13/4/21

Seis de cada dez fogares galegos chegan con dificultade ou moita dificultade a fin de mes... Son 10 puntos máis que hai un ano

 "Os fogares galegos que chegan con dificultade ou moita dificultade a final de mes aumentaron considerabelmente no primeiro trimestre de 2021 até supoñer o 58% do total, 10 puntos máis que un ano antes (48%), segundo os datos que publica este luns o Instituto Galego de Estatística (IGE).

 En concreto, un 47,06% dos fogares chega con dificultade, mentres que un 10,01% faino con moita dificultade. En cambio, só un 47,3% alcanza o final de mes con facilidade ou moita facilidade, o que supón 10 puntos menos que un ano antes.

Deste modo, os fogares con dificultades superan o 50% por cuarto trimestre consecutivo, algo que antes do impacto da pandemia non ocorría desde o primeiros tres meses de 2018.

 A principios de ano, 41,8% dos fogares da Galiza teñen nas prestacións a súa principal fontes de ingresos. Unha porcentaxe levemente superior á de fogares nesa situación hai unha década, 2010 ( 41,6%) mais que se traduce en que en 2019 (último ano computado polo Instituto galego de estatística, antes da pandemia) había case 447.000 fogares na Galiza na que a súa vía de ingresos máis importante derivaba das prestacións (xubilación, desemprego, incapacidade,...). Perto de 10.000 fogares máis que en 2010.

Gastos

Pola súa banda, o 41,1% dos fogares non se permitiu ningúns extra -gastos como os destinados a imprevistos- no últimos tres meses. Ademais, o 10,4% das familias cambiou os seus hábitos de compra con marcas brancas ou produtos en oferta, á vez que o 10,3% diminuíu gastos comúns como roupa e calzado.

 As persoas que teñen pensado saír a cear, cafeterías, ir ao cinema ou ao teatro nos próximos meses caen de forma acusada e quedan no 24,3%, cando eran o 58,8% un ano antes. Hai un afundimento da taxa de persoas que ten previsto ir de viaxe, só o 2,2%, fronte ao 9,6% dun ano antes."                (Praza Pública, 05/04/21)

12/4/21

Tres grupos foráneos (Iberdrola, Endesa y Acciona) controlan casi la mitad de la potencia eólica en Galicia

 "Galicia se asoma a su boom eólico. La comunidad se prepara para la tramitación de un aluvión de proyectos de nuevos parques eólicos que permitirán ampliar su capacidad instalada por encima de los 3.849 megavatios con los que cerró el mes de marzo, según constatan los últimos datos publicados por el Instituto Enerxético de Galicia (Inega).

El último balance anual del sector que ha realizado la institución refleja que en los últimos 12 meses tan solo se ha finalizado la construcción de un nuevo parque eólico (el de Greenalia en Ourol), lo que mantiene prácticamente la mitad de la potencia instalada en Galicia en manos de tres grandes operadores.

 Se trata de Iberdrola, Acciona y Endesa, que controlan parques eólicos con una potencia conjunta de 1.675 megavatios. Representan el 43,5% del total de los 3.849 megavatios que se encuentran desplegados en la comunidad y se consolidan como los principales operadores de un sector eólico gallego que se prepara para dar un nuevo estirón tras casi una década de parón.

Iberdrola revalida su trono

El principal dominador del sector es Iberdrola. La compañía capitaneada por Ignacio Sánchez Galán controla un total de 626 megavatios en la comunidad a través de parques como el de Ameixeiras-Testeiros, que iguala al de de Masgalán-Campo do Coco (también de Iberdrola) y al de Monte Redondo (Naturgy) como el segundo mayor de España. Sus 49,5 megavatios de potencia tan solo son superados por los 49,6 del Parque Eólico Curuxeiras, propiedad de la gallega Norvento.

 Con sus 626 megavatios de potencia total, Iberdrola supera a Acciona, que controla un total de 540 megavatios a través de la eólica en Galicia. La compañía, que ha iniciado los trámites para sacar a bolsa su división verde (Corporación Acciona Energías Renovables) controla un total de 26 parques eólicos en Galicia y supera en el podio a Endesa.

La compañía propiedad de la italiana Enel gestiona parques eólicos con una potencia total instalada de 508 megavatios. Se trata de una cantidad inferior a los alrededor de 611 megavatios que la firma capitaneada por José Bogas proyecta poner en marcha a través de parques eólicos en As Pontes como contrapartida al cierre de la central térmica.

