21/6/24

Un Rolls-Royce por una plaza de funcionario: así operaba la Deputación que Feijóo dejó en manos de los Baltar

 "En la Deputación de Ourense, dominada durante décadas por la familia Baltar, se podía obtener una plaza de funcionario a cambio de un Rolls-Royce.

Así se desprende de unas grabaciones efectuadas por un ex alto cargo de la institución, a las que ha tenido acceso Público y que desvelarían la corrupción endémica de la red clientelar tejida en torno al organismo. Corrupción que, según la oposición, sigue lastrando el mandato del actual presidente de la Deputación, Luis Menor, nuevo presidente también del PP provincial.

Este diario inicia hoy una serie de entregas con varios audios inéditos que recogen conversaciones telefónicas entre empresarios de la provincia y militantes y altos cargos del partido en las que hablan, entre otras cosas, de supuestos pagos millonarios y regalos de lujo a los Baltar y de dinero para financiar el PP de Galicia, a cambio de empleos en la Deputación para ellos y sus familiares.

El citado ex alto cargo ha pedido a Público que su voz sea distorsionada para que no se le reconozca y que su identidad sea mantenida en el anonimato. Este diario ha intentado obtener la versión de los Baltar, que al cierre de este artículo no habían respondido al ofrecimiento para recogerla.

También ha preguntado al equipo de comunicación de Luis Menor si el presidente está al tanto de esas presuntas irregularidades o si desea valorarlas, pero al cierre de este artículo aún no lo habían hecho.

Feijóo llevaba tres ejercicios como presidente del PP gallego

Los audios fueron grabados en el año 2008, cuando Alberto Núñez Feijóo ya llevaba tres ejercicios como presidente del PP gallego. El líder del partido en Ourense y en la Deputación era entonces, y desde inicios de la década de los 90, Xosé Luis Baltar, quien legó ambos cargos a su hijo Manuel en los años 2010 y 2012, respectivamente.

Público supo de la existencia de las grabaciones y tuvo acceso a su contenido hace más de una década, pero la fuente sólo ha aceptado hacerlas públicas años después de que Baltar padre abandonara la vida política y de que su hijo perdiera el año pasado el poder que detentaba en la Deputación.

Feijóo ha acudido en numerosas ocasiones al auxilio de los Baltar, incluso para convertir en alcalde de Ourense a Gonzalo Pérez Jácome en 2019 con el objeto de garantizar el apoyo del líder de Democracia Ourensana al PP en la Deputación. O para impedir que su partido desalojara a Pérez Jácome con una moción de censura cuando el regidor perdió el apoyo de varios de sus concejales. O, más recientemente, cuando el año pasado hizo senador a Baltar hijo retrasando así un año su procesamiento por un delito contra la seguridad vial.

En la primera de las grabaciones, un empresario de la localidad de A Rúa afirma que ha comprado un automóvil Rolls-Royce para el presidente de la Deputación a cambio de una plaza de funcionaria para su hermana, quien, según ha podido constatar este diario, efectivamente la obtuvo.

El precio del vehículo, adquirido en Autos Santa Rita, un concesionario ourensano de compraventa de coches de lujo, era de siete millones de pesetas —los interlocutores se expresan en ocasiones en la extinta moneda—, es decir 42.000 euros.

Esta es la transcripción de la conversación:

"¿Cuánto te costó el Rolls Royce?"

- ¿Qué te iba a decir yo? La plaza de tu hermana, ¿cómo está el tema?
- Me dijo que había unas reuniones de trabajo que tenían el miércoles y que si salía bien pues que la llamaban para la semana o así.
- Pero carallo, joder, lo que llevas tú, carallo... No me jodas, lo que llevas tú dado... ¡Coño! ¡Ya está bien!, ¿eh?
- Eso es verdad, sí.
- Pero hostias, tú... Carallo, ¿cuánto te costó el Rolls-Royce que le pagaste tú al Santa Rita [concesionario de vehículos de lujo en Ourense al que Baltar compraba los coches de la colección que fue engordando durante su mandato]. ¿Seis millones o así?
- Seis... O siete.
- ¿Siete? Yo no sé si le oí a él o a quien fue entonces, que eran seis... Pues mira, siete, siete kilos. Y lo que llevas tú dado.
- Efectivamente.

[...]

- El tema de tu hermana, carallo, Baltar, hostia, joder, tiene que... ¿Me entiendes? Porque ya está bien, ¿me entiendes?.. Pues yo no sabía, yo no sabía que... Yo pensaba que el Rolls-Royce te había valido seis millones, pero fueron siete, ¿no?
- Sí, por ahí debía de andar.
- Joder, ¿cómo le diste siete millones al de Santa Rita? ¡Es un atracador!
- Yo no sé si es un atracador o qué...
- Es un atracador, un gitano, carallo... Eso lo traías tú de otro lado por la mitad del dinero. Te jodió siete kilos y ahora vas al carajo. Bueno...
- Es un gitano.
- Exactamente. Bueno, pues tranquilo, pues a ver cómo...

En la segunda de las grabaciones, otra persona, en este caso un funcionario del servicio de conductores de la Subdelegación del Gobierno en Ourense, también habla de cómo reclamar una plaza para su hija tras haber pagado cuatro millones de pesetas —24.000 euros—, otro vehículo valorado en cinco millones de pesetas —30.000 euros— y otros tres millones de pesetas —18.000 euros—para el partido.

Según ha podido saber este diario a través de fuentes internas de la Deputación, ella también habría obtenido su plaza. La fuente de Público asegura tener constancia de que el dinero y el coche les fueron entregados a los Baltar, como se desprende de aquella conversación:

"Sin el coche, le di cuatro millones"

- Yo creo que ya están bien, ahora no se puede... Ahora hay que presionar el tema y punto. Se acabó la historia, ¿me entiendes?
- Sí, tengo que ir y decirle: "Mire, esto de ahora no puede pasar".
- Claro, porque, vamos a ver, al Baltar, ¿cuánto le habías dado al principio?
- Pues mira, sin el coche, le di cuatro [millones].
- Cuatro. ¿Y el coche?
- Cinco.
- Y ahora eso, lo que le diste ahora para el partido también, ahora en el congreso. ¡La hostia, una cona!
- Le di tres, también.
- Yo era más por saberlo, y decirle... "Yo creo que no está mal, ¿no?". ¿Me entiendes?
- ¡Claro!

Xosé Luis Baltar acumuló durante sus años al frente de la Deputación una valiosa colección de vehículos clásicos, según desveló el diario El País hace 11 años. En 2014 fue condenado a nueve años de inhabilitación por prevaricación por haber enchufado a 104 militantes del PP en la Deputación de Ourense pocos meses antes del congreso provincial del PP en el que cedió a su hijo el poder en el partido con el voto de muchos de aquellos compromisarios a los que acababa de contratar.

Entonces, Feijóo evitó condenar la actuación de Baltar padre y se limitó a calificar los hechos como una mera "irregularidad".

"¿Cuánto le habías dado al principio?".  "Pues mira, sin el coche, le di cuatro [millones]". "¿Y el coche?". "Cinco".

Por su parte, Baltar hijo dejó la presidencia de la Deputación y del PP provincial el año pasado tras los escándalos en los que se vio inmerso por las numerosas irregularidades del parque móvil de la institución, así como por las grabaciones publicadas por Público en mayo del año pasado, en las que su hermano admitía que ambos recibían mordidas de los constructores adjudicatorios de obras pagadas por el organismo. La Fiscalía ha abierto una investigación a raíz de esos audios.

Baltar también enfrentó varias polémicas por sus propias multas por exceso de velocidad al volante de uno de los vehículos oficiales —la Deputación de Luis Menor acaba de pagar 1.200 euros por una de ellas—; por las sanciones atribuidas a familiares de su chófer personal que luego obtenían también plazas de funcionario en la Deputación, y por los regalos, cenas y diversos artículos pagados sin justificar por ese conductor con dinero público, entre otras.

Senador por designación autonómica

En la primavera de 2023, Feijóo y su sucesor en Galicia, Alfonso Rueda, pactaron hacer a Baltar senador por designación autonómica. Su padre también había ocupado un escaño en la Cámara Alta entre 1993 y 2000. La semana pasada, el pleno del Senado acordó levantarle la inmunidad para que el Tribunal Supremo pueda juzgarle por un delito contra la seguridad vial por conducir a 215 km/h el Passat de 280 caballos de la Deputación que tenía a su disposición.

Hace un mes, Luis Menor trató de modificar la relación de puestos de trabajo del organismo provincial para premiar al exchófer de Baltar con la jefatura del parque móvil, a pesar de que forma parte de la plantilla de personal laboral y no es funcionario de carrera. El pleno rechazó la modificación con los votos de PSOE, BNG y Democracia Ourensana , que alegaron que la propuesta incumplía las normas reguladoras de la Administración local."            (Juan Oliver, Público, 07/05/24)

20/6/24

Caso Carioca: El balance de las víctimas de trata que osaron destapar a guardias y proxenetas en el ‘caso Carioca’: olvidadas, “humilladas” y hasta muertas

 "Para unos ha salido gratis; para otros, a precio de saldo. El caso Carioca sobre la mafia del proxenetismo en Lugo fue tan grande y se dividió en tantas parcelas que es difícil echar la vista atrás y entender cómo aquel terremoto —que abrió las cloacas e hizo tambalear desde hace más de 15 años el apacible equilibrio de la pequeña ciudad gallega— ha tenido tan pocas consecuencias para los culpables. De todos los procesados, proxenetas y agentes del orden aliados con los dueños de los prostíbulos, el único que está entre rejas y que seguirá por un tiempo es el cabecilla de la trama, el temido dueño de los clubes Queen’s y Colina, José Manuel García Adán. El que en la primera década de siglo se labró fama de ser el tipo más duro de la ciudad cumple en la cárcel de Mansilla de las Mulas (León) la condena que le fue impuesta en 2014, casi 21 años, por maltratar y agredir sexualmente a la que era su pareja y madre de su hija. Luego, en diversas piezas separadas de la macrocausa Carioca, el gran proxeneta volvió a ser procesado como actor principal, pero ya se había inaugurado el periodo de rebajas en los Juzgados de Lugo. Las dilaciones indebidas que se acumularon en la causa son, explican desde la Fiscalía de Galicia, las que han motivado sucesivos acuerdos de conformidad con los acusados. El tiempo también hizo que muchos delitos prescribieran.

