Taboada convocó el gran pleno de castigo contra Celia González. Se sometía a votación su destitución y un concejal del PSOE leyó un escrito en el que advertía de la ilegalidad de la medida. El alcalde del PP y sus cinco concejales, todos ellos ahora acusados de prevaricación, obviaron el aviso -"que yo sepa no ese edil no es jurista", esgrimió el regidor en el juicio- y apelaron a un "informe" de la Xunta que avalaba el cese de la secretaria municipal.

El cargo autonómico que firmó aquel documento, el exdirector general de Administración Local Norberto Uzal, encausado también por prevaricación, defiende que lo que hizo fue responder a una consulta con una resolución no vinculante y, aunque admite que "es evidente que se hicieron las cosas mal", niega haber recibido órdenes de sus superiores en el Gobierno gallego para ayudar al PP de Palas a echar a González.

Los cuatro trabajadores municipales juzgados negaron que la secretaria-interventora fuera hostigada por exigir el cumplimiento de la legislación y atribuyeron los problemas con ella a su "carácter autoritario". 

"Día tras día tenía que ayudarle en labores básicas informáticas como cambiarle las pilas a un ratón", alegó el técnico de Urbanismo Juan Manuel Varela, asegurando que esta situación le impedía hacer sus tareas y le obligaba a ir a trabajar por las tardes y los fines de semana. "Tensionó mi vida profesional y personal. Era desquiciante". El juicio quedó el pasado viernes visto para sentencia."                   ( , El País, 19/06/17) 

19/6/17

O PP impide investigar os contratos de Villar Mir coa Xunta para non "destruír a democracia"

"Unha liña argumental prepondera sobre todas as demais do PPdeG no que atinxe aos casos de presunta corrupción que atinxen ao partido e, nomeademente, ao financiamento irregular que a Xustiza deu por certificado en casos aínda en andamento como o da caixa B ou Gürtel. 

A dirección dos populares galegos aposta, como na campaña das últimas eleccións galegas, por colocar unha barreira de contención política no Padornelo que este martes volveu tentar tender para rexeitar a comisión de investigacións sobre os contratos das empresas do Grupo Villar Mir que, ao fío das revelacións da Operación Lezo

En Marea e BNG propuxeron conxuntamente. Ao contrario do inicialmente esperado finalmente o PSdeG uniuse á petición do resto da esquerda, deixando os conservadores sós nun "non" que, proclaman, defenderon para non contribuíren a "destruír a democracia".

A elección da representante popular no debate amosou ás claras que, fronte ao declarado, o partido que sustenta o Goberno tampouco cinguiu este debate ao ámbito da industria e do futuro das concesións de Ferroglobe -antiga Ferroatlántica-.

Quen respondeu á investigación defendida por Luís Villares (En Marea) e Ana Pontón (BNG) non foi o voceiro, Pedro Puy, nin ningún dos membros do Grupo Popular que adoitan encargarse de asuntos económicos ou industriais.

Foi a vicevoceira, Paula Prado, para quen o feito de que o xuíz do caso Lezo "non solicitase á Xunta nin un só contrato" proba que a única ligazón do PPdeG coas presuntas irregularidades de Villar Mir son "as malintencionadas inxurias do señor Villares".

A irada intervención de Prado respondía aos discursos de Villares e Pontón, para quen a apertura dunha investigación é o mellor xeito de "deixar o xogo de máscaras" e "permitir que se aclaren as dúbidas", en verbas do voceiro de En Marea.

 "Esta comisión só pode molestar a quen teña algo que ocultar", coida a líder do BNG, para quen a investigación "xa estaría xustificada" polo feito de que "descaradamente, un empresario imputado por financiamento irregular do PP" estea a "chantaxear a Galiza" coa operación para segregar e vender as centrais da Costa da Morte.

 "Nin acusamos nin condenamos, só describimos feitos", agrega Pontón, a cuxo xuízo existen "evidencias moi claras de que o foco" da corrupción do PP "non está localizado en Madrid", senón que se "expande".

É "certo", anticipou Luís Villares antes da resposta de Prado, que o Grupo Villar Mir "contrata con gobernos de moitas cores". "Pero a cor do diñeiro só está posta no PP" e por iso a Cámara galega non debe "ollar cara a outro lado". "De ser certo o que afirman" a respecto da legalidade das relacións entre a Xunta e as empresas investigadas "nada terían que temer", sinala.

 "Seguro que o señor Villar Mir estará encantado de resolver as dúbidas" e de paso, sinala, o lexislativo galego podería "saber como se financia cadaquén" e "se alguén vai dopado ás eleccións". As comisións de investigación, lembra, "non teñen por misión investigar delitos", senón "aclarar dúbidas en sede parlamentaria e defender os intereses da cidadanía".

Neste contexto, a agardada dureza da xustificación do PP para vetar a investigación semellou acrecentada polo feito de que o PSdeG, a través de Juan Díaz Villoslada, anunciase o seu voto a prol malia ver pouco "rigor" na formulación da porposta.

"Se xorden irregularidades actuarase en consecuencia e senón, a sombra da sospeita desaparecería", indicou o socialista. Tras os discursos de En Marea, BNG e dos socialistas Paula Prado accedeu á tribuna para clamar que "non todo vale". "Xa sabemos", dixo a popular, que En Marea "irrompeu" para "destruír as institucións, destruír a democracia e a nobreza da política", uns "vimbios podres" que non serven para "levantar o país". 

"Con nós non conten para destruír a democracia", proclamou Prado, quen enmarca o rexeitamento á comisión no "compromiso" con quen "nos votaron para protexelos de vostedes, os que non cren na democracia", dixo en referencia a En Marea. Aínda que o grupo encabezado por Villares centrou as súas acusacións, a parlamentaria da dereita incluíu tamén o Bloque na súa intervención para reprochar a ambos que "pretandan facer unha investigación prospectiva" malia "non coñecer un só contrarto que poida ser fraudulento".