 Norvento, primera gallega

También maneja planes ambiciosos en la eólica gallega la otra empresa que ya ha dado carpetazo a su central térmica en la comunidad. Se trata de Naturgy, que en verano de 2020 echó el cierre definitivo a la planta de Meirama y que ahora proyecta instalar 1.110 megavatios a través de nuevos parques eólicos en Galicia. Estos se sumarían a los aerogeneradores de 437 megavatios de potencia con los que ya cuenta actualmente (según el registro del Inega) y que convierten a la compañía (la antigua Fenosa) como el quinto mayor operador de la eólica gallega.

Por encima en el ranking se sitúa Eurus. El grupo de origen japonés controla un total de 431 megavatios eólicos a través de su red de filiales en Galicia y se queda así a las puertas del podio.

 El sexto puesto en el ranking lo ocupa la portuguesa EDP, que opera parques eólicos de 253 megavatios de potencia, superando así los 222 megavatios de Norvento, la primera empresa gallega en el ranking, que ocupa un puesto que la coruñesa Greenalia intentará igualar en los próximos años. La empresa ya opera 22,5 megavatios, construye tres parques eólicos de 28 megavatios y espera poner en marcha otros 270 megavatios en los próximos años."                      (Javier G. Casco, Economía Digital de Galicia, 07/04/21)

9/4/21

A vaga expansiva do colapso de Novacaixagalicia aínda marca o tecido empresarial galego dez anos despois

 "O colapso de Novacaixagalicia, entidade resultante da fusión entre Caixa Galicia e Caixanova, en plena crise financeira hai unha década, provocou importantes consecuencias no tecido industrial e empresarial de Galicia. A entidade fusionada, rescatada con máis de 9.000 millóns de euros dos que as arcas públicas apenas recuperaron 1.000, tivo que desfacerse da súa participación en múltiples empresas antes de ser privatizada, como tempo atrás foran facendo as caixas e como logo seguiría facendo Abanca. 

Na lista, multitude de empresas de fóra e dentro do país das que as herdeiras das antigas caixas foron saíndo do seu capital, pero tamén a maior empresa de residencias de Galicia, a compañía de telecomunicacións R, a conserveira Calvo ou a vella Pescanova. 

Porque a fusión das dúas caixas galegas en 2010 traía tamén consigo a enorme carteira empresarial de ambas, con máis de 200 empresas participadas e a necesidade de soltar lastre. Antes mesmo da súa unión, entre 2005 e 2010, a venda de diferentes participacións reportáralles ás dúas entidades 1.900 millóns de euros.

Abandonado xa o capital de Unión Fenosa, tras a adquisición da enerxética por parte de Gas Natural, as caixas impulsaron aínda varias empresas galegas como R, da que esta semana se soubo que volvería cambiar de mans coa opa que MásMóvil lanzou sobre Euskaltel, o seu actual propietario

En 2008, Caixanova mercou o 35,44% da compañía de cable que tiña Unión Fenosa, pasando a controlar a empresa co 66% das accións e co obxectivo, segundo manifestara a entidade, de manter a "galeguidade" da operadora 

Menos de dous anos despois, e case a un tempo coa fusión das caixas, o fondo de capital risco CVC Capital Partners, con sede en Luxemburgo, facíase cunha participación do 35% e unha opción de compra doutro 35% que consumaría só uns meses máis tarde, ata alcanzar o 70% do accionariado. Caixanova volvía quedar co 30% ata que, xa en 2015, Euskaltel compra todas as accións por case 1.200 millóns de euros. Aquela venda achegoulle a Abanca máis de 265 millóns

R, aínda mantendo marca e sede en Galicia, perdeu a súa galeguidade, a mesma á que aludira o presidente da Xunta sobre unhas caixas que viraron nun banco dun grupo venezolano. Por agora, Abanca conserva do pasado de Caixanova arredor de 8 millóns de accións en Euskaltel, o 4,5% do total, e aínda non está decidido se acudirá á opa de MásMóvil, que lles proporcionaría uns 90 millóns de euros. 

Sería desfacerse do último vestixio das caixas na compañía de telecomunicacións, apenas un símbolo da participación que as antigas entidades de aforro tiñan en tantas empresas galegas --e non galegas-- e ás que o proceso de fusión, o plan de recapitalización, as exixencias de Bruxelas e a súa fonda crise obrigaron a soltar lastre.