La parte más importante del sumario se liquidó en 2021 con un acuerdo en el que la Fiscalía pasó de pedir 520 años de cárcel a solo 10, a repartir prácticamente entre Adán y su fiel escudero, José Manuel Pulleiro. El jefe de la trama estaba acusado de 54 delitos de prostitución coactiva, 27 contra los derechos de los trabajadores y otros de amenazas, tenencia ilícita de armas, contra la salud pública por la venta de droga en sus locales y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. En su enésima cita con el banquillo, esta semana, antes de que en la Audiencia de Lugo quedase vista para sentencia la última pieza que aún no se había sobreseído o juzgado, Adán ya no se jugaba nada.

Las fiscalas reclamaban para él año y medio de cárcel por pagar con mordidas y favores sexuales a guardias civiles a cambio de protección y soplos sobre redadas. Pero un acuerdo de conformidad entre el Ministerio Público y cuatro acusados (entre ellos, Adán) dejó la pena para el explotador de mujeres en una simple multa de 2.000 euros. El juicio era contra cinco personas y una se negó a pactar, lo cual torcía el acuerdo. La Ley de Enjuiciamiento Criminal, en su artículo 655 determina que “continuará el juicio si fuesen varios los procesados y no todos manifestaren igual conformidad”. Pero en Lugo se siguió con la vista solo para la voz discordante, el subteniente de la Guardia Civil Julio Baquero, que se negó a declararse culpable como todos los demás. Este pacto parcial, “insólito” y “bochornoso” al que se llegó para liquidar de una vez la macrocausa es, en opinión del abogado Gerardo Pardo de Vera, que trabaja día a día con las víctimas, “una humillación más para ellas”.

Los colectivos feministas y de apoyo a las mujeres prostituidas creen que “algo falla en el sistema” para que no solo este caso, sino la mayoría de los juicios relacionados con la trata, acaben con un desenlace así: las dilaciones indebidas y la debilidad social de las testigos, a las que muchas veces se les pierde la pista tras la primera declaración judicial, suelen traducirse en penas menores, que ya no implican cárcel. O bien en multas que ni se pueden comparar con las deudas de 3.700 a más de 6.000 euros que ellas pagaron a los traficantes de seres humanos por venir a España.

Así sucedió esta semana con la última pieza, de las 50 que llegaron a ser en el mayor sumario contra la trata instruido en el país (274 tomos más 36 de pinchazos telefónicos; 90 imputados; 370 testigos). El juicio contra tres proxenetas y dos guardias civiles acusados, entre otros hechos, de convertir la actividad de los burdeles en un camino de rosas a cambio de dinero y favores sexuales “ha servido para demostrar varias cosas”, critica Mónica González, portavoz de la plataforma ciudadana Impunidade Carioca. Primera, enumera la activista, que “los delitos quedaron probados”, y así lo reconocieron cuatro de los cinco procesados a cambio de una drástica merma en sus condenas. Segunda, que “la Fiscalía ha actuado como abogada de los acusados y con ello ha mandado un mensaje superpeligroso: vale más la voz de los criminales que la de las mujeres que han sido valientes en ese entorno tan hostil”. Tercera, “por acción u omisión de la Fiscalía, que durante años no hizo nada y causó dilaciones que ahora sirven de argumento [para reducir las condenas], realmente existe impunidad y lo que les ocurra a estas víctimas invisibles importa poco”.

Sobre este último juicio, Roberto Brezmes, fiscal jefe de Lugo, valora “positivamente los acuerdos alcanzados con algunas partes”. Explica que era “necesario apreciar la atenuante de dilaciones indebidas muy cualificada, por las diversas paralizaciones que había sufrido la tramitación del procedimiento”. También defiende que “la importancia de obtener una indemnización económica para la principal perjudicada determina, a su vez, la necesidad de aplicar la atenuante de reparación del daño” y que “la aplicación de las dos atenuantes”, técnicamente, “lleva a la rebaja en dos grados de la pena”. Además, el fiscal insiste en “la dificultad de localizar a las testigos”, que provocó que muchos de los hechos “quedasen huérfanos de prueba de cargo”, con el consiguiente riesgo de que las acusaciones acabasen en una sentencia absolutoria. Otra de las razones que Brezmes considera que está detrás del resultado del caso es “la complejidad de la investigación llevada a cabo por el juzgado de Instrucción”. “En su momento”, recuerda, “se adoptaron medidas de investigación limitativas de derechos” y hoy, a la hora de los juicios, estas “son estudiadas desde el punto de vista de la jurisprudencia actual, muy diferente de aquel que existía” entonces. “Por todas estas razones”, concluye en su respuesta por escrito, “la Fiscalía considera importante haber alcanzado un acuerdo de conformidad al menos parcial, que garantiza una respuesta penal adecuada, a pesar del tiempo transcurrido desde la fecha de los hechos”.

Fue el anterior fiscal jefe de Lugo, ya fallecido, quien, en 2013, decidió “desguazar” el descomunal caso para hacerlo digerible a su equipo, pero esto, según las voces críticas, provocó que los delitos de cada acusado quedasen desconectados entre sí. La trama se parceló en medio centenar de minifundios y muchos ya no dieron frutos; se sobreseyeron. Por su parte, la magistrada que dirigió la investigación en el juzgado de Instrucción 1 de Lugo, Pilar de Lara, fue sancionada sin empleo ni sueldo y apartada en 2019 por el Consejo General del Poder Judicial, que vio “retrasos injustificados” y “desatención” en la gran cantidad de causas abiertas por ella contra políticos, empresarios y miembros de los cuerpos de seguridad del Estado. La jueza que durante un tiempo necesitó llevar escolta (para ella y para su hija) acabó siendo trasladada a Ponferrada.

Pero ¿qué fue lo que ocurrió con las trabajadoras de los prostíbulos que, con sus relatos, alimentaron un sumario judicial digno de serie de terror? Algunas rehicieron con dificultad su vida aquí y en otros países de Europa, encontraron trabajo como cuidadoras, como camareras, como peluqueras o maquilladoras; otras estudiaron FP, hicieron cursos de pastelería e incluso emprendieron sus propios negocios como autónomas. Unas cuantas regresaron a su país natal o se les perdió el rastro; y un buen puñado simplemente cambiaron de burdel, ignoradas por una maquinaria administrativa que no facilitaba las cosas. Algunas más, explican desde la ONG lucense Aliad Ultreia, creyeron encontrar una “salida de emergencia” casándose, y acabaron con “parejas agresivas”, como algún cliente que habían conocido en el club.

La testigo protegida que hizo estallar la causa después de denunciar la agresión sexual, en presencia de su arma reglamentaria, del cabo Armando Lorenzo, miembro del Equipo Mujer y Menor (Emume) de la Guardia Civil, fue primero deportada a su país y después traída de vuelta. Ahora no está en el mundo de la prostitución y no vive en Brasil, sino en Europa, pero padece “altibajos psicológicos brutales”, porque sigue “vulnerable y con trauma”, describen fuentes cercanas al caso. “Es la tónica general”, comenta Ana Barba, educadora social de la ONG Aliad Ultreia, incluso en las que lograron rehacer sus vidas: “La huella sigue ahí, porque el impacto de lo que padecieron fue muy fuerte. Tanto en las que vienen pidiendo atención psicológica como en las que creen que no la necesitan vemos secuelas”.

“Las mujeres se han querido olvidar, se han desconectado de un proceso muy largo, muy cansado”, prosigue la educadora. Según Impunidade Carioca, “ven que no se ha hecho justicia” con ellas. Una de las razones esgrimidas por las fiscalas para reducir las penas en el último juicio, además de las dilaciones, fue “la reparación del daño”. “Estas mujeres han sufrido intimidaciones y amenazas, a ellas y a sus familias”, recuerda Barba. Las integrantes de Impunidade que asistieron a la última sesión se preguntaban a la salida “si realmente” los responsables de impartir justicia “saben lo que es el daño”. En Aliad cuentan casos de mujeres que, después de atreverse a declarar, empezaron a recibir visitas de emisarios de los proxenetas encarcelados. El propio Pulleiro fue devuelto por De Lara a prisión después de saber que había violado la orden que lo confinaba en su pueblo para acudir al bar donde trabajaba una testigo. “Tu cara me suena”, le espetó a la joven.

En los días en que Adán estaba agotando su prisión provisional, antes del juicio por maltrato que lo encerró para dos décadas, se constataron huidas de mujeres a Brasil. Mientras el sistema de protección del Estado a las testigos hacía agua y no había recursos para las víctimas, un guardia civil a las órdenes de la jueza, Luciano López, se acostumbró a buscar y pagar alojamiento y comida, o incluso acoger en su propia casa, a víctimas que se habían quedado en la calle. Tal y como pudo presenciar EL PAÍS, la propia magistrada buscó habitaciones para las mujeres que la telefoneaban.

La muerte sin justicia de Angie Palencia

La colombiana Angie Lizeth Palencia Carrión murió de un tumor cerebral un año antes de poder ver sentados en el banquillo a los hombres que la obligaron a abortar con 18 años sin anestesia, en una tétrica clínica de Lugo, el bebé que quería dar a luz. Pese al profundo trauma que esta experiencia le causó, ella había salido del hoyo y cuando falleció era dependienta de Media Markt en Madrid. El juicio, con una víctima ya difunta, fue otra ganga para los acusados, en este caso Adán y el médico abortista, que también en 2020 pactaron con la Fiscalía. El padre del bebé, el empresario que había exigido “arreglar como fuera” su “problema gordo”, jugaba al golf mientras aspiraban el feto con una máquina rota. Ni siquiera llegó a juicio, porque previamente la Audiencia lo exoneró.