 "Non se poñen do lado da xustiza" porque "queren axustizar", acusou entre sospeitas sobre o financiamento de ambas formacións e referencias "aos que ocupan casas", "actos violentos" e mais ao Goberno de Venezuela.

"O que desprestixia a política é a corrupción xeralizada do PP", retrucou Ana Pontón, para quen Prado amosa que non pasou o "curso de primeiro de democracia" ao obviar que "as comisións de investigación non están para investigar o que se investiga nos xulgados", senón "cuestións de interese xeral", como estipula o Regulamento.

 "Por que teñen medo a que se investigue? A que poida vir o señor Villar Mir e nos explique a cambio de que fixo a xenerosa doazón á Fundación Fraga?", preguntou. "O imputado" por financiamento irregular "no é o PP de Madrid, é o PP de España, en cuxa cúpula directiva está Núñez Feijóo, mala sorte", concluíu Villares, quen augura un "final" no que a Xunta autorizará as solicitudes de Ferroatlántica. "Saben quen son os seus amigos", resalta."              (David Lombao , Praza Pública,  06/06/17)

16/6/17

Voando pola Galicia urbana dos anos 40: así mudaron as nosas cidades

"A mediados da década dos anos 40 do século pasado as cidades galegas estaban habitadas por arredor de 400.000 persoas, mentres que no resto do país vivían arredor de 2,1 millóns de mulleres e homes. 

Aqueles sete centros urbanos que aínda se resentían das consecuencias do golpe franquista foron fotografadas en 1946 polo servizo cartográfico do exército dos Estados Unidos dentro do seu voo por toda Galicia. Unha década antes do seu célebre voo fotogramétrico os avións norteamericanos captaron imaxes que agora comezan a ser dixitalizadas e colocadas sobre o mapa no Instituto de Estudos do Territorio, dependente da Consellería de Medio Ambiente.

Como "anticipo" deste proxecto, que o IET desenvolve en colaboración co Ministerio de Defensa e o Instituto Geográfico Nacional, a institución galega vén de liberar unha ortofoto de cada unha das sete cidades galegas que, confrontadas coas captadas na actualidade por satélites como os empregados por Google Maps, de onde tiramos as fotografías actuais, permite observar cambios substanciais en canto a asentamento da poboación, expansión urbanística ou infraestruturas de comunicación.

 O IET considera estas imaxes de "gran valor", se ben a súa "falla de calidade" ou a ausencia de "datos técnicos" provoca que o proceso para ubicalas, xeorreferencialas e abrilas á consulta pública sexa "lento e difícil".

A Coruña

 

As expansión do porto, a construción do dique de abrigo e, en xeral, os terreos gañados ao mar son, probablmenete os cambios máis evidentes na fisonomía da Coruña nestes 70 anos. Na cidade captada por aquel voo estadounidense xa se distinguía o flamante novo estadio de Riazor, o único edificio próximo á Torre de Hércules era o cárcere e os terreos do que dous décadas despois tornaría no polígono de Agrela eran aínda leiras. Algunhas rúas que aínda  son arterias do centro da cidade como as máis próximas á praza de María Pita si presentaban, no entanto, trazados moi semellantes aos actuais.

Ferrol

 

As infraestruturas navais, tanto militares como civís, marcan tamén os cambios destas sete décadas en Ferrol. A harmónica traza urbana do centro da cidade obsérvase nunhas imaxes nas que a estrada de Castela transitaba entre leiras polo que actualmente son barrios enteiros ou a continuidade urbanística que chega ata o lindeiro concello de Narón. Todo isto ás beiras dunha ría que aínda non era cruzada pola ponte das Pías e á que aínda non se asomaban os estaleiros de Perlío nin, evidentemente, tampouco a autoestrada do Atlántico ou Reganosa.

Santiago

O Santiago de 1946 era unha cidade de algo menos de 50.000 habitantes que apenas se expandía alén da contorna histórica, cuxo trazado é practicamente idéntico ao de setenta anos despois. A expansión urbanística do Ensanche apenas comezara e barrios como Fontiñas, Pontepedriña, ou Vite eran aínda parte da contorna rural compostelá. Cara ao sur, o edificio que actualmente é sede do Parlamento funcionaba como cuartel militar sen apenas veciñanza e dende alí podíanse divisar sen dificultades montes como o Viso ou o Gaiás, daquela só un monte.

Lugo

A Muralla e o río Miño marcaban, como no século XXI, o Lugo de mediados do século XX. Aquela urbe de pouco máis de 40.000 habitantes non se estendía moito máis alá do recinto amurallado e era moi máis permeable que na actualidade á súa enorme contorna rural. Na zona norte destaca o que despois sería o popular barrio da Milagrosa, que apenas catro anos antes inaugurara a súa igrexa parroquial, aínda do Perpetuo Socorro e, cara ao oeste, as coñecidas como 'casas baratas' eran aínda chalés sen apenas veciñanza. No sur zonas actualmente moi poboadas como Fingoi ou Fontiñas non eran nin sequera un proxecto.

Ourense

No Ourense de mediados do século pasado non vivía nin un terzo do equivalente á poboación actual. Os barrios que medraron no norte da cidade, na contorna da estación ferroviaria, aínda non ocuparan o seu lugar e o curso do Miño, nalgunhas zonas máis estreito que na actualidade, era cruzado por menos pontes. Mentres, o trazado de vías como a avenida de Zamora ou a rúa do Progreso distinguíanse daquela cun trazado practicamente idéntico ao actual

Pontevedra

 

Só dúas pontes, a do Burgo e a da Barca, cruzaban en 1946 unha ría de Pontevedra na que as augas eran protagonistas tamén en áreas actualmente urbanizadas, como a contorna do campus universitario. Áreas de expansión da cidade como Campolongo aínda eran parte da contorna rural dunha cidade na que xa destacaba a súa Alameda e na que xa se distinguían conexións viarias como as da actual N-550.