A antiga Pescanova é un dos exemplos. En 2011, xa como Novacaixagalicia (NCG), a entidade pasou en poucos meses de controlar máis dun 30% das accións da empresa a quedar a practicamente cero en catro operacións de venda, abandonando a firma alimentaria que logo acabaría na quebra coñecida.

Foi case a un tempo no que se desfixo tamén das pequenas participacións que NCG tiña na principal eléctrica portuguesa, EDP (1,2%), ou na concesionaria Brisa (2,2%). Un proceso de desinvestimento que continuaría en 2012 cando Novacaixagalicia vendeu o 10% de Autovía del Barbanza, o 44,7% do Banco Etcheverría, o 13% de Allarluz, o 3,5% de Sacyr ou o 2,6% de T-Solar. 

Naquela altura, antes da súa privatización total, Novagalicia Banco, a entidade propiedade de NCG, culminou a marcha dos restos das caixas galegas na conserveira galega Calvo tras longas negociacións para vender a un grupo italiano a participación indirecta que a entidade tiña a través de Ponto Inversiones, que ostentaba un 22,2% do grupo alimentario.

Pouco antes, fora a quenda de Geriatros. O colapso das caixas acabou por deixar en mans de multinacionais a empresa de residencias --agora denominada DomusVi-- con máis casos de coronavirus e máis polémica ao seu redor en Galicia. Foi outra das derivadas da desfeita das entidades e da súa fracasada fusión, que tamén se notou na dispoñibilidade de crédito no mundo da pequena empresa durante os últimos anos. 

As desaparecidas grandes caixas galegas entraron no sector das residencias de maiores en 2003, Caixanova e o Banco Gallego -entidade participada pola caixa do sur- mercaron a totalidade das accións de Geriatros, empresa galega fundada en 1994 que daquela facturaba uns 4 millóns de euros anuais.

Geriatros pasou a ser propiedade de Novacaixagalicia, que tamén xestionaba residencias de maiores a través de Sogaserso, sociedade creada dende a Xunta en 2006 en cuxo accionariado participaba cun 45% o Goberno galego. No ano 2010, tras o retorno do PP ao poder, o Executivo abandonou a entidade, que caeu nas mans das caixas pouco antes da fracasada fusión.

Con 27 residencias e unha vintena de centros de día, Geriatros pasou ao terreo da compra e a venda entre fondos de investimento multinacionais. NCG Banco vendeu na ao fondo de investimento portugués Magnum Capital. En 2015 foi vendida ao fondo francés PAI Partners por uns 300 millóns de euros, que tras formar un conglomerado no sector, acabou con Geriatros nas mans doutros dous fondos: o británico ICG e o francés SRS. 

Á fronte da compañía, sempre Josefina Fernández, conselleira delegada, que se incorporou a Geriatros no ano 2000, que en 2017 presentaba a nova marca, DomusVi, con sede en Vigo e que hai só uns meses daba conta, eludindo calquera responsabilidade, do impacto da COVID nos seus centros e advertindo dos perigos dun sistema público

Novagalicia non pararía aí, tras desfacerse pouco despois da súa participación en NH Hoteles e outras moitas compañías coas que foi saltando lastre ata que, a finais de 2013, o grupo venezolano Banesco quedaba cos restos das caixas galegas nunha venda na que foron recuperados apenas 1.000 millóns do rescate. Segundo acredita o Banco de España, outros 9.000 xa foron dados por perdidos

A partir de aí, Abanca continuou cun proceso de desinvestimentos aínda pendentes e que, por exemplo en 2014, reportoulle ao banco 34 millóns en 17 operacións tras desfacerse do 100% de Resgal Ferrolterra ou do 50% de Novamab, para pouco despois saír tamén do capital de Adolfo Domínguez, onde mantiña un 5%. 

Desde 2013 e ata 2018, a entidade bancaria sumou 800 millóns en vendas de importantes participacións industriais, sobre todo a través de grandes operacións anuais que empezaron con R en 2015 e seguiron logo con Cupa, CLH, Tecnocom ou Itínere.

No caso desta última, propietaria da Autoestrada do Atlántico (AP-9), o montante da operación foi duns 723 millóns de euros e significou a fin do derradeiro vínculo galego que quedaba nesa vía de comunicación. No verán de 2018, Sacyr oficializaba o acordo con Abanca e Kutxabank, as herdeiras das antigas grandes caixas de aforros galegas e vascas, a venda de cadansúas partes en Itínere Infraestructuras, o grupo empresarial propietario de Autopistas del Atlántico (Audasa). Xuntas sumaban o 55,6% do capital de Itínere e, no caso de Abanca, administraba as accións que foran de Novacaixagalicia.