Cilene Domingues Lourenço, la brasileña que se enamoró obsesivamente de Adán hasta mandarle cartas con flores dentro; hasta tatuarse su nombre en la piel, vive su propio infierno. Desde hace 17 años está parapléjica y hace tiempo que reside en un centro especializado en León. En Brasil dejó, antes de viajar con deuda a España, dos hijos varones con los que aún mantiene contacto, pero que no pudo volver a abrazar. Nunca regresó a su tierra, porque se arrojó desde la altura de un sexto piso en un hospital de Pontevedra después de firmar, débil, desesperada y sola, un consentimiento para dar en adopción a la pequeña Laura Kiara (engendrada por un cliente) que dio a luz después de ser arrumbada por la mafia de proxenetismo en un psiquiátrico y luego en una residencia de monjas. En León, Cilene no ha olvidado a esa niña que a finales de este mes cumplirá la mayoría de edad, ignorante de todo esto, con otro nombre y otra familia.

Aquel fantasma del burdel

En las ruinas del Queen’s, el burdel central de la trama, donde se daban cita empresarios de postín, policías locales, nacionales, narcotraficantes, guardias civiles, ciertos políticos y demás consumidores de sexo de pago, un fantasma de mujer quedó vagando para la eternidad. En su despacho, la jueza guardaba un dibujo infantil, pintado por la hija de Adán, la niña de los ojos del proxeneta, que representaba, según explicó la propia pequeña, una chica enterrada. Cuando estalló la Carioca, Lugo amaneció con pintadas que preguntaban directamente “¿dónde está Ana?”. Algunas testigos dieron otros nombres, el supuesto fantasma que cobraba forma algunas veces, y otras se desdibujaba, podría conocerse también en aquel ambiente como Sandra, Sara o Paula.

Una extrabajadora recordaba en el juzgado aquella mañana en la que una brasileña de 19 años desapareció, después de una noche en la que se oyeron quejidos y un disparo en una habitación. Pasados los años, un día de 2014 los investigadores descubrieron que alguien había burlado el precinto judicial y había cortado y levantado el suelo de cemento de una caseta aledaña, en la finca del club. El condecorado pastor belga 'Elton', uno de los mejores canes que llegó a tener la Guardia Civil para detectar rastros de cadáveres humanos, marcó sin dudarlo el terreno donde De Lara sospechaba que había estado sepultado un cuerpo. El análisis de la tierra en el laboratorio nunca dio resultados y aquella pieza quedó en nada.

La mayoría de las piezas importantes del sumario, si no prescribieron o fueron sobreseídas (sobre todo en lo referido a agentes de todos los cuerpos), se despacharon con acuerdos de conformidad entre la Fiscalía y los acusados, como ocurrió con Marcos Grandío, jefe del club Eros, que vio rebajada de 26 a tres años su pena gracias a esta fórmula. Grandío fue otros de los proxenetas beneficiados esta semana en el último juicio de la Carioca.

Por su parte, el dueño del club Liverpool del municipio lucense de O Corgo, un antro donde se llegó a prostituir a dos menores y donde el jefe exigía hacerlo “sin goma” —porque los clientes eran señores mayores “de aldea” que estaban “limpios”— no llegó ni al banquillo. Con gran polémica entre colectivos feministas y partidos de izquierda, las fiscalas también pidieron archivar las pesquisas.

La trabajadora social Ana Barba, de Aliad Ultreia, aprecia, sin embargo, "un cambio de sensibilidad" por parte de los mandos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en Lugo. La Operación Carioca "visibilizó lo que estaba pasando" para una sociedad que ignoraba el submundo del proxenetismo y la trata. Sigue habiendo burdeles tradicionales, más de 15 en la provincia, pero ahora la actividad se ha trasladado a los pisos. La figura del explotador sexual sigue estando ahí, detrás de estos lugares que ya no son un establecimiento público, sino privado, y que requieren de una orden judicial para entrar. Pero ya parecen "impensables", concluye Barba, esas escenas que aparecían en la Carioca: los guardias transportando mujeres desde el aeropuerto en sus coches patrulla; comiendo y cenando gratis, uniformados, en el burdel; bebiendo y practicando sexo con sus favoritas; catando y dando el visto bueno a las recién llegadas.

 Caso Carioca en El País, ver aquí "             (Silvia R. Pontevedra , El País, 09/06/24)

8/6/24

Matones a 6.000 euros para derribar a un alcalde del PSOE: así operaba la red corrupta del PP de Feijóo y los Baltar

 "El Partido Popular contrató por 6.000 euros una cuadrilla de matones para asegurar el éxito de la moción de censura que preparó en junio del año 2008 junto a un tránsfuga del PSOE contra el alcalde socialista de la localidad ourensana de Calvos de Randín.

La intermediaria de la operación habría sido presuntamente María José Caldelas, exdiputada autonómica del PP, entonces pareja del hoy senador y expresidente de la Deputación de Ourense, Manuel Baltar, y nuera del también expresidente del PP provincial, de la citada institución y exsenador Xosé Luis Baltar.

Así lo desvela un audio al que ha tenido acceso Público en el que un alto cargo de la Deputación muy próximo a la familia Baltar conversa con el entonces líder del PP en Calvos —y anteriormente alcalde de la localidad—, Antonio Rodríguez Alonso, quien admite haber firmado un contrato para que Caldelas le proporcionara guardaespaldas privados que escoltaran a los firmantes de la moción el día en que se iba a celebrar.

"Era la mujer de José Manuel, la nuera de Baltar"

La presión vecinal impidió finalmente que el pleno que iba a destituir al regidor socialista, Aquilino Valencia, prosperase. Pero Rodríguez Alonso reconoce en la conversación grabada que aún así abonó los 6.000 euros a la entonces pareja de Manuel Baltar, quien incluso lo llamó para reclamárselos. "Era la mujer de José Manuel, la nuera de Baltar", justifica el entonces responsable local del PP.

Público se ha dirigido a María José Caldelas y a Manuel Baltar para que pudieran ofrecer su versión sobre el contenido de los audios, pero al cierre de este artículo no había obtenido respuesta. También ha tratado sin éxito de contactar con Antonio Rodríguez Alonso.

En cuanto a la Deputación de Ourense, el equipo del nuevo presidente, Luis Menor, ha declinado hacer comentarios. El pasado martes, tras la publicación de la primera entrega de las grabaciones que desvelan la red clientelar que tejieron los Baltar en torno a ella, la institución argumentó que los audios hacen referencia "a supuestos hechos que datan de hace 16 años y de los que la actual Deputación no tiene ni conocimiento ni relación alguna".

Esta es la conversación con su transcripción adjunta en la que el portavoz popular en Calvos, una localidad de 700 habitantes a 65 kilómetros al sur de Ourense en la frontera con Portugal, admite haber contratado a los matones para proteger a los tránsfugas el día de la moción de censura contra Valencia. La fuente de Público ha pedido que se distorsione su voz en las grabaciones para evitar que pueda ser identificada.

"Me llamó y tuve que pagarle los 6.000 euros"

- La Guardia Civil, cuando te mandaron, carajo, cuando la nuera de Baltar te mandó a los matones...
- Pero eso no fue...
- Sí, pero no le gustó, ¿eh? Cuidado, que lo sepas, porque yo lo sé por quien tú sabes, de Xinzo [da Limia], amigo tuyo y mío, y no le gustó esa papeleta, ¿me entiendes?
- Sí, pero es que si no teníamos escolta no entrábamos, y así tampoco entramos, ¿entiendes?
- Y no entrásteis y encima... Oye, ¿pero ella tuvo la cara de mandarte la factura? No.
- Hombre, ella... Eso fue un contrato que hicimos, eso...
- ¿Pero contratasteis a los matones por los 6.000 euros o te pasó ella después...?
- Eso fue lo que era, ¿entiendes? Pero, eso, joder, eso... Es la mujer del José Manuel [Baltar, hijo]...
- Ya, carajo, pero perdona que te diga, Antonio, pero yo no se lo hubiera pagado, ¿cuánto le pagaste? ¿6.000 euros?
- Sí.
- Yo no se lo hubiera pagado, perdona que te diga. ¡Bueno, carajo!
- Pero me llamó y tuve que pagárselos.
- Antonio, carajo...
- ¡Hombre, no! Tenemos aquí la factura, eso está pagado.
- Pero Antonio, si hubieran hecho algo, me parece bien, pero si no hicieron nada, que tengan un poco de.... Bueno, es lo que tú dices, es la mujer de Baltar.
- Claro, es la nuera de Baltar, hostias.

La grabación se suma a los audios que Público ha venido publicando esta semana en los que militantes, cargos del PP y sus familiares y empresarios vinculados al partido admiten haber pagado cantidades millonarias para conseguir plazas de funcionario en la Deputación, que obtenían incluso gracias a regalos en especie como un Rolls-Royce para la colección de coches clásicos de Xosé Luis Baltar.

BNG, PP y PSOE han pedido a Alberto Núñez Feijóo y  al PP explicaciones por el contenido de las grabaciones, pero el líder del partido y su dirección mantienen silencio por el momento y han evitado referirse a ellas.

Feijóo y Rueda

Los audios son del año 2008, cuando Feijóo llevaba ya tres ejercicios como presidente del Partido Popular de Galicia y era portavoz de la oposición. Su segundo en el partido era su sucesor en la Xunta, Alfonso Rueda, por entonces secretario general de la dirección gallega.

Durante el primer mandato de Feijóo en el partido, el PP perdió en las elecciones locales de 2007 la mayoría absoluta que tenía en el Ayuntamiento de Calvos. Los populares se quedaron con cuatro concejales frente a los cinco del PSOE que dieron la Alcaldía a Aquilino Valencia.

Pocos meses después, uno de los ediles socialistas se pasó al grupo de los no adscritos junto a los cuatro ediles populares, lo que permitió a Baltar, Feijóo y Rueda simular que el PP no incumplía el pacto antitransfuguismo, que prohíbe a los partidos hacerse con el poder en instituciones gracias a representantes elegidos en listas de otras formaciones que rompan su disciplina de voto.