Vigo

Vigo botouse sobre o mar para medrar, sobre todo industrialmente. Os recheos de Bouzas e, en xeral, o crecemento das instalacións portuarias son algunhas das mudanzas máis significativas nunha cidade na que, vista dende o aire, xa se distinguían arterias de comunicación como a Gran Vía ou puntos de referencia como a prazas de España e de América e mais a rúa de Urzáiz. Mentres, contornas como a do barrio de Lavadores eran aínda arrabaldos afastados dos principais centros da vida urbana."               (David Lombao  , Praza Pública, 12/06/17)

15/6/17

Subornos pagados por construtoras a técnicos seus para que lles validasen obras non realizadas no AVE galego

"Este martes a Comisión Nacional dos Mercados e a Competencia informou de que vén de abrir un expediente sancionador a 25 empresas subministradoras de sistemas de electrificación e equipos electromecánicos para a rede ferroviaria. 

Unha investigación administrativa que se facía pública pouco despois de que Adif, a empresa estatal xestora da maioría da rede, informara, en resposta a unha pregunta parlamentaria de En Marea no Congreso, de que abriu un expediente sobre as derivadas internas que poida ter a investigación xudicial en marcha desde hai catro anos sobre supostos subornos pagados por construtoras a técnicos seus para que lles validasen obras non realizadas segundo o contratado. 

Se a investigación de Competencia analiza o encarecemento das obras ferroviarias, tamén as galegas, por un posible pacto entre empresas, a xudicial e agora tamén interna de Adif estuda a posible rebaixa da calidade das actuacións realizadas, varias delas en Galicia.

A investigación xudicial sobre presuntos subornos a técnicos de Adif por parte de construtoras iniciouse a raíz dunha denuncia sobre irregularidades nunha obra do AVE en Barcelona realizada por Isolux Corsán entre 2008 e 2011, pero estendeuse máis tarde a actuacións por toda España.

 Os investigadores atribúen á empresa o regalo de viaxes de pracer a responsables de Adif a cambio de que validasen como realizadas obras que non se executaran ou feitas con materiais ou técnicas de inferior calidade. Un dos treitos que se adxudicou Isolux Corsán, en 2003, foi o Ourense-Amoeiro da liña de AVE Ourense-Santiago. 

Segundo informou El País, a empresa soubo que “un tipo de formigón” empregado na obra “non ofrecía a resistencia necesaria para o encofrado”, pero aínda así evitou revisar a obra. Corsán, segundo os investigadores citados polo diario, aboou unha viaxe de pracer ao director da obra de máis de 1.500 euros.

Os investigadores non só levaron máis alá de Barcelona a súa investigación sobre Corsán senón que tamén ampliaron as súas sospeitas a outras empresas, como as galegas Copasa e Puentes y Calzadas. Novamente segundo El País, as dúas pagaron tamén viaxes de pracer a cargos de Adif, a primeira en colaboración con Corsán e Acciona en relación coa obra de Barcelona e a segunda ao tempo que era adxudicataria da construción de treitos do AVE galego como o acceso a Santiago ou o Requejo-Padornelo.

Segundo o Goberno, a propia Adif está a colaborar coa investigación xudicial desde mediados de 2013 e agora vén de responder a En Marea que tamén abriu un expediente interno. Segundo esa resposta, “se esixirán as responsabilidades que correspondan adoptar no proceso penal no que Adif se atopa persoado como acusación particular, e as de índole disciplinaria se adoptarán por Adif no que a pendencia do proceso penal permita”. Adif tamén sinala que revisa como se realizaron as obras en cuestión.

Á marxe destas investigacións tanto penal como interna de Adif sobre a relación entre as construtoras e os técnicos da empresa pública, Competencia vén de abrir outra a 25 empresas suministradoras de sistemas de electrificación e equipos electromecánicos para a rede ferroviaria por “posibles prácticas anticompetitivas”

Competencia analizará se as empresas se puxeron de acordo para repartirse entre elas os concursos públicos de instalación e mantemento dos sistemas de electrificación e seguridade das liñas ferroviarias. Entre as firmas implicadas están as principais do sector e as súas matrices, que nos últimos anos veñen traballando de xeito activo no AVE galego: Alstom, ACS, Comsa, Elecnor, OHL, Isolux Corsán, Abengoa, Indra Sistemas, Sacyr ou Siemens.

As sospeitas que estas investigacións espertan sobre como foi construído o AVE galego por parte das empresas adxudicatarias e os sobrecustos que se lles pagaron engádense ás que a causa de Angrois ten abertas sobre a xestión e operación da liña Ourense-Santiago por parte de Adif.

 Porén, se nos dous primeiros casos o que se investiga é se as empresas adxudicatarias ocultaron información a Adif sobre os materiais e técnicas que empregaron ou se pactaron uns prezos máis elevados polos seus servizos, a documentación achegada á causa de Angrois revela que as empresas informaron a Adif dos riscos existentes na liña pero sería esta a que non os xestionou de xeito adecuado para evitar o accidente.

 Isto é, as investigacións sobre os supostos subornos das construtoras e o presunto cártel das empresas poñen o foco sobre o proceso construtivo da obra civil e a posterior instalación nela do equipamento técnico por parte das adxudicatarias, mentres que a investigación sobre o accidente de Angrois está a analizar a xestión e operación posterior da liña por Adif."                 (David Reinero  , Praza Pública, 08/06/17

14/6/17

Non hai diñeiro para os danos das xeadas, pero si para un suplemento de La Voz

"A Consellería de Medio Rural acaba de facer públicos, como lle obriga a Lei de Transparencia, os convenios que firmou no primeiro cuadrimestre do ano. Da ducia de acordos que implican algunha subvención, 10 están destinados a transferir diñeiro público a determinados medios de comunicación.