Naquela altura, e á vez que estas grandes operacións, Abanca levaba a cabo tamén outras pequenas pero relevantes como as levadas a cabo no sector audiovisual galego, ao abandonar o capital de Filmax ou Filmanova, ou a saída de Cogami, de Vinum Terrae ou de aseguradoras como Artai.

Na actualidade, a maior participada de Abanca é Nueva Pescanova, cuxo control custoulle 41 millóns pero que ten un valor de 6,7. Ademais, a entidade herdeira das caixas galegas é a propietaria do Deportivo da Coruña, onde posúe algo máis do 76% dos títulos tras a capitalización da maior parte da débeda contraída e tras levar a cabo un rescate que evitou males maiores no club coruñés. Con ambas empresas endebedadas e en perdas, a folla de ruta marcada en ambos casos é case idéntica: a reestruturación máis axiña posible para unha futura venda e sen vocación de permanencia a longo prazo."                     (Miguel Pardo, Praza Pública, 04/04/21)

8/4/21

Galicia tiene más de 3.000 empresas zombis

 "Galicia es la quinta comunidad autónoma con mayor porcentaje de empresas zombis, con un 7,8%, y la séptima con el número más elevado de sociedades sin actividad comercial, con 58.156 compañías (el 4,04%), según un estudio publicado por Informa D&B. Junto a Asturias y País Vasco, la autonomía presenta una tasa mayor en proporción al grupo de comparación relativo la primera categoría.

El estudio, que ha utilizado criterios de la OCDE y del BDE, contempla las sociedades mercantiles excluyendo las empresas holding y las que pertenecen al sector financiero. La OCDE define las empresas zombis como las empresas de más de 10 años de existencia y que no cubren su carga de intereses con su excedente bruto de explotación durante al menos tres años consecutivos. Los resultados a nivel estatal muestran que las empresas zombis pertenecen principalmente a los sectores de la construcción y actividades inmobiliarias y del ámbito de la comunicación.

 Por detrás de Madrid y Cataluña (que concentran más de un tercio de las empresas zombis españolas), Andalucía y la Comunidad Valenciana, Galicia se apunta el quinto puesto en el ranking de comunidades con más compañías con esta característica, con 3.091 entidades que representan un 7,81% del total. Los datos de Informa registran 39.560 empresas zombis en España, con un reparto geográfico que corresponde al grupo de comparación salvo en Cataluña, donde hay una proporción de zombis menor que en el grupo de comparación.

Respecto a las sociedades sin actividad comercial, la comunidad gallega registra 58.156 entidades de este tipo, un 4,04% del total, por detrás de Madrid, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla y León y País Vasco. El total estatal de sociedades de este tipo es 1.439.168, de las cuales casi el 60 % de ellas se crearon antes de 1995 y tan solo 54.000 han surgido en los últimos cinco años. La cuarta parte de estas sociedades se ubica en la Comunidad de Madrid, mientras que en Cataluña se localiza el 20 % y Andalucía es sede de una de cada diez."                  (Eila R. Filgueiras, Economía Digital Galicia, 06/04/21)

7/4/21

O turismo masivo volve á Praia das Catedrais durante a Semana Santa. Case 6.000 persoas visitaron o areal de Ribadeo entre o Xoves Santo e o sábado

 "Case 6.000 persoas visitaron a Praia das Catedrais, no municipio de Ribadeo, entre o Xoves Santo e o sábado desta semana Santa que foi "tranquila e activa", tal e como a definiu este luns a conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda da Xunta, Anxos Vázquez.

Durante unha visita a este emblemático areal, Vázquez constatou que non se produciu "ningún tipo de incidencia" durante as vacacións no lugar, que conta "con persoal especializado para facer visitas guiadas", o que inclúe a biólogos e axentes ambientais "que instrúen e ao mesmo tempo dan a coñecer que hai que seguir cumprindo a normativa desde o punto de vista sanitario".

"Estamos de parabén por ter este paraíso natural e porque o comportamento dos galegos foi fenomenal", celebrou a conselleira de Medio Ambiente. Anxos Vázquez aférrase a que a Praia dás Catedrais é "un destino seguro, onde aqueles lugares que poden entrañar un perigo están perfectamente sinalizados". "Nunca debemos saltarnos esa sinalización. Unha foto pode ser moi bonita, pero unha vida o é moito máis. Temos que lembrar que é un ámbito natural", razoou.