"Oye, ¿pero ella tuvo la cara de mandarte la factura?". "Hombre, ella... Eso fue un contrato que hicimos"

La dirección del PP, sin embargo, estaba detrás de aquella operación, como desvela el audio en el que el líder popular local admite haber recurrido a Caldelas para obtener protección privada para el día de la moción. El cabecilla de esos guardaespaldas era un policía local de Celanova, municipio a 30 kilómetros de Calvos y gobernado por Antonio Mouriño, uno de los alcaldes más próximos a los Baltar.

Ese agente local fue condenado en 2011 a siete meses de cárcel por un delito de agresión a un árbitro de fútbol; y detenido en mayo de 2019 por otro presunto delito de violencia de género contra su pareja.

En cuanto a Mouriño, adquirió notoriedad fuera de Galicia en 2012, cuando decidió abandonar la Alcaldía de Celanova para ocupar un escaño en el Parlamento de Galicia y reclamó al Estado el subsidio de desempleo durante el mes y medio en que dejó de cobrar su sueldo de alcalde —63.300 euros anuales— hasta que obtuvo el de diputado autonómico. Acudió a los tribunales, pero la Justicia desestimó su demanda recordando que había renunciado a su cargo de manera voluntaria.

Condenada por falsedad en 2017

Caldelas, casada desde 2007 con Manuel Baltar, también compartió escaño con este último en la Cámara gallega en la legislatura 2001-2005. En octubre de 2017 fue condenada a un año cárcel y a una multa de 1.800 euros por dos delitos de falsedad en documento oficial cometidos para obtener una licencia municipal para reformar en 2009 un pub que regentaba en Ourense.

El 10 de junio de 2008, día de la moción en Calvos, una multitud entre la que se encontraban vecinos, alcaldes y militantes del PSOE de la zona ocupó las dependencias de la Casa Consistorial e impidió que se celebrase el pleno, en un ambiente que las crónicas periodísticas de la época describieron como de "guerra campal", con algunos vecinos y vecinas heridos por los golpes de los matones

Tras fracasar ese intento, los firmantes de la moción acudieron a la Justicia, que tres años después ordenó la repetición del pleno. Se fijó nueva fecha para debatirla y votarla a principios de febrero de 2011, cuando faltaban apenas cuatro meses para las nuevas elecciones municipales del 22 de mayo de ese año.

Feijóo, que entonces ya había alcanzado la presidencia de la Xunta,  apoyó a los tránsfugas, que actuaban a sus órdenes sin siquiera disimularlo. De hecho, en febrero de 2011 él mismo anunció en rueda de prensa, tras la reunión semanal del Consello de la Xunta, que estaba valorando retirar la moción de censura en Calvos dada la cercanía de las elecciones. Una semana después lo ordenó así, y los tránsfugas acataron la decisión.

El PSOE gana todas las elecciones en Calvos de Randín

Aquilino Valencia ganó aquellos comicios con el 60% de los votos y un concejal más a costa del PP. Desde entonces, el PSOE ha revalidado en otras tres ocasiones su mayoría absoluta en el Ayuntamiento y él sigue siendo el alcalde.

Los socialistas han ganado en Calvos todas las elecciones municipales, autonómicas, generales y europeas celebradas desde 2008. En las locales del 28 de mayo del año pasado obtuvieron más del 76% de los votos y se hicieron con seis ediles, mientras que el PP se quedó con uno.

Valencia ha asegurado a Público que desde que fracasó la moción de censura contra él, tanto Baltar padre como Baltar hijo aislaron a su municipio, marginándolo en el reparto de fondos, obras y servicios de la Deputación de Ourense."              (Juan Oliver, Público, 08/05/24)

7/6/24

Caso Carioca: el mayor golpe a la trata de personas y el proxenetismo en España, ha quedado reducido a cenizas por el pacto sellado entre las partes... un centenar de personas convocadas por la Plataforma contra la Impunidad del Caso Carioca se concentraron con pancartas frente al edificio de los Juzgados de Lugo para denunciar los que denominan “acuerdos de la vergüenza”. En esta acción ciudadana, los manifestantes empapelaron los edificios judiciales con cartulinas amarillas en contra de la “impunidad” de los procesados y en recuerdo de las mujeres víctimas de trata que denunciaron los hechos que dieron origen a la investigación y no han obtenido justicia. “Puteiros ao Caldeiro”

 "Si el mayor golpe a la trata de personas y el proxenetismo en España llegaba ya en los huesos a sus últimos estertores, el pacto sellado entre las partes lo ha dejado reducido a cenizas. A falta de que este miércoles la fiscal lea su nueva versión del escrito de acusación y se conozcan detalladamente los nuevos castigos que pedirá para los procesados, en la primera jornada del juicio de la Operación Carioca que se celebra esta semana en la Audiencia Provincial de Lugo, la representante del Ministerio Público avanzó que ninguno de los hombres que se sientan en el banquillo pagará más de seis años en la cárcel. Esta será la pena máxima, aunque seguramente será menos, que podría recaer sobre Armando Lorenzo, el cabo de la Guardia Civil de Lugo destinado en el Emume (Equipo de Mujer y Menor), acusado de una decena de delitos, entre ellos agresión sexual y cohecho, por los que inicialmente la Fiscalía pedía una condena de 21 años. Los tres proxenetas que se sientan junto a él en el banquillo se enfrentaban a penas de hasta año y medio por cohecho pasivo y finalmente no tendrán más que pagar una multa en ningún caso superior a 2.000 euros. Después de que todos ellos reconociesen este martes los hechos, el juicio solamente ha continuado para Julio Baquero, el jefe del Emume, también procesado. Este guardia civil se enfrenta a una solicitud de pena de 19 meses de prisión.

Los acusados que han firmado acuerdos de conformidad con la fiscal son los proxenetas José Manuel García Adán (que ha asistido a la vista desde el penal leonés de Mansilla de las Mulas, donde ya cumple prisión por otros capítulos de la Carioca), Marcos Grandío y Jesús Varela. El guardia civil Armando Lorenzo, principal encausado en esta pieza (de las 47 que eran en total), no irá a la cárcel previsiblemente dado su deteriorado estado de salud actual. Será en la segunda sesión del juicio, señalada para este miércoles en la Audiencia Provincial, cuando se conozcan los detalles de los acuerdos de conformidad alcanzados con carácter previo. Estos cuatro procesados se limitaron este martes a decir “sí, reconozco”, cuando se les ha preguntado en la sala por los cargos formulados en su contra. Pese a que durante los años transcurridos de la investigación, casi 16, la propia jueza instructora, Pilar de Lara, y colectivos antitrata gallegos pidieron al Ayuntamiento de Lugo y la Xunta de Galicia que se personasen como acusación para defender a las cerca de 400 víctimas que transitan por las páginas del macrosumario, estas dos administraciones nunca lo hicieron.

El único de los cinco imputados, en esta pieza que no es la más importante, pero sí la que inauguró las diligencias del juzgado de Instrucción 1 de Lugo, que se ha negado a firmar un acuerdo de conformidad, Julio Baquero, prestará declaración ante la jueza de la Audiencia María Luisa Sandar este miércoles tras la práctica de la prueba testifical. Su abogado ha solicitado durante el capítulo de cuestiones previas la “nulidad de todas las actuaciones” al asegurar que estas se encontraban “viciadas” desde el inicio de la instrucción, lo que ha motivado la “indefensión” de su cliente. También ha denunciado el letrado la “vulneración del derecho de defensa” del procesado durante toda la investigación, la existencia de una instrucción del caso “parcial y deficiente” y el “abuso en el uso de testigos protegidos de manera no justificada”. “La prescripción de los delitos es clarísima”, ha zanjado.

Antes de la vista, abogados de varios proxenetas han criticado el largo tiempo transcurrido desde el inicio de la investigación. El caso se inició después de que una de las mujeres con las que, según el sumario, Armando Lorenso mantuvo relaciones sexuales aprovechándose de su cargo como funcionario de un cuerpo del orden, denunciase una escena en la que el acusado la intimidó con una pistola, la obligó a realizarle una felación y la penetró vaginalmente después de decirle que sus “días como legal en España” estaban “contados”.

Críticas a la instrucción

“Este proceso lleva 16 años de instrucción y había que llegar a un acuerdo para que no se dilatase más en el tiempo. Este juicio es un ejemplo de antijusticia, un proceso totalmente inusual que no es justo ni para las víctimas ni para los acusados. Mi defendido lleva cumpliendo condena bastantes años y para él es fundamental que esto acabe aquí”, ha manifestado la abogada del proxeneta García Adán, el cabecilla de la trama Carioca y responsable del Club Queens y el Colina. “Es lamentable, esta instrucción debería exhibirse en las facultades de Derecho como ejemplo de lo que no debe ser la administración de justicia. Una instrucción a cañonazos, a diestro y siniestro, imputando alegremente a un montón de personas sin indicios”, ha reprochado, por su parte, el letrado de otro de los imputados, el proxeneta Marcos Grandío Ascariz, dueño del Eros.

Protestas en la calle

El lunes, en la víspera del juicio que pasó, por arte del pacto de la Fiscalía, de ocho sesiones con testigos a solo dos, cerca de un centenar de personas convocadas por la Plataforma contra la Impunidad del Caso Carioca se concentraron con pancartas frente al edificio de los Juzgados de Lugo para denunciar los que denominan “acuerdos de la vergüenza”. En esta acción ciudadana, los manifestantes empapelaron los edificios judiciales con cartulinas amarillas en contra de la “impunidad” de los procesados y en recuerdo de las mujeres víctimas de trata que denunciaron los hechos que dieron origen a la investigación y no han obtenido justicia. “Puteiros ao Caldeiro” o “acuerdos de Fiscalía, regalos de cortesía” eran algunos de los lemas que se podían leer en las pancartas y carteles de Impunidade Carioca."             (S. R. P., El País, 04/06/24)

6/6/24

La eterna espera de los pacientes oncológicos del CHUS: “Salimos del médico sin cita” El "deterioro alarmante" del servicio les ha llevado a alzar la voz y compartir sus historias, con esperas de más de seis meses

 "Pacientes oncológicos del Hospital Clínico de Santiago han compartido este lunes sus historias particulares para denunciar la situación que sufre el servicio de Oncología de este centro, algo que ya llevaron anteriormente ante la Valedora do Pobo, y que, afirman, a pesar de las medidas implantadas sigue “deteriorándose de manera alarmante”.