 Determinados, porque Medio Rural subvenciona a dedo exclusivamente aos xornais en papel, boicoteando outros formatos informativos. Entre as cabeceiras impresas, ademais, o reparto é moi desigual.

Así, La Voz de Galicia volve ser a gran beneficiada no reparto da Xunta de Alberto Nuñez Feijóo. Até 149.767 euros recibirá o diario de Santiago Rey a cambio da “elaboración, maquetación, publicación e divulgación dun suplemento de accións divulgativas e informativas relacionadas co desenvolvemento da produción agroalimentaria de Galicia”. É dicir, de producir un suplemento para informar de sectores que precisamente xestiona a Consellería de Medio Rural.

Para o resto de xornais en papel hai moito menos diñeiro. Faro de Vigo leva 69.000 €, El Progreso de Lugo 24.000, La Región 23.000, El Correo Gallego 16.000, Diario de Pontevedra 10.000, La Opinión 8.000, Atlántico Diario 3,700, Diario de Ferrol 3.700 e Diario de Ferrol 1.800. 

A cambio destas faragullas, estes xornais non terán que publicar un suplemento como La Voz. Abondaralles realizar “accións divulgativas e informativas relacionadas co desenvolvemento da produción agroalimentaria de Galicia”.

 Informar sobre o traballo de Medio Rural, noutras palabras.
Todos os convenios foron asinados o mesmo día, o 27 de xaneiro, o que indica unha estratexia determinada de subvencionar a dedo a algunhas cabeceiras. A dedo porque os convenios son instrumentos totalmente discrecionais. A diferencia das axudas vía DOG, non hai publicidade, nin concorrencia. 

Cada mandatario escolle a quen subvenciona mediante criterios totalmente subxectivos. En teoría, os convenios non poden ter ánimo de lucro. A Xunta leva usándoos sen interrupción dende a era Fraga para influír na liña editorial das cabeceiras. 

A concesión destas subvencións chega nunha primavera na que a Consellería rexeitou en repetidas ocasións a apertura de liñas de subvencións para compensar aos agricultores polas xeadas que arrasaron gran parte de colleitas como o viño. A conselleira Ángeles Vázquez Mejuto semella non ter diñeiro para axudar aos seus administrados, pero si para subvencionar a unha parte dos que informan sobre a súa labor."                   (Galicia Confidencial, 06/06/17)

13/6/17

Marina Castaño y Dositeo Rodriguez, conselleiro de Fraga, a juicio por malversación en la Fundación Cela

"La viuda de Camilo José Cela, Marina Castaño, y el exconselleiro de la Xunta Dositeo Rodríguez se sentarán en el banquillo de los acusados por el caso de la Fundación Cela. Responderán ante un tribunal popular después de que el juzgado de primera instancia número 2 de Padrón haya dictado definitivamente auto de apertura de juicio oral contra ellos dos, así como contra la hija del exdirigente popular y exdirectora de la Fundación, Covadonga Rodríguez, y el exgerente de la misma entidad Tomás Cavanna. Todo ellos, además, tendrán que pagar fianza solidaria por importe de 200.000 euros.

Los cuatro están acusados de un presunto delito de malversación de caudales públicos por, según indica el propio auto, "de común acuerdo" y para beneficiar al gerente de la fundación, simular el despido de este y acordar que la indemnización que le correspondía por los servicios prestados fuese de 150.000 euros brutos "a pesar de ser conscientes todos ellos de que no se trataba de un despido, sino que el gerente quería abandonar voluntariamente la Fundación".

La jueza ratifica así la apertura de juicio oral después de rechazar las peticiones llevadas a cabo por los acusados, que solicitaron el sobreseimiento provisional y archivo de la causa -e incluso sentencia absolutoria como en el caso de Cavanna- o, por lo menos, que no fuera un jurado popular quien los juzgase, tal y como reclamó Marina Castaño. La magistrada ha negado todas las peticiones.

En este nuevo auto, con fecha del pasado martes 6 de junio, el juzgado insiste en que hay pruebas suficientes de que los cuatro participaron en la presunta negociación ilegal para que Cavanna dejara voluntariamente su cargo pero que la Fundación lo indemnizara igualmente con 150.000 euros como si fuera un despido.

La jueza, tal y como le había ratificado la Audiencia Provincial anteriormente, considera que se produjo una malversación de caudales públicos y advierte que desde el año 2007 más del 50% de los ingresos de la Fundación provenían de subvenciones públicas y que en 2010, cuando Tomás Cavanna dejó la Fundación con una indemnización de 150.000 euros, la entidad ya tenía la consideración oficial de Fundación Pública Gallega. 

Por tanto, considera que los acusados eran funcionarios públicos a efectos penales al llevar a cabo funciones en una fundación del sector público y que el dinero implicado en la investigación eran caudales públicos, por lo que considera justificado abrir juicio ya contra ellos, que en el caso de este delito debe ser juzgado por un jurado popular.

La polémica viene de lejos. La Consellería de Cultura había avalado que la Fundación Cela pagase en 2010 con dinero público esta indemnización de 150.000 euros a Tomás Cavanana. El montante de ese despido "simulado", como lo calificaba la Audiencia Provincial de A Coruña, fue comunicado, según el relato del tribunal, por Dositeo Rodríguez, que había sido conselleiro de Manuel Fraga durante una década y patrón de la fundación, al entonces secretario general de Cultura, Antonio Fernández-Campa y al entonces secretario general de la Presidencia, Valeriano Martínez, hoy conselleiro de Hacienda. 

En el mismo auto, la Audiencia de A Coruña indicaba que posteriormente Cultura incrementó su aportación a la fundación para sufragar "ex post" aquella indemnización.

Poco después, la Xunta rescató a la Fundación Cela en plena ola de recortes.