Así, sobre as expectativas de cara ao verán, Vázquez augurou que será "marabilloso, pero tamén para toda a zona da Mariña, porque é un atractivo turístico que dinamiza a zona". "Seguiremos pondo en valor o turismo de natureza porque é fundamental", comprometeu a conselleira. (...)"    
             (Galicia confidencial, 05/04/21)

6/4/21

“Noraboa, vice!”: el día en que el histórico sindicalista Suso Díaz se emocionó “sin pasarse” ante su hija vicepresidenta

"A las ocho y media de la mañana ya ha desayunado y da vueltas por la casa con una camisa blanca y una americana gris puestas. Está un poco nervioso. La pequeña de sus tres hijos se ha ido hace un rato a ver al rey. Su nieta sigue dormida. 

¡Pero Carmela! ¿Qué haces aún en la cama? ¡Venga arriba!

Suso Díaz no quería viajar a Madrid por miedo al coronavirus, pero en el fondo se alegra. El trayecto desde Oleiros (A Coruña) lo hace en coche junto a un compañero de Comisiones Obreras, el sindicato del que fue durante años máximo dirigente en Galicia. Lleva a mano el justificante que le acredita como invitado a un acto oficial. En total, casi seis horas de autovía para cumplir con la petición expresa de la nueva vicepresidenta tercera del Gobierno de España: estar cerca de su padre el día de la toma de posesión para poder darle las gracias en persona.

“Grazas papá polas leccións de vida, de dedicación aos demais, de respecto e solidariedade”.

Yolanda Díaz está nerviosa. Se le nota en el tono de voz y en que lee cada palabra de su discurso, algo poco habitual en ella. “Me ha gustado que se haya dirigido a mí en galego porque soy hijo de campesinos y el galego lo aprendí en el campo”, dice el padre.

Cuando se refiere a él, la hija levanta la mirada y lo busca. Y se traga las lágrimas igual que unos minutos antes, cuando el ya exvicepresidente le entrega su nueva cartera. Ella la coge con una mano, pero con la otra le agarra de la manga de la americana como pidiéndole un abrazo.

En su intervención, la vicepresidenta tercera le muestra especial gratitud a su “querido Pablo Iglesias”, el hombre que la ha señalado como sucesora en el Consejo de Ministros y, aunque ella no quiera ni escucharlo, también como candidata. Desde este momento, será ella quien lidere una de las dos partes del Gobierno de coalición que gestiona la mayor crisis social y económica del siglo, quien departirá cara a cara con el presidente los asuntos más relevantes y quien construirá, seguramente escoltada de cerca por otros compañeros, el futuro de un espacio político marcado en los últimos años por el hiperliderazgo de Pablo Iglesias.

La también ministra de Trabajo no hace demasiada mención a ese poder recién adquirido. El foco lo pone en las que hasta ahora han sido sus competencias, las que se resistió a perder aunque ello le costase los rangos que fueran necesarios en el orden de las vicepresidencias. Ahora, ante la batalla política de la reforma laboral que tendrá que librar en breve en el seno del Gobierno, lanza un aviso: “Nada se construye sobre la desigualdad y la precariedad. No estaríamos aquí si no fuese por las personas trabajadoras de este país. A ellos nos debemos, a ellos me debo”.

Cuando al histórico sindicalista gallego le preguntan si se ha emocionado escuchando a su hija contesta que “sí, un poquito, pero sin pasarnos”. Según quienes lo tenían cerca, disimula. “Bah, se hace el duro”, sostienen. Pero él se esfuerza en normalizar todo lo que le está pasando a la nueva vicepresidenta. “Claro que estoy orgulloso de ella, pero igual que de los otros dos hijos. Y estoy orgulloso porque son buenas personas, no por los cargos que tengan. Si Yolanda deja la política mañana, también seguiré estando orgulloso de ella”.

En realidad, ese empeño en quitarle hierro parece una manera de intentar protegerla. Y por eso le gusta que Pablo Iglesias siga ejerciendo el liderazgo político del partido. Quizás así, quiere pensar, ataquen menos a su hija y le hagan menos daño.

Pregunta clave: ¿cuál es la virtud que hace que la ministra de Trabajo haya conseguido poner de acuerdo ocho veces a patronal y sindicatos en un momento de polarización extrema? “Ten en cuenta que yo llegué a firmar varios acuerdos con Fraga, siendo yo un sindicalista que había estado en la cárcel durante la dictadura de la que él fue ministro. Así que le viene de familia”, relata el exdirigente de CC.OO.