Según ha denunciado la asociación de Pacientes y Usuarios del CHUS, a pesar de la implantación de ‘peonadas’ por las tardes para aliviar los atrasos, hay retrasos en consultas de revisión que sobrepasan los seis meses.

“Los pacientes seguimos saliendo de nuestras consultas de revisión sin una cita fijada, ya que se nos introduce en el sistema de ‘buzón’ y quedamos en un limbo en el que ni figuramos en ninguna lista de espera ni sabemos cuando seremos atendidos”, aseguran.

Este sistema de ‘buzón’, apuntan, incluye a “todos los pacientes que requieren atención especializada a través de una consulta externa” y en él permanecen “un tiempo indeterminado sin conocer en que momento” van a ser citados, aunque su dolencia “requiera una atención clínica pautada y en los tiempos debidamente establecidos por los protocolos, como acontece con los pacientes de cáncer”. “La administración, al establecer como norma legal el principio de la estabilidad de las agendas, está limitando la arbitrariedad y discrecionalidad en los tiempos de atención”, denuncian.

Los pacientes consideran que esta situación, además de “vulnerar la normativa de la propia consellería”, añade “más incertidumbre a la ya complicada situación de los enfermos” y critican que pretenda ponerse “una solución puntual” a lo que consideran “un problema estructural”.

Además, en las últimas semanas, la asociación de pacientes está recibiendo testimonios de usuarios del servicio de Oncología en tratamiento activo, afirmando que “el colapso en el hospital de día es total, ya que pacientes enfermos de cáncer deben esperar hasta 10 horas para poder recibir su tratamiento de quimioterapia”.

Un “problema de revisiones”

El conselleiro de Sanidade, Antonio Gómez Caamaño, ha asegurado este lunes que ya se están tomando medidas para solucionar la situación del servicio de Oncología del CHUS, aunque, ha apuntado, “lo que es realmente urgente y prioritario se cubre rápidamente” y lo que existe es “un problema de revisiones”.

A preguntas de los medios tras un acto en Santiago, Gómez Caamaño ha afirmado que es “especialmente sensible” a este problema, dado que su puesto antes de ser conselleiro era el de jefe de oncología radioterápica en este complejo, y ha confiado en que la nueva gerencia del área sanitaria sirva también para “replantearse todo”. “Yo creo que con las medidas que se están tomando ya y las que se puedan tomar en el futuro, la situación mejorará, sin ninguna duda, y esperemos que en un plazo más breve que largo”.

El conselleiro ha precisado también que las revisiones con retraso “no son de pacientes en medio del tratamiento” si no que “tienen que ir cada seis meses o una vez al año”. “El problema que tenemos ahora es un problema de revisiones, de revisiones de pacientes que han sido tratados de un cáncer, que están curados, la mayoría, y siguen las revisiones”, ha puntualizado.

Gómez Caamaño ha relacionado esta situación con “el éxito de la medicina”, dado que “cada vez sobreviven más pacientes” al cáncer y esos pacientes “necesitan sus consultas y sus revisiones”. “A lo mejor es que no estamos todavía preparados para asumir ese éxito”, ha dicho el conselleiro, añadiendo que “habrá que pensar a lo mejor como manejarlo, como manejar ese tipo de consultas de largos supervivientes en todos los hospitales de Galicia”."             (enfoques.gal, 14/05/24)

4/6/24

Esquivar guiris ocupa a maior parte do meu tempo libre... Pero tranquilxs, este non é un artigo máis sobre o 'tourist go home'. En absoluto, este artigo, moi contrariamente, vén constatar que, cando menos no meu caso, levo xa tantos anos seguidos sentindo que a cidade na que vivo é dos turistas, que acabei por crer que o equivocado son eu... Nestas cidades que lles pertencen xa aos turistas, hai quen dixo que se seguía o modelo do donut: cun centro baleiro de servizos convertido en parque temático. Eu diría que agora mesmo se trata máis ben dun burato negro capitalista e salvaxe... a xente será expulsada á vila dormitorio que mellor se axuste ao seu salario, compartirá apartamentos con mal mantemento ou mudará de cidade. En fin, penso que non é necesario explicar por que cada vez máis isto parecen os xogos da fame

 "Este artigo comeza así: pecha un negocio no casco vello. Ou non, esquezan iso, non pecha. Prefiro que ninguén me reproche sentimentalismo. Mellor: un local que sempre estivera pechado no casco vello dunha cidade calquera —patrimonio da humanidade, iso si— aparece un día cos cristais cubertos por papel marrón de estraza. Hai algo cocéndose dentro. De súpeto, a veciñanza desa cidade alberga no fondo do seu corazón a esperanza de que iso vaia ser un negocio independente útil para as que viven alí. Queren crer que non será un bar novo, un posto de comida para levar —destes que ademais sempre son de especialidades locais: bocadillos de xamón serrano, empanadas arxentinas, bocadillos de calamares—, unha tenda de recordos e camisetas ou unha lavandaría autoservizo. A esperanza, por suposto, dura pouco, porque á visión dos cristais velados pola reforma séguelle case sempre un comentario sarcástico e desesperanzador que, semanas máis tarde, se confirma cun novo negocio para turistas.

Pero tranquilxs, este non é un artigo máis sobre o tourist go home. En absoluto, este artigo, moi contrariamente, vén constatar que, cando menos no meu caso, levo xa tantos anos seguidos sentindo que a cidade na que vivo é dos turistas, que acabei por crer que o equivocado son eu. Que a ilusión de que no casco histórico dunha cidade coma Compostela —poden inserir aquí o nome de calquera outra— vaia abrir unha tenda de ultramarinos, unha ferretaría, unha panadería con forno tradicional, unha mercería ou un negocio de roupa, esa ilusión, digo, é en realidade inxusta pola miña parte. Os datos están claros, soubemos hai uns días por este xornal que en Compostela hai unhas 150 vivendas dispoñibles para o alugueiro fronte ás 850 vivendas vacacionais (das rexistradas) e que sufrimos unha das presións turísticas máis altas do estado. Pero entón, por que me frustro? Supoño que parte deste malestar, ademais do sentimento de expulsión, parte da sensación de que sucesivos gobernos de partidos denominados progresistas, tanto no Concello como na administración estatal, non foron quen de poñerlle freo a este modelo e se limitan, no caso de Compostela, a culpar ao Xacobeo e á Xunta de Galicia. Coma se dous non fosen máis ca tres, coma se estivesen uns e outros atados de mans. Pero eu que sei, non son político, nin quixen selo nunca: hai que estar disposto a estudar demasiadas ciencias ocultas. E, en parte, tampouco os culpo a eles porque, asumámolo xa, esta roda de hámster na que corremos todos xira a demasiada velocidade como para detela sen violencia.

Nestas cidades que lles pertencen xa aos turistas, hai quen dixo que se seguía o modelo do donut: cun centro baleiro de servizos convertido en parque temático. Eu diría que agora mesmo se trata máis ben dun burato negro capitalista e salvaxe. Así, por exemplo, o anel inmediatamente posterior á améndoa de ouro adoita estar ocupado polas residencias das clases privilexiadas e, nunha menor concentración, por apartamentos turísticos. Agora si, eses privilexiados non se organizan para defender as veciñas de clase obreira coas que puidesen convivir antes da chegada da xentrificación, senón que o fan, normalmente, só para protexer os seus servizos: centro de saúde, espazos socioculturais e supermercados. Os Airbnb ameazan, pero non á poboación con pedigree. Suficiente. O seguinte anel, se a cidade é pequena, caso de Compostela, ocúpano na súa maioría persoas que mercaron apartamentos baratos hai moito tempo porque habitaban zonas pouco desexables outrora e son, hoxe en día, os barrios en alza, aqueles que se xentrificarán grazas ás capas altas da clase asalariada —case sempre funcionarios, nunca sós, senón en parella— que dean sobrevivido á escalada dos prezos e a presión. En canto ao resto da xente, será expulsada á vila dormitorio que mellor se axuste ao seu salario, compartirá apartamentos con mal mantemento ou mudará de cidade. En fin, penso que non é necesario explicar por que cada vez máis isto parecen os xogos da fame.

Porén, non veño aquí reclamar que defendamos o modelo de cidade polo que sentimos nostalxia —unha nostalxia case nunca 100% real, máis ben algo inventada—, senón constatar que a cidade morre e nos arrastra a moitxs consigo. Falo desas consumidoras deste parque de atraccións que, sen saber moi ben por que, somos adictas a un decorado que non merecemos habitar. “Que necesidade tes de pagar un alugueiro tan alto?”, pregúntanse meus pais. E a miña resposta é sempre absolutamente irracional, parte dunha emoción sincera, dun abraio anterior ás tendas de recordos e aos postos de ridícula comida para levar, pero é, en definitiva, unha resistencia inexplicable. 

Nun poema xenial titulado “Esquivar guiris ocupa la mayor parte de mi tiempo libre”, o alacantino Adrián Fauro escribe: “A veces sueño que / empieza a llover o nevar / y se sienten como en casa / y se van”. E eu imaxino de repente que vivo atrapado nunha desas bólas con neve artificial, coa catedral de Santiago no centro, das que se venden todo o ano por todas partes. Pero non estou só alí, nesa recreación mínima do Obradoiro, senón que me imaxino rodeado de turistas, asfixiado polos peregrinos, mentres a burguesía compostelá —de todo signo político— me mira incómoda dende as ventás.