 Mientras los presupuestos culturales cayeron a plomo durante los peores años de la crisis, tan solo una partida mantenía una aportación económica idéntica durante varios ejercicios y a pesar de las rebajas en otros ámbitos. 

La institución ya había sido nacionalizada por el Ejecutivo gallego en abril de 2012 tras años de degradación y mala gestión económica, agudizada tras la muerte de su fundador en 2002, año a partir del cual asumió el control de la entidad a viuda del Nobel, Marina Castaño."            ( , eldiario.es, 09/06/2017)

12/6/17

La caída del Popular, con los restos del Pastor, liquida el sistema financiero gallego

"Hace apenas diez años Galicia contaba con un sistema financiero formado por un puñado de entidades de tamaño medio que agrupaban la gran mayoría de los depósitos de los gallegos. 

Pero la apuesta de sus gestores por el ladrillo y la crisis económica han enterrado definitivamente esa red. La venta del Banco Popular, adquirido por un euro al Banco Santander, significa su desmantelamiento definitivo.

 La entidad que preside Ana Botín ha anunciado que operará con su marca en toda España y que liquidará la del Popular y de sus filiales. Incluida la del Banco Pastor, entidad centenaria, la segunda por tamaño en Galicia y comprado por el Popular hace apenas cinco años.

El Pastor tuvo sus orígenes en una naviera fundada en 1719, adquirida un siglo después por la familia que dio su nombre al banco. Poco a poco fue derivando su negocio hacia la actividad financiera, hasta la incorporación a su accionariado en 1915 de Pedro Barrié de la Maza, descendiente de sus fundadores y quien se haría con su control al poco de terminar la Guerra Civil.

Barrié fue uno de los empresarios más ricos del franquismo y soporte de muchas de sus políticas y estrategias económicas. Especialmente en Galicia. El dictador le concedió en 1955 el título de conde de Fenosa, por la empresa Fuerzas Eléctricas del Noroeste, que había fundado en 1943. Barrié había sido, junto al gobernador civil de A Coruña, Julio Muñoz, el impulsor de la operación de expolio que permitió a Franco hacerse con la propiedad del emblemático Pazo de Meirás.

El Banco Pastor, presidido tras la muerte de Barrié y hasta el 2001 por su viuda, Carmela Arias y Díaz de Rábago (también heredó el título nobiliario) era el último símbolo del poder financiero gallego. El Popular respetó su marca, y también aceptó que la Fundación Pedro Barrié, poseedora del 40% de las acciones de la entidad, siguiera operando en sus funciones de acción social y promoción de actividades culturales. 

El Pastor tiene 680.000 clientes -una cantidad nada desdeñable si se tiene en cuenta que la población de Galicia ronda los 2,7 millones de habitantes- y depósitos por valor de más de 20.000 millones de euros.

Graves consecuencias sociales

Además de la caída de un símbolo y de la pérdida del valor de las acciones del Popular, que afecta a miles de pequeños inversores en Galicia, la desaparición del Pastor tendrá graves consecuencias sociales. Está presente en la práctica totalidad de los municipios de la comunidad, y en más de cien también existen oficinas del Santander.

 En muchos otros, también del Popular, que tiene una veintena de sucursales. Los más de mil trabajadores del primero y los cerca de 300 del segundo se temen una nueva oleada de despidos

A todos les vendieron en su día que las fusiones, con sus derivadas de expedientes de regulación de empleo y de recortes salariales y de condiciones laborales, eran la única salida para las entidades cuyos gestores habían llevado a la ruina por una arriesgadísima exposición a las inversiones inmobiliarias y a los productos financieros derivados.

Rosa Conde, portavoz de la Confederación Intersindical Galega (CIG) en el Pastor, anunció este jueves que su sindicato está estudiando la posibilidad de ejercer acciones legales contra los administradores del Popular y también contra los organismos de supervisión, por permitir las operaciones que han acabado con la liquidación de la entidad.

Hace diez años, Galicia contaba con un puñado de entidades financieras propias, de tamaño medio o pequeño. La operación de fusión de Caixa Galicia y Caixanova, impulsada personalmente por el presidente de la comunidad, Alberto Núñez Feijóo derivó en la intervención de la entidad resultante de aquella fusión, Nova Caixa Galicia, y su posterior adquisición por parte del empresario venezolano Juan Carlos Escotet, quien, a través de Banesco Internacional, también se había hecho en el 2008 con la mayoría del accionariado del Banco Etcheverría, el más antiguo de España y fundado en Betanzos (A Coruña) en 1719. Caixa Galicia tenía un 37% de las participaciones de esa sociedad.

Tampoco han sobrevivido el Banco de Galicia, que fue adquirido y liquidado por el Popular en el año 2008, al poco de comenzar la crisis, ni el Banco Gallego, comprado por el Sabadell en el 2013 al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB)."                (Juan Oliver, Público, 10/06/17)


"El terremoto del Popular ha tenido una de sus principales réplicas en Galicia. Por su impacto económico, pero también por el simbólico, con la caída del imperio de los Barrié de la Maza, la familia impulsora del Banco Pastor.
 Todo un emblema de la Galicia financiera de la segunda mitad del siglo XX se sitúa al borde del colapso en su condición de socio de referencia del Popular, del que posee un 1,5% a través de la Fundación Barrié. El banco que presidía Emilio Saracho era una de sus grandes fuentes de ingresos. Sin ellos, se tambalea el imperio fundado por Pedro Barrié de la Maza, distinguido por Franco en 1955 como Conde de Fenosa y que en los años sesenta llegó a tener a 7.000 empleados a su cargo.

El legado de los Barrié es tan singular como el propio título nobiliario, probablemente el único en el mundo que lleva el acrónimo de una compañía, Fuerzas Eléctricas del Noroeste S. A. Fenosa está ahora en manos de Gas Natural y el Pastor acabó engullido por el Popular, del que se había convertido en una simple filial, pero quedaba la Fundación Barrié, una de las que más fondos dedica a la obra social en Galicia y accionista del banco vendido al Santander por un euro.