Suso Díaz echa de menos a Carmela y a Yolanda y no esconde que le encantaría que volvieran a Galicia, aunque sabe que es algo cada vez más difícil. Puede que por eso le aconsejara en su día no venir a Madrid y centrarse en la política gallega. También cuenta que la llama poco “por no dar la tabarra”. De hecho, la mañana en que se enteró de que iba a tener una hija vicepresidenta tan solo le mandó un mensaje, muy breve, que decía: “Noraboa, vice!”

Cuando acaba el acto de toma de posesión se pone en marcha para volver a Oleiros. Apenas tiene un momento para despedirse de su hija que, poco antes, desde el atril, ha citado a Saramago: “Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos”. Casi todos los que la conocen tienen claro que, a estas alturas, es muy probable que la hija de Suso haya asumido ya más responsabilidades de las que ella misma es todavía consciente."      (José Enrique Monrosi , InfoLibre, 01/04/21)

5/4/21

Turistas de diferentes partes de España chegan a Galicia malia o feche perimetral

 "O procedemento de sanción aberto pola policía local de Cambados ao dirixente da oposición venezolana residente en Madrid, Leopoldo López, por atoparse irregularmente na localidade do Salnés, saca á luz pública os incumprimentos das restricións á mobilidade impostas polo Goberno estatal e evidencia que os feches perimetrais vixentes durante toda a Semana Santa non están impedindo á chegada masiva á Galiza de cidadáns do resto Estado

Leopoldo López non é unha excepción no país. Casos semellantes aos do político venezolano, aloxado na vivenda do ex embaixador español en Venezuela, Jesús Silva, na urbanización de Raeiros no Grove son habituais en toda a Galiza costeira. Sen ir máis lonxe, o anfitrión e acompañante de López, o diplomático e alto cargo dos Executivos de Mariano Raxoi, Jesús Silva, tamén reside en Madrid.

“A urbanización de Raeiros, cuxas vivendas son propiedade na súa práctica exclusividade de madrileños, están a tope”, sinala a Nós Diario, un comerciante do Grove que quere preservar a súa identidade. “As persoas de fóra que teñen unha segunda residencia aquí viñeron practicamente todas nesta Semana Santa e só hai que ver como están as rúas e os negocios para darse conta do aumento da poboación”, continúa Alfredo, quen destaca que “no meu negocio as vendas son practicamente as mesmas que a doutros anos por estas datas. O que si que falta é o turismo de hotel”.

Unha historia común á Galiza costeira

A historia de Alfredo repítenola Manuel para a comarca da Mariña. Manuel, propietario dunha cafetaría en Foz, recoñece a Nós Diario que “esta Semana Santa aquí en Foz está sendo un alivio para os negocios da hostalaría que levamos un ano pasándoo moi mal. Na zona do porto e da praia, as terrazas están cheas e os supermercados non dan feito”. Neste sentido lembra que o 40% do parque de vivendas da localidade está dedicado á segunda residencia “e a xente de Madrid que ten piso en Foz aproveitou estas datas para vir”.

Luísa traballa nun supermercado en Fisterra. Ao igual que Alfredo e Manuel solicita gardar o anonimato para falar “porque non quero problemas, que a situación está moi complicada e aínda se vai pór peor”. Ela notou estes días no seu traballo un importante aumento das vendas, “case estamos facturando como nos días de verán” e apunta que “os clientes son persoas de Madrid, sobre todo, que teñen aquí un piso para pasar as vacacións e aproveitan os días festivos”. Neste sentido, afirma que “na súa maioría están en Fisterra desde a fin de semana do Domingo de Ramos e moitos son coñecidos porque levan vindo xa moito tempo”.

O turismo residencial concentra a práctica totalidade dos turistas desprazados á Galiza. Se ben os aloxamentos hostaleiros están rexistrando unhas reservas para esta fin de semana que se sitúan entre 40% e 80%, neste caso proceden na súa maioría do turismo nacional.

A este respecto, desde a patronal hostaleira teñen sinalado o risco de promover os desprazamentos neste momento por razóns de orde sanitaria e económica, significando que unha mala xestión da pandemia na Semana Santa pode provocar a perda do verán.

Volver repetir o de hai un ano

A importante presenza de turistas españois no país está a provocar unha gran preocupación entre a poboación da Galiza costeira. Neste sentido, xera unha especial inquietude a chegada de cidadás e cidadáns madrileños, debido ás altas taxas de incidencia acumulada nese territorio e o alto número de contaxiados, que neste momento supera o 40% do total estatal.