Todo isto, para contar que comezo a crer que é xa demasiado tarde, que a cidade lles pertence e que, por máis que os habitantes censados votemos o contrario, caemos montaña rusa abaixo cada vez con maior balbordo. A democracia leva varias lexislaturas cuspíndonos na cara que Compostela non é nosa. E aínda así, repito, sinto esperanza. Parvo como son, sígome ilusionando ante os escaparates cegados con papel marrón e por iso este artigo constata que buscarlle unha solución a todo isto xa non pasa por intentar rexenerar o que non se pode rexenerar, que non queda demasiado que salvar ou protexer, é dicir, que a saída ten que ser romper ese vidro —caia quen caia— ou seguir deixando que a corrente nos arrastre fóra. Mentres tanto, seguirei esquivando guiris mentres finxo que esta pode ser tamén a miña casa. "                  (Ismael Ramos, eldiario.es, 12/05/24)

1/6/24

A inmigración do exterior no rural equilibra a marcha de poboación novas ás zonas urbanas... Son significativos neste aspecto os casos de Verín, O Carballiño, A Estrada ou Ribadeo

 "Despois de varios século sendo un país de emigrantes, Galicia leva varias décadas convertido nun territorio que, sobre todo, acolle persoas chegadas doutros territorios. Coa única excepción dos anos 2013, 2014 e 2015, marcados pola crise económica da Gran Recesión, dende hai trinta anos o saldo migratorio de Galicia é positivo, é dicir, o noso país recibe máis emigrantes que persoas emigran (ou regresan) a outras comunidades autónomas e países fóra do Estado español.

O ano 2022, último con datos completos, marcou un novo record neste saldo positivo e na chegada de inmigrantes dende o exterior, pois preto de 40 mil persoas mudáronse a Galicia dende o estranxeiro e outras 20 mil dende o resto do Estado, cun saldo positivo de 27.251 persoas, moi por riba do anterior máximo histórico, o de 2007 (19.583).

As cidades e, en xeral, as áreas urbanas son as que rexistran un saldo migratorio máis positivo. Pero a realidade é que a maioría dos concellos galegos teñen máis inmigrantes que emigrantes, tendo en conta todos os cambios residenciais, sexa a outro país, sexa a outras localidades galegas.

 En concreto, tan só 56 concellos presentaron no ano 2022 un saldo migratorio negativo, encabezados por Guitiriz (-56) e Dumbría (-32). Ademais de cinco localidades cun saldo neutro (mesmo número de saídas que de entradas), os restantes 252 tiveron máis inmigrantes que emigrantes, nunha listaxe encabezada pola Coruña (+4.193), Vigo (+2.911), Lugo (+1.461), Santiago (+1.198) e Ourense (+1.175). Despois aparecen Oleiros, Arteixo, Ferrol, Monforte, Sada, Ames, Narón, Marín e Pontevedra.

Cómpre ter en conta, iso si, que existen grandes diferenzas, concello a concello, entre as denominadas migracións exteriores (as que se dirixen ou proceden de fóra de Galicia, sexa o estranxeiro, sexa o resto do Estado) e as interiores (o saldo de cambios residencias con outos concellos galegos). Así, mentres o saldo migratorio exterior só é negativo en 12 concellos, o saldo migratorio interior presenta un panorama moito máis variado: negativo en 154 e positivo en 156.

 O mapa deste saldo migratorio interior, que representa os intercambios e trasvases de poboación entre uns e outros concellos de Galicia, amosa varios fenómenos ben diferenciados. Por unha banda, unha transferencia de poboación, sobre todo nova, dende as zonas rurais ás zonas urbanas, con saldos migratorios moi negativos na montaña lucense, na Mariña Occidental e no Ortegal, na Costa da Morte, no Barbanza ou no centro da provincia de Ourense.

Pola outra, advírtese tamén un movemento de poboación dende as cidades aos concellos da súa contorna, localidades nas áreas metropolitanas da Coruña, Vigo, Pontevedra, Ferrol, Ourense ou Lugo que gañan poboación cunha oferta de vivenda máis barata. A única excepción é Santiago de Compostela, a única cidade galega que gaña habitantes con migracións (ou mudanzas, se se prefire o termo) dende outros concellos do país. 

A capital galega é, de feito, o concello cun saldo máis positivo (+342), por diante dunha serie de localidades das contornas urbanas: Oleiros, Salvaterra do Miño, Sada, Arteixo, Teo, San Cibrao das Viñas, O Pereiro de Aguiar, Ares, Abegondo, Bergondo, Outeiro de Rei, Narón ou Miño. Pola contra, Ourense, Vigo, Ferrol e A Coruña son os catro concellos con saldos máis negativos, por diante de Culleredo, O Barco, Burela e Xinzo.

 O factor de idade adquire unha grande importancia nos fenómenos migratorios, pois hai zonas cun saldo positivo total, pero negativo nas xeracións máis novas, o que acrecenta o envellemento e a perda de poboación en idade laboral activa e coa posibilidade de ter fillos e fillas. (...)

Non é así no conxunto de Galicia, que presenta un saldo migratorio moi positivo en todos os grupos de idade, dende o menores de 16 anos (+5.913) ou as mozas e mozos de 16 a 24 (+4.338) e de 25 a 34 (+4.814) ata as persoas de máis de 65 anos (+2.101).

Se atendemos unicamente ás persoas de menos de 35 anos, son 223 os concellos que teñen un saldo positivo, fronte a 81 que o teñen negativo. Pero se, ademais, observamos só as migración interiores (co resto de Galicia), atopamos que máis da metade dos concellos galegos (179) presentan un saldo negativo e unicamente 123 téñeno positivo, encabezados pola Coruña, Compostela, Vigo, Oleiros, Narón, Salvaterra e Arteixo.

En cambio, se afondamos no saldo migratorio externo das persoas de menos de 35 anos, vemos que apenas 25 concellos tiveron máis emigrantes que inmigrantes entre a mocidade, encabezados por Guitiriz e Moaña.

 Así, vemos como a inmigración exterior, netamente positiva en todos os grupos de idade, tamén entre a mocidade, está servindo en moitos concellos -especialmente fóra das áreas urbanas- para equilibrar a marcha de poboación nova a outras zonas de Galicia.

Son significativos neste aspecto os casos de Verín (-72), O Carballiño (-63), A Estrada (-41) ou Ribadeo (-41), con saldos migratorios interiores moi negativos entre as persoas de menos de 35 anos pero saldos netamente positivos entre a mocidade se se computan tamén os movementos externos, con territorios fóra de Galicia."               (Marcos Pérez Pena , PrazaGal, 01/06/24)

28/5/24

ABANCA, el soporte financiero de la Xunta de Feijóo, exige que le regalen el estadio de Riazor

 "Una ciudad vestida de gala, esperando su momento, deseando retornar del infierno que supone la Primera RFEF (antigua Segunda B) para un histórico de nuestro fútbol como es el Deportivo de la Coruña. La ciudad gallega empezaba a despertar de la pesadilla el pasado fin de semana con un zapatazo de Lucas Pérez, que renunció a contratos millonarios por quedarse con su Dépor. Tras el pitido final que firmaba una victoria por la mínima pero cargada de significado, la euforia se desataba, la playa de Riazor se teñía de camisetas, bufandas y bengalas azules y blancas (como lo había hecho en la previa) y la fiesta alcanzaba altas horas da la madrugada.

Sin embargo, la celebración terminó resultando algo agridulce por el presunto veto de ABANCA, principal banco gallego y cuyo nombre aparece también en el estadio, para que el combinado coruñés no acudiera a la habitual recepción del Ayuntamiento, planificada para el pasado lunes, una vez pasada un poco la resaca emocional. La alcaldesa de la ciudad, Inés Rey -de signo socialista- acusó a la entidad bancaria de actuar “con ánimo de chantajear y sacar rédito particular” como propietaria del club por las discrepancias sobre el convenio para el uso del estadio.

La edil primera afeaba a ABANCA “no entender lo que es el Dépor” al “tratar ese amor -por unos colores- como un activo financiero”. Rey se lo dejaba muy claro al principal banco de la comunidad: “El deportivismo no está en venta y no será moneda de cambio para hacer caja”, ni permitirá que “nadie lo mercantilice”.

La pugna que mantienen la parte política y financiera tiene que ver con el emblemático Estadio de Riazor (ABANCA Riazor), que ha vivido noches europeas y visto a su equipo ganar ligas. El espacio se ha rendido a quienes han pasado por allí, sabiendo reconocer su calidad (basta recordar el taconazo de Guti), y ha aprendido a llorar los descensos. En definitiva, se trata de un estadio y una afición (reconocida abiertamente de izquierdas) que no se rinde ante nada ni nadie. Y eso es justo lo que pretenden transmitir los socialistas.

En concreto, ABANCA -a su vez soporte financiero de la Xunta que surge tras la fusión y el rescate de las antiguas cajas gallegas- propone el pago de un canon por el estadio. No obstante, la regidora socialista ha asegurado que no se trata de una cuestión negociada con el Consistorio. Al contrario, asegura que no han “exigido ningún canon” y que “no se les va a cobrar”. “No es una propuesta que esté sobre la mesa”, apuntalaba, haciendo hincapié asimismo en que su equipo de gobierno hará todo lo posible por garantizar que la “sede social” del equipo se quede en la ciudad. Así las cosas, la contienda queda clara: “No voy a regalar el estadio de todos a un banco”.

Lo que plantea el Ayuntamiento es algo mucho más social y pensando, sobre el papel, en el hincha, en aquel para el que un estadio de fútbol es mucho más que eso. Es un lugar donde evadirse de la rutina, donde te vuelven los recuerdos con tu padre, el beso en el descuento, las cervezas con los amigos. Llorar de alegría y felicidad a partes iguales. Saber que los domingos, da igual lo que pase, ya tienes plan. Seguramente en todo ello haya pensado la alcaldesa cuando anuncia que su idea es que el uso del estadio continúe siendo “con cesión gratuita”: “El convenio se firmará cuando ellos quieran”."                 (Rubén Rozas, El Plural, 17/05/24)

27/5/24

Manifestación histórica en Palas de Rei contra a macrocelulosa de Altri... Unha multitudinaria marcha clama na Ulloa contra a fábrica de Greenfiber: "É un atentado á nosa maneira de vivir"

 "Máis de 20.000 persoas marcharon na mañá deste domingo polas rúas de Palas de Rei (A Ulloa) para mostrar o seu rexeitamento ao proxecto de macrocelulosa que a multinacional portuguesa Altri quere instalar na localidade, nunha histórica manifestación que mobilizou até o corazón da Galiza plataformas, colectivos e asociacións de todos os puntos do país.