 Ahí se diluyen los 450 millones de euros que llegó a poseer cuando el Popular se comió al Pastor, en 2011. El actual presidente de la fundación, José María Arias Mosquera, no diversificó el capital, y las ampliaciones de capital hicieron que su valor fuera descendiendo progresivamente: 245,2 millones de euros en 2013, 233,7 en 2014, 177,3 millones en 2015 y cero euros desde este fatídico 7-J.


La Fundación Barrié de la Maza la creó el I Conde de Fenosa con el objetivo de impulsar el desarrollo económico y social de Galicia en 1966, 27 años después de comprar un banco creado en 1776 con el nombre de Jaime Dalmau y Cía y que llevaba apenas 14 operando con el nombre de Pastor. A su muerte, en 1971, le sucedió su viuda, Carmela Arias y Díaz de Rábago, primera mujer que asumió la presidencia de un banco en España, a cuyo frente permaneció 30 años. Curiosamente, será otra mujer, Ana Botín, la que reciba su legado.

De su marido, Carmela Arias no solo heredó título nobiliario y presidencia de banco y fundación, sino también un entramado empresarial en plena expansión, con el astillero Astano al frente, antes de que el Estado entrara en el capital en 1972 y dejara de ser del Pastor siete años más tarde. Hullas del Coto Cortés, Tranvías de Coruña, la Compañía Madrileña de Alumbrado y por supuesto Fenosa también formaban parte de las empresas del banco, aunque muchas de ellas no tardarían en quedarse por el camino.

La II Condesa de Fenosa renunció en 2001 por cuestión de edad a la presidencia del Pastor, cargo en el que le sucedió su sobrino José María Arias Mosquera, aunque permanecía como consejera y presidenta de honor de la entidad hasta su muerte en 2009.

Ahí entró en acción José María Arias, III Conde de Fenosa desde la discreta sucesión publicada en una breve disposición del Boletín Oficial del Estado de un sábado de junio de 2011. La firmaba un ministro socialista, el también coruñés Francisco Caamaño, sin que ningún medio de comunicación reparara en la noticia hasta meses más tarde.

El Popular rebajó al Pastor a la condición de simple marca comercial, una marca que desaparece tras casi 250 años de historia

Arias, que también preside la Barrié, inició aquel 2001 una fuerte reestructuración del banco que acabaría dejándolo en manos del Popular. Primero se lanzó a un plan estratégico 2002-2005 que cumplió sus objetivos con varios meses de antelación. Pero se avecinaba la crisis, que sorprendió al Pastor con otro plan, el Delta, cuyo objetivo era triplicar su tamaño.

En 2011 el burbujazo inmobiliario le impactó de llenó, y fue uno de los pocos bancos que no superaron los test de estrés europeos. Así fue como se negoció la OPA amistosa de octubre de ese año con el Popular, que rebajó al Pastor a la condición de simple marca comercial, una marca que desaparece tras casi 250 años de historia.

La fundación no se esfumará tan rápidamente, pero todo son dudas sobre su futuro. El propio vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, admitió este miércoles su preocupación, y ante los periodistas que le preguntaban por su futuro, torció el gesto y contestó con un lacónico “ya veremos”.

 En 2015, la Barrié recibió más de cinco millones de euros del Popular en concepto de dividendos por sus acciones. Ese grifo se ha cerrado. Le queda un recurso financiero, los alquileres de las oficinas y otros bienes patrimoniales al Banco Popular, que este se comprometió a arrendar en el acuerdo de absorción.


Distintas informaciones sitúan esos ingresos en torno a los 5,8 millones de euros anuales, un pago que aún no se ha aclarado si asumirá el Banco Santander. Aunque lo hiciera, la Fundación será incapaz de mantener un gasto en obra social que ronda los 9 millones anuales, y que cobra especial importancia tras la caída de las cajas gallegas. Con la compra de estas por Banesco para convertirlas en Abanca y el nuevo golpe asestado este miércoles, Galicia se queda sin los últimos símbolos de su antiguo entramado financiero.

Menos simbólico pero más preocupante para sus 1.400 empleados y casi 700.000 clientes en Galicia serán los efectos económicos de la caída de un banco que es el segundo de la comunidad autónoma, con 200 sucursales. Cuenta además con casi un 20% de cuota de mercado y más de 20.000 millones entre créditos y depósitos.

La duplicidad de oficinas con el Santander en más de cien ayuntamientos, un tercio del total de los gallegos, se llevará muchos puestos de trabajo, que se sumarán a los 800 que se cobró la absorción por el Popular y otros 400 de un reciente ERE. Con esta operación, y tras la desaparición de las cajas y del Banco Gallego, serán cinco las entidades que se repartirán la mayor parte del mercado financiero en Galicia."                   ( , El Confidencial, 11/06/17)

9/6/17

Vuelve Pescanova: todo lo que pasó en 2013 y lo que pretende hacer ahora

"Las acciones de la 'Pescanova antigua', suspendidas de cotización desde hace 4 años, vuelven a negociarse desde hoy en la Bolsa. Todo indica que habrá una bajada de precio substancial ya que los títulos se quedaron congelados en los 5,91 euros en marzo del 2013.


Se tomo la decisión de suspensión cuando la empresa atravesaba un momento delicado tras saberse el fraude en el maquilla de la cuentas de la empresa. Desde ese momento Pescanova quebró, los directivos fueron imputados, la empresa se volvió a fundar y los nuevos propietarios de Pescanova pasaron a ser dueños de una pequeña parte de la 'Nueva Pescanova'.


Este pequeña pedazo, alrededor del 1,7 por ciento, es lo que se repartieron los miles de pequeños accionistas. Pero estas acciones no han recogido la gran depreciación que se va a producir ya que estaban congeladas. 