Ao tempo, sorprende a súa facilidade para desprazarse e chegar á Galiza, malia a vixencia de varios feches perimetrais que impiden as persoas abandonar a súa comunidade de residencia. A lembranza do acontecido en marzo de 2021, cando a cidadanía de Madrid expandiu a pandemia polo conxunto do Estado coa conivencia do Executivo de Sánchez , que se negou a fechar o foco principal do virus, volve pairar sobre a poboación galega."                  (Lucía Rodríguez, Nós, 01/04/21)

31/3/21

En Galicia non tiramos aos observadores mariños, xornalistas, investigadores, ongs, nin aos inspectores da Xunta e á Garda Civil pola borda tras asesinalos... e non, o 40 % da basura mariña non provén da pesca. O 80 % da basura e contaminantes no mar proveñen de terra

Rogelio Santos Queiruga @QueirugaRogelio

 En Galicia non tiramos aos observadores mariños, xornalistas, investigadores, ongs, nin aos inspectores da Xunta e á Garda Civil pola borda tras asesinalos, e no noso caso concreto sempre son ben recibidos na Milena. O certo é que os temos en estima.

O digo por un documental que está sendo moi comentado de Netflix, sobre a pesca.
Non, o 40 % da basura mariña non provén da pesca. O 80 % da basura e contaminantes no mar proveñen de terra. Os mariñeiros non somos mellores que o resto da poboación por natureza en canto a esto:

Simplemente a xente en terra é máis. Non hai máis que ir a moitas praias ás 7 da mañán tras San Xoan. Non hai máis que ver os grandes ríos europeos na desembocadura ou que ata os máis pequenos perderon as troitas. Non hai que ir moi lexos para ver como está o aire en Madrid....

Non solo é a auga, é tamén o aire a terra e a auga. As xeneralizacións e o sensacionalismo non están ben. Con todo, os crímenes concretos e as prácticas malas e pouco sostibles está moi ben que se mostren e condenen, pero é mellor poñer exemplo e perseguilo.

Perseguir o que se fai mal, me refiero. 

10:33 a. m. · 29 mar. 2021 de Porto do Son, España
11 Retweets 2 Tweets citados 55 Me gusta

29/3/21

A pesca artesanal da Costa da Morte secundou a folga contra a criminalización do sector por parte da UE... “non somos delincuentes”

 "Día histórico de folga no mar galego, este venres 26 de marzo. Poucas folgas globais se lembran na baixura galega, e practicamente todas as confrarías do país permaneceron pechadas. 

Na comarca só saíu traballar Corcubión, a única que non quixo sumarse ás mobilizacións en contra da criminalización do sector por parte da UE, coa aprobación da modificación da Regulación de Control da Pesca, pola cal todas as embarcacións terán que ter un sistema de xeolocalización, de videovixilancia e un diario electrónico de abordo.

Unha Regulación pensada para a gran flota industrial, sendo as pequenas embarcacións da pesca artesanal as que sofren as consecuencias das malas artes da altura. Esa é precisamente a problemática de fondo de todos os problemas dende hai unha década, que se exemplifica perfectamente coa implatación de cotas e TACs: a falta de diferenciación entre a pesca artesanal de baixura e a pesca industrial, que debería provocar a exclusión das pesca artesanal das cotas

”Non nos opoñemos ao control, de feito somos o sector máis controlado”, matizan os mariñeiros, “pero non somos delincuentes”, sinalan os mariñeiros, que mantiveron as lonxas pechadas.

 Moi contentos quedaron en Malpica, onde houbo un 100% de seguimento da folga e unha marea de barcos percorrendo a costa, contando mesmo co apoio dalgún cerqueiro, volanteiro ou palangreiro, que se uniron ás protestas da curmá pequena, a baixura.

En Fisterra tamén houbo un amplo seguemento da folga (algúns aproveitaron para facer as típicas labores de fin de semana), pero non houbo concentración nin saída ao mar. En todo caso, quedaron algo descontentos polos 4 barcos (dos 70 e pico de flota artesanal que hai no pósito) e os barcos grandes que si saíron ao mar. Uns barcos de altura que se ben xa teñen diario electrónico, tamén están afectados polas videocámaras.

En portos como o de Muxía, os mariñeiros deixaron os barcos amarrados e se concentraron ás portas da Confraría, acompañados por grandes pancartas.