Baixo o lema 'Desde a Ulloa até a ría, terra, auga e aire son vida! Altri Non!', a manifestación partiu pouco antes das 12.30 horas desde o Polígono industrial da localidade e dirixiuse, a través da estrada N-547, cara ao centro do municipio para concluír nunha abarrotada praza da Feira, onde se puideron escoitar berros como "Altri Non", "A auga e nosa e non da celulosa" ou "Galiza está aquí, Rueda en Madrid" —en relación á manifestación convocada polo Partido Popular este domingo na capital do Estado español e á que asistiu o presidente da Xunta da Galiza—.

En declaracións aos medios antes do inicio da marcha, a portavoz da Plataforma Ulloa Viva, Marta Gontá, sinalou que este domingo querían dar "o segundo golpe na mesa" e visibilizar que a comarca non quere "nin a Altri nin a Greenalia nesta contorna".

"Este proxecto parécenos un atentado directo á nosa maneira de vivir e ao noso medioambiente e hoxe, despois das 25.000 alegacións que presentamos, imos volver dicir alto e claro que non queremos este proxecto porque vai en contra de todo o que queremos", reivindicou.

Segundo explicou Gontá, “o que pretenden é privatizar recursos e bens que son de todos e todas nós para que se lucren catro e que sexan aínda máis ricos”. Por iso, a voceira da plataforma pediu aos partidos políticos “que nos digan de que lado están”.

Gontá afirmou que “neste problema metéronnos decisións políticas, e agora que estamos outra vez en campaña queremos saber cando vaiamos votar de que lado están eles, se da veciñanza que non quere esta celulosa nin na Ulloa nin en ningún sitio da Galiza, ou do lado dos cartos e os intereses duns poucos”.

Ao longo da mañá rexistráronse retencións quilométricas nas estradas que levan a Palas de Rei ao seu paso por municipios como Melide e Arzúa. Os atascos bloquearon a circulación, especialmente na N-547, incluso após o comezo da manifestación, polo que a cifra de asistentes á marcha contra a celulosa de Altri que achegou a organización —máis de 20.000 persoas, multiplicando por sete a poboación de Palas de Rei— podería ser incluso superior. Foron máis de 40 os autobuses que transportaron xente de toda a Galiza este domingo a Palas de Rei, chegados desde Compostela, A Coruña, Lugo, Vigo, O Morrazo, O Salnés, O Barbanza ou Pontevedra.

"Isto chámase espolio"

A multitudinaria manifestación ateigou a praza da Feira de Palas de Rei, onde rodeadas de veciñas e veciños, Maika Sánchez Fuciños (veciña do Sexo, Agolada), e Mónica Cea (veciña da Vacariza, Palas de Rei) leron emocionadas o manifesto entre aplausos e berros en contra de Altri.

As dúas representantes da plataforma Ulloa Viva colocaron os presentes no ano 2030, coa lembranza dun 26 de maio de 2024 “no que todo empezou a cambiar”. Falaron de que “ríos de xente de toda a Galiza asolagaron as rúas para defender o río que a celulosa quería matar. E sabedes que? Malia todo o poder e o diñeiro dos promotores, gañamos. Gañamos. Conseguimos parar aquel terríbel despropósito”.

No seu relato, Maika e Mónica amosáronse “orgullosas de ter, no canto dunha paisaxe monocroma de eucaliptos, un mosaico rico que favorece a todos os sectores. No canto de tres quendas duns centos de persoas que poderían enfermar por respirar os fumes dunha celulosa, somos milleiros de traballadoras e traballadores responsábeis da natureza que coidamos e que nos coida”.

“Nesta 'Terra do Medio', as comarcas do corazón xeográfico da Galiza son un lugar en rexeneración. Son unha oportunidade para poder desenvolver economía sostíbel, onde se traballe co territorio protexéndoo. Porque dependemos da terra, da auga e do aire. Eses e non a cobiza desmedida duns poucos son os alicerces das nosas vidas”.

Mencionaron tamén a xente nova que escolle A Ulloa, Melide, Arzúa, Agolada ou Santiso para se asentar. “Na terra dos nosos avós hai futuro, madia leva que o hai. Vémolo e estamos orgullosas, como estamos orgullosas das nosas raíces agrogandeiras, as que nos alimentaron, aliméntannos e seguen a ser esenciais”.

No manifesto dixeron “basta a que non se nos escoite, que mais de 25.000 alegación son motivo suficiente para parar o proxecto”. E explicaron que “temos unha obriga cos nosos devanceiros, que conseguiron para nós unha calidade de vida alta, e temos unha responsabilidade cas nosas fillas e fillos: deixarlles unha comarca coidada que lles permita vivir ben, que lles permita o bo vivir”.

Por iso, afirmaron que “defendemos con todo o noso corazón a terra, o aire e a auga e por iso dixemos, e dicimos, que xa chega de Altri, de Greenalias e de Greenfibers”. Para rematar deixaron claro que “non é desenvolvemento, non é progreso: chámase espolio. Porque esta terra é nosa e non das empresas especuladoras”."            (Nósdiario, 26/05/24)

12/5/24

No ano 2000, o Goberno de Aznar prolongou a concesión da Autoestrada do Atlántico durante 25 anos máis... Comprar a empresa suporía desembolsar agora na contorna de 700 millóns. Non facelo significa pagar 9.000 millóns en peaxes ata 2048, dos que 3.300 millóns son diñeiro público. É evidente que investir agora e recuperar a AP-9 para o público é moito máis rendible que seguir pagando peaxes abusivas durante 22 anos máis... O expediente aberto por Bruxelas a España por posibles irregularidades na prórroga da concesión ata 2048, a que fixo Aznar, dános a oportunidade de resolver esta anomalía (Manuel Lago)

 "No ano 2000, o Goberno de Aznar prolongou a concesión da Autoestrada do Atlántico durante 25 anos máis, de tal forma que ata o ano 2048 unha empresa privada seguirá explotando a principal vía de articulación por estrada de Galicia. Cando o 10 de novembro do 2026 a autoestrada AP-68, de Bilbao a Zaragoza, pase a ser pública, a AP-9 converterase na única autoestrada de máis de 100 quilómetros que siga cobrando peaxes en España.

De todas as autoestradas de primeira xeración, as que se iniciaron a finais dos anos 70, os 219 quilómetros da AP-9 serán os únicos que cobren peaxe aos usuarios. É será así durante 22 anos máis. É inaceptable. No 2026 a AP-9 debería volver a ser pública, por razóns tanto de equidade como de xestión integral da rede de estradas de alta capacidade do Estado, pero sobre todo de eficiencia económica na xestión dos recursos públicos, como o demostran algúns datos. Nas previsións financeiras presentadas pola propietaria da AP-9 no 2011 inclúese unha estimación de ingresos por peaxes ata 2048: imos pagar 9.561 millóns de euros nestes 37 anos. Porén, a razón que máis xustifica a recuperación da AP-9 para o público é que as administracións públicas teñen compromisos asinados coa empresa concesionaria para pagarlle máis de 3.300 millóns, isto é, diñeiro público dos impostos que pagamos entre todos.

Nestes anos, a empresa concesionaria asinou diferentes acordos coas administracións que obrigan ao Goberno central e á Xunta de Galicia a pagar estes 3.300 millóns de euros. O último está recollido no RDL 681/2021, no que se acordou reducir as peaxes en viaxes recorrentes a cambio de que o Ministerio de Transportes pague 2.300 millóns para compensar a redución de ingresos da empresa concesionaria. É un negocio redondo para a empresa: coa rebaixa da peaxe aumenta o número de usuarios pero, como a diferenza a paga o Estado, canto máis reduza a peaxe, máis gana. Ata o 2048 pagaremos 9.000 millóns de euros en peaxes, dos que 3.300 os abonarán as administracións públicas, fundamentalmente o Ministerio de Transportes. É unha cifra desorbitada, entre outras razóns porque é moi superior ao propio valor que a día de hoxe ten a AP-9.

Aínda que sempre é difícil fixar o valor dunha empresa, dúas cifras poden servir para aproximarnos ao valor da AP-9. En primeiro lugar, os fondos propios da empresa, isto é , o valor en libros que ten a sociedade, son 472 millóns de euros. A segunda é que as últimas operacións de compra de accións e ofertas de adquisición non materializadas sitúan o valor da compañía nuns 700 millóns.

Fagamos a comparación. Comprar a empresa suporía desembolsar agora na contorna de 700 millóns. Non facelo significa pagar 9.000 millóns en peaxes ata 2048, dos que 3.300 millóns son diñeiro público. É evidente que investir agora e recuperar a AP-9 para o público é moito máis rendible que seguir pagando peaxes abusivas durante 22 anos máis, tanto polos usuarios como o resto de contribuíntes. O expediente aberto por Bruxelas a España por posibles irregularidades na prórroga da concesión ata 2048, a que fixo Aznar, dános a oportunidade de resolver esta anomalía."                     (Manuel Lago, La Voz, 10/05/24)

8/5/24

Las razones del 'no' a la celulosa de Altri: Consumo de agua y vertidos contaminantes... Vulneración de las leyes europeas... Destrozo de la economía local... Vecinos, mentiras y modos de vida... Fondos europeos... Espacios Red Natura... Ría de Arousa... "Industria colonial"... Sostenimiento del rural y de la actividad agroganadera... Camino de Santiago

 "Contra el Gobierno, la Xunta y la patronal gallega, el movimiento social contra la planta de celulosa que la empresa portuguesa Altri quiere instalar en Palas de Rei (Lugo) sigue manteniendo que sus efectos sobre el medio ambiente y la economía de las comarcas afectadas serán devastadores.