Nos podemos preguntar: ¿Qué paso en 2013 para que Pescanova casi desaparezca? ¿Cuál es la situación actual de 'Nueva Pescanova'? ¿Qué va a pasar cuando se levante la suspensión de cotización de Pescanova?

En 2013 se destapó la falsificación de la contabilidad en Pescanova


La muerte que sufrió la empresa de congelados durante el 2013 se produjo por la falsificación de su contabilidad. La empresa decidió no presentar sus cuentas del 2012 en el periodo legal, porque existía incertidumbre de poder afirmar el principio contable de gestión continuada.


Dicha incertidumbre resultó ser un fraude a gran escala en las cuentas de la empresa, que escondía una gran deuda de millones de euros y a su vez un maquillaje de las mismas para que no se viera el fraude.


El fraude se fue destapando poco a poco, los directivos fueron imputados, aunque el juicio sigue pendiente, el expresidente de Pescanova, Manual Fernández de Sousa, vendió acciones a escondidas y las acciones de Pescanova, en marzo del 2013, quedaron suspendidas de su cotización en Bolsa.


Entonces los accionistas, alrededor de 9.000 inversores, se quedaron atrapados sin poderlas vender. Al final Pescanova acabó en concurso de acreedores, ya que se habían maquillado sus cuentas por valor de 2.323 millones de euros con unas pérdidas en 2012 de 791 millones de euros.


Pescanova fue rescatada por los acreedores y los entidades bancarias, tras muchas negociaciones con otros accionistas, convirtiendo sus deudas en acciones. Se realizó una ampliación de capital y las acciones de los anteriores accionistas se diluyeron a su mínimo valor.

La situación actual de 'Nueva Pescanova'


Tras una compleja de reestructuración de Pescanova, sus propietarios se quedaron con el 20 por ciento de la 'Nueva Pescanova', que luego pasó a ser el 5 por ciento y en la última ampliación de capital que se realizó, alrededor del 1,7 por ciento.


'Nueva Pescanova' ha sido la empresa que ha llevado el negocio siendo la propietaria de los bienes, derechos de pesca y propiedades la empresa de productos congeladas. Pescanova no acepta la disolución de su propiedad en la nueva empresa. 


Con una demanda se trata de conseguir anular por vía judicial la ampliación de capital aprobada en 'Nueva Pescanova' en abril de 2017 y recuperar la participación del 20 por ciento en el capital de la filial al que 'Pescanova,S.A.' tiene derecho.

La CMNV hoy levanta la suspensión a 'Pescanova antigua'


La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido levantar hoy, 7 de junio, la suspensión. De manera que 'Pescanova antigua' va a regresar a la Bolsa tras 4 años sin cotizar, algo que seguro que va a provocar que el precio de cotización de sus acciones este sometido a una alta volatilidad


La decisión de la CNMV de levantar la suspensión se debe a que la empresa no está inmersa en ningún supuesto de exclusión de negociación, al haber cumplido con sus obligaciones en materia de remisión y publicación de información y no estar en fase de liquidación concursal.


La 'Pescanova antigua' que cuenta con alrededor del 1,7 por ciento de la 'Nueva Pescanova', tiene actualmente un valor de mercado de 862.131,54 euros, muy alejado de los 170 millones de euros que valía hace 4 años, cuanto se produjo la suspensión en su cotización de Bolsa.


La valoración se realiza en base a los 0,03 euros por acción por parte de la CNMV. La CNMV reconoce que se han realizado operaciones extrabursátiles de compraventa de acciones. El capital de 'Nueva Pescanova' lo componen alrededor de 28,7 millones de acciones con un valor alrededor de los 862.131,54 euros.


Es valor es muy inferior con los 5,91 euros a los que se suspendido la cotización en Pescanova y que le daban a la empresa una capitalización de alrededor de los 170 millones de euros. Si este valor se coge como referencia hoy del precio actual de las acciones, los títulos previsiblemente se desplomarán de 5,91 euros a 0,03 euros. Una descenso de más del 99 por ciento de una vez.

Advertencias en la web de la CNMV


La CNMV advierte a los que deseen comprar acciones que se lean detenidamente todo el proceso que ha vivido la empresa, su información patrimonial, su plan de viabilidad, las propuestas de convenio de su concurso de acreedores...


Entre estos figuran riesgo de incumplimiento del contrato de medidas de apoyo por parte de Nueva Pescanova; riesgo de dependencia de los ingresos estimados para los próximos ejercicios en los contratos de apoyo financiero suscritos por la pesquera y en su política de dividendos y riesgo de incumplimiento del convenio de acreedores por parte de Nueva Pescanova, lo que llevaría a la liquidación de la sociedad y, en consecuencia, de la 'Pescanova antigua'.


Toda la información está disponible en la página web de la CNMV. La entidad no está sometida en ningún supuesto de exclusión de negociación, al haber cumplido sus obligaciones en materia de remisión y publicación de información y no estar en fase de liquidación concursal, según la CNMV.


La CNMV advierte que tras haber estado suspendida la cotización de las acciones desde marzo de 2013, se puede desencadenar una "venta masiva de acciones" en los primeros días o semanas de cotización, lo que traería consigo una "gran volatilidad de precios" de la acción."            (Raúl Jaime Maestre, El blog salmón, 07/06/17)

8/6/17

As consecuencias en Galicia da venda da matriz do Pastor por un euro

"Fundación Barrié: o dano colateral da venda do Pastor sume na incerteza accións sociais e culturais.

A venda por un euro do Grupo Banco Popular ao Santander ten consecuencias engadidas para Galicia. Supón a desaparición definitiva do histórico Pastor, entidade con 250 anos de historia que mantiña certa autonomía e a súa propia marca e ficha bancaria malia ser absorbida pola entidade agora subsumida tamén.