Organizaciones ecologistas, vecinales y de mariscadoras, junto a científicos, expertos y alcaldes y concejales de varios municipios, viajaron a Bruselas a mediados de abril invitados por la eurodiputada del BNG Ana Miranda para exponer a la Comisión Europea las razones por la que la fábrica nunca debería construirse donde y tal y como está proyectada, ni mucho menos financiada con dinero de todas.

También las explicaron en el Parlamento Europeo en un acto organizado por el Grupo de los Verdes-Alianza Libre Europea, cuyo asesor político en materia de derechos civiles, Carlo Diana, advirtió de que se trata de un caso evidente de incumplimiento de la normativa europea susceptible de terminar en un procedimiento de infracción del Ejecutivo comunitario contra España.

Consumo de agua y vertidos contaminantes

Altri prevé extraer 46 millones de litros de agua al día del río Ulla, que nace en Lugo y atraviesa una treintena de municipios de esa provincia y de las de A Coruña y Pontevedra hasta desembocar en la ría de Arousa. Los extraerá en el embalse de Portodemouros, al que devolverá 30 millones de litros a una temperatura de 27 grados. La empresa afirma que no contaminará porque someterá ese líquido a un proceso de depuración para que las sustancias tóxicas que contenga no superen los topes legales. Pero Portodemouros ya padece una severa polución.

"Altri verterá además amonio, nitratos, sulfatos, fosfatos, fósforo total... Y no se han estudiado las reacciones que esos compuestos pueden provocar sobre las sustancias que ya contaminan el embalse", advierte Ana Fernández Santamarina, ingeniera de Montes, doctora en Hidrología y Gestión de Recursos Hídricos y vocal de Agua y Ríos de la Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galicia (Adega).

Vulneración de las leyes europeas

Fernández advierte de que los vertidos previstos por Altri supondrán una vulneración de la la directiva europea del agua. Zeltia Laya, portavoz de la plataforma Ulloa Viva, asegura que serán siete las directivas infringidas. Las de suelos, nitratos, calidad del aire, evaluación de impacto ambiental, gestión de residuos y daño ambiental.

La planta también producirá benzopirenos cancerígenos como resultado de la quema de madera y masa forestal, y emitirá a la atmósfera, a través de una chimenea de 75 metros de altura, azufre, óxidos de azufre, monóxido de carbono y óxido de nitrógeno, además de cenizas y otras partículas tóxicas.

Destrozo de la economía local

Altri defiende que su proyecto revitalizará la comarca da Ulloa, donde prevé instalar la fábrica, alegando que dará trabajo a 500 personas y que contribuirá a crear otros 2.000 puestos de trabajo indirectos. En A Ulloa, según los últimos datos ofrecidos por la Consellería de Emprego de la Xunta, hay registrados 278 parados, 94 de ellos en Palas de Rei.

"En la comarca hay actividades endógenas que ya funcionan y que proporcionan empleo, y que se verán severamente afectadas", explica Rubén Lois, catedrático Análise Xeográfica Rexional de la Universidade de Santiago y natural de Palas.

"Vamos a destruir empleo en actividades sostenibles a cambio de otra que no lo es, por su contaminación, por el consumo de agua y por la eucaliptización que conlleva para el resto del país", añade Brais Vázquez Lamazares, concejal del BNG en Monterroso. Según la propia empresa, la planta de Altri consumirá 1,2 millones de toneladas de eucaliptos al año.

Vecinos, mentiras y modos de vida

Mónica Cea, representante de Ulloa Viva, vive en A Vacariza, una aldea de Palas de diez habitantes. Tiene una granja de ganado vacuno de leche en explotación intensiva a menos de 500 metros de donde Altri planea instalar su macrocomplejo. "Nos han engañado, la única información que nos han dado es un folleto publicitario que retuerce el lenguaje para ocultar lo que en realidad quieren hacer", dice. "No quiero dejar esta herencia a mis hijos", añade Susanta Tato, edil del BNG en Agolada (Pontevedra).

Manuel Aldán, alcalde del BNG en Santiso (A Coruña), advierte: "Estoy preocupado por la salud de los vecinos, por lo que van a beber, a respirar, a comer...". Asegura que cuando Altri llegó a Galicia diciendo que iba a instalar una "biofábrica textil ecológica", él estaba contento. Pero luego advirtió la mentira: es una fábrica de celulosa. "Nos sentimos engañados e indefensos", sostiene.

Fondos europeos

Altri prevé una inversión de 800 millones de euros, pero ha advertido de que su plan no saldrá adelante si no cuenta con al menos 250 millones de financiación pública a través los fondos Next Generation de la UE. La secretaria de Estado de Industria del Gobierno de Sánchez, Rebeca Torró, aseguró el pasado martes que el Ejecutivo "trabaja con la empresa" para poder presentar "un proyecto bien cerrado" a la Comisión Europea", informa Europa Press, con apoyo de la Xunta de Alfonso Rueda.

"Esos fondos no se destinarían a mejorar la vida de la gente, sino todo lo contrario", alerta Alejandro Fiuza Mosquera, concejal nacionalista en Vila de Cruces (Pontevedra). Curiosamente, la compañía planea presentar su solicitud de ayudas a través de los programas estratégicos de descarbonización, cuando su actividad apenas tendría incidencia en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Espacios Red Natura

Galicia es la comunidad española con menos porcentaje de territorio protegido. Apenas un 12% frente al 41% de la media estatal. La Comisión Europea ya ha abierto un procedimiento de infracción por ese motivo tras décadas de incumplimiento por parte de la Xunta, y las asociaciones ecologistas atribuyen la situación a una decisión consciente de los gobiernos de Rueda y de su antecesor, Alberto Núñez Feijóo, para allanar el camino a las industrias que quieran instalarse en zonas de riqueza ecológica y paisajística evitando que se sometan a una legislación más estricta. Parte de A Ulloa está entre esos espacios naturales que la Xunta se ha negado a proteger incumpliendo la normativa europea.

"La parcela donde Altri prevé instalarse [más de 366 hectáreas de más de 800 fincas rústicas que serán compradas o expropiadas a sus propietarios] está en una zona donde está prevista la ampliación de la Red Natura", apunta Ana Díaz Freiría, investigadora y coordinadora de campañas en Ecoloxistas en Acción. "El informe de impacto ambiental es absolutamente deficiente, no se cumplen los requisitos de concesión de los fondos Next Generation y no se contemplan escenarios de cambio climático a largo plazo cuando se trata de una concesión de uso de agua del Ulla por 75 años", añade.

Ría de Arousa

El Ulla nutre de agua dulce la ría de Arousa, donde se desarrolla la actividad marisquera más importante de Galicia. Y los biólogos y las profesionales que se dedican a ella creen que la contaminación de Altri que llegará al estuario alterará su delicado equilibrio ecológico y acabará con los bancos de almejas, berberechos y otros bivalvos de los que viven miles de familias.

"Si esos 30 millones de litros al día de agua contaminada llegan a la ría, se acaba el marisqueo", subraya Juana Imma Rodríguez Paz, mariscadora de A Illa de Arousa (Pontevedra). "Son más de 9.000 puestos de trabajo", añade.

"Industria colonial"

Serxio Núñez, del colectivo vecinal Santiso Vivo, recuerda que Altri ha reconocido que la suya es una "industria de enclave", como se conoce en términos económicos a las actividades productivas que aprovechan recursos de un territorio para llevarse a otro lugar la creación de valor añadido.

Olaia Ledo, responsable del área de Ecoloxismo del BNG, alerta de que lo que la empresa portuguesa pretende es explotar los recursos hídricos y forestales de Galicia para vender celulosa a otros países, principalmente a la industria papelera china: "No podemos entender que la UE admita a estas alturas una industria colonial".

Sostenimiento del rural y de la actividad agroganadera

Diego Sánchez García es agricultor y ganadero en Agolada y forma parte de la asociación Queremos Parcelarias Xa, que lleva años reclamando a la Xunta que complete el proceso de concentración parcelaria en el municipio. Eso permitiría una explotación racional y rentable del campo, para contribuir a fijar población rural y mejorar la distribución de riqueza. "Altri no sólo va a destruir lo que podría haber, sino lo que ya hay", apunta.

Diego Sánchez recuerda que mientras a los agricultores y ganaderos se les obliga a hacer planes de uso de agua y se les exigen duros requisitos en el uso de abonos y en el tratamiento de purines, "con Altri parece que hay barra libre". "Hay vecinos a los que se expedienta por despedregar una finca en Red Natura, pero a Altri se le permite todo", añade el alcalde de Santiso, Manuel Aldán.

En A Ulloa y en las comarcas riberelas del Ulla hay centenares de agricultores y ganaderos que producen en ecológico, y cuya actividad se vería amenazada si Altri cumpliera con las perspectivas de contaminación de las que alertan sus representantes. Como la de los productores de la Denominación de Orixe Queixo de Arzúa-Ulloa, la más importante de Galicia y la segunda en producción de todo el Estado.

Según Xoán Castro, director del Centro de Investigaciones Agrarias que la Xunta de Galicia tiene en Mabegondo (A Coruña), la factoría emitirá una cantidad anual de nitratos similar a la que producen 55.000 cabezas de ganado vacuno, alrededor de un 10% de toda la cabaña bovina de la comunidad.

Camino de Santiago

La planta de Altri se ubicará a menos de un kilómetro del Camino Francés de Santiago, por el que cada año transitan más de 2,5 millones de peregrinos y sobre el que se ha desarrollado una industria turística local sostenible que se basa en su cuidado y en la promoción de su riqueza natural, cultural y paisajística.

El Camino fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993, pero según Xoán Carril, alcalde de Arzúa (A Coruña), una de las localidades que atraviesa, "podría perder esa catalogación". "Por eso esto es un problema de país, no sólo de los municipios directamente afectados o de sus vecinos, añade.

Uno de los criterios de la Unesco para la declaración es que el patrimonio a proteger sea "un ejemplo eminente de formas tradicionales de asentamiento humano o de utilización tradicional de las tierras o del mar, representativas de una cultura (o de culturas), o de la interacción entre el hombre y su entorno natural, especialmente cuando son vulnerables debido a mutaciones irreversibles".                 (Juan Oliver , Público, 03/05/24)