A concentración bancaria será máis evidente aínda no país, onde arredor do 60% das sucursais serán ou de Abanca ou da entidade que preside Ana Botín. Pero hai máis: a Fundación Barrié queda sen as accións que tiña e non terá nin participación nin voz neste reforzado banco, polo que perde o dereito aos dividendos por acción e, xa que logo, a unha das súas principais formas de financiamento. Non a única.

Tal e como informara Economía Digital hai un ano, a Fundación Barrié ingresaba case o dobre polas rendas dos alugueiros dos edificios polos que o Popular lle paga na Coruña, Vigo e Bergondo que polos dividendos. Arredor de 6 millóns de euros fronte a algo menos de 3 cada ano. Cando o Pastor foi absorbido, a Fundación Barrié de la Maza recibiu máis do 8% do Popular a cambio do 42% que posuía na entidade galega, que tiña na devandita Fundación o seu principal accionista.

As accións estaban valoradas nuns 1.000 millóns de euros. A principios de 2016, e logo da ampliación de capital, esa participación representaban 55,8 millóns de accións e unha mínima participación que foi a menos, ata quedar en aproximadamente o 1,5%. Agora non ten nada.

A importante carteira de activos inmobiliarios da Fundación e a renda que recibe do Popular polos alugueiros -os principais os das sedes do banco na Coruña e Vigo- poderíanlle permitir seguir adiante, no caso de que agora o Santander se faga cargo deles. Ingresaría uns 30 millóns de euros até 2029.

Foi despois da absorción do Pastor, hai seis anos, cando se cedeu o contrato de arrendamento polo que o Popular mantería os dereitos e obrigas desde ese verán de 2012. Queda por ver se o Santander mantén este acordo, xa que as duplicidades de oficinas e sedes son evidentes.

 Na Coruña, a sede central do Pastor situada no Cantón Pequeno ten a poucos metros -e coa Fundación Barrié polo medio- a oficina principal do Santander, un histórico e amplo edificio cuxo caseiro é Amancio Ortega e onde tamén traballa o despacho de avogados Garrigues.

A Fundación Barrié foi creada en 1966 por Pedro Barrié de la Maza, que declarou a institución como herdeira universa da súa fortuna, ao que se lle engadiu logo o patrimonio da súa irmá e da súa viúva. Declarada de interese galego pola Xunta vinte anos despois, foi a accionista maioritaria do Pastor ata que este foi absorbido polo Popular.

Coas dúas grandes sedes no centro da Coruña e Vigo, a Barrié contribuíu en varios proxectos culturais, educativos ou sanitarios e colaborou na creación das escolas universitarias de Arquitectura e Arquitectura Técnica na cidade herculina e a de Enxeñería Industrial nar urbe olívica, así como do Instituto da Lingua Galega.

 A Fundación di "orientar toda a súa actividade ao desenvolvemento de Galicia". Sen banco xa de referencia, o camiño continuará, pero queda ver se poderá manter todos os proxectos, desde a concesión de importantes bolsas de formación no estranxeiro para estudantes destacados ata o seu actual investimento na rehabilitación do Pórtico da Gloria na Catedral de Santiago. Conta, ademais, cun importante patrimonio cultura e artístico.

Alén desas importantes bolsas de posgrao para a formación no estranxeiro, a Barrié tamén ofreceu outras para estudos universitarios, levou a cabo programas para o desenvolvemento de competencias e creou diversos institutos de investigación. "Estamos nunha etapa de valoración de novos proxectos", aseguran na súa web. No mesmo ámbito do ensino, son coñecidas tamén as iniciativas da Fundación na formación do profesorado e na innovación tecnolóxica e educativa.

Ademais, a Barrié leva anos financiando varios proxectos de investigación nas universidades, concede premios ás mellores iniciativas de mozos e mozas investigadores e colabora coa formación destes a través de diferentes programas.

En canto á acción social, a Fundación ofrece programas de balde para axudas na sustentabilidade económica de diferentes entidades, conta con proxectos de reinserción co Proxecto Home ou centros penitenciarios e outros de prevención do abandono escolar ou do consumo de drogas e de axuda a familiares de persoas con Alzheimer.

En canto a patrimonio e cultura, a Fundación financia e inviste traballos de rehabilitación na Catedral de Santiago -como o do Pórtico da Gloria- e leva a cabo iniciativas coa Real Academia Galega como o Portal das Palabras.

Cunha importante colección de arte, s súas achegas a pintores galegos e a súa importante actividade cultural, a Barrié conta tamén con senlleiros fondos documentais como a biblioteca de Carlos Martínez Barbeito ou a de Domingo García-Sabell. "             (Miguel Pardo, Praza Pública, 08/07/17)


"O Banco Santander sáelle case gratis a compra do case quebrado Banco Popular. En Galicia haberá despedimentos, peche de oficinas e queda no aire o financiamento da Fundación Barrié.

 Como viñan dicindo os ruxe-ruxes do serán do martes, o Banco Santander compra ao Banco Popular para evitar a súa intervención. Faino por un prezo ridículo, un euro, o mínimo para darlle validez legal ao contrato de venda.

 O movemento supón en principio un gran alivio para o Goberno. O discurso da recuperación económica enarborado polo PP estaba en risco. Se ninguén o compraba, o Popular sería intervido en cuestión de días, sendo necesario un novo rescate bancario.  (...)

A entidade de Ana Botín que se convirte asi en lider absoluto do sector bancario español e segundo en Galicia tras ABANCA. (...)

A compra terá importantes consecuencias en Galicia. O Banco Pastor, filial do Popular, ten a segunda rede de oficinas máis potentes do país. Parece inevitable un novo ERE para reducir cadro de persoal e evitar duplicidades.

Tamén está por ver como afecta isto ao principal accionista galego do Pastor, a Fundación Barrié, cuxa importante obra social aliméntase do negocio bancario."             (Galicia Confidencial, 07/06/17)