Semellante foi a folga en Camelle, onde “todos arrimamos o hombreiro”, facendo unha concentración ás portas do pósito.

Noutros como o de Muros, onde tamén houbo un seguemento maioritario, os barcos saíron e fixeron algo de balbordo para compartir o seu cabreo coas administracións.

Fermosa estampa a vivida en Laxe, onde por exemplo, ademais de aproveitar para facer o seu chamamento ”Polo Futuro da Pesca”, lembrándolle á UE as súas erróneas políticas para salvar o sector, se viviu a unión da ría coa visita dos barcos de Corme. Xuntos fixeron soar as bocinas por toda a ría."               (Qué pasa na costa, Ubaldo Cerqueiro, 26/03/21)

26/3/21

A Xunta non decidiu contratar un sistema estable de rastrexo da COVID ata que "a situación se complicou" no Nadal

 "A Xunta vén de sacar a concurso por primeira vez esta semana a contratación dun centro de seguimento telefónico de contactos da COVID-19 por un importe que estima nuns 13,8 millóns de euros ao ano. 

Ese rastrexo xeral dos contaxios -á marxe do inicial que comeza o propio persoal sanitario do Sergas e do puntual que como reforzo realizaron as forzas armadas- xa se viña facendo ata agora por empresas teleoperadoras alleas á Consellería de Sanidade a través de contratos de emerxencia autorizados tras estourar a pandemia, pero o Goberno galego non decidiu contratar un sistema estable a través dun concurso público ata que “a situación se complicou” no Nadal.

É a propia Consellería de Sanidade a que sinala no informe co que xustifica a convocatoria do concurso que, tras contratar por emerxencia o servizo de seguimento telefónico, “durante o verán de 2020 o número de casos parecía estar controlado e a situación que se plantexaba era a dunha ‘nova normalidade’ na que a distancia social e a máscara axudarían a controlar a transmisión. 

Non obstante a partir da entrada do outono a situación complicouse novamente, chegando despois do Nadal ao pico dunha terceira onda cun número de casos significativamente alto. Este gran número de casos e a incerteza ante a aparición de novas ondas desaconsellan continuar utilizando a tramitación de expedientes de emerxencia”.

 Por iso, agora a Xunta convoca un concurso público para adxudicar, por un ano prorrogable por outro, o servizo de seguimento telefónico de casos de COVID, algo que fai, admite, porque Sanidade “non dispón de medios materiais nin persoais para afrontar a realización de tarefas obxecto do mesmo”. Un rastrexo que ata agora xa viñan realizando empresas externas con todo tipo de críticas internas e externas. [Eles son os rastrexadores da Xunta: "Un sistema caótico" desde un centro de chamadas de Bergondo].

Segundo resume Sanidade, “a finalidade do servizo é dar cobertura global á realización das enquisas de todos os casos detectados a través do sistema sanitario, identificar os seus contactos estreitos aos que realizará unha nova enquisa e os seguirá de forma telefónica diaria ao longo do período de corentena”.

 O contrato agora a concurso contempla tres grandes tipos de actuacións por parte da empresa, que cuantifica en tempos medios de atención que á súa vez traduce a custo en euros segundo os convenios do sector das empresas teleoperadoras. Para un primeiro tipo de “seguimento de casos sen complexidade” calcula unha única chamada ao caso positivo detectado polo Sergas de 24 minutos, e unha media de 4,5 persoas ás que chamar a continuación como contactos derivados cunha primeira chamada de 11 minutos e outras nove chamadas de seguimento de dous minutos cada unha durante o tempo que dure a corentena desas persoas. A Xunta calcula un tempo medio de traballo para este tipo de seguimento de 84,5 minutos e un prezo de 25,79 euros sen IVE para cada un destes casos sen complexidade.

 Un segundo tipo de “seguimento de casos complexos” define estes como os que se producen en centros como os educativos, nos que “a definición de contacto estreito precisa dunha valoración específica e tendo en conta as diferentes contornas nas que puido producirse o contacto”. Nestes casos Sanidade calcula unha primeira chamada de 72 minutos e outra derivada doutros 5 minutos e cuantifica o traballo en 29,12 euros.

 Un terceiro tipo de tarefas a realizar pola empresa serán “programas especiais de control de gromos, viaxeiros e similares” nos que as autoridades sanitarias realicen actuacións de control ou probas a determinados grupos de poboación e “pode ser necesario que a empresa contratista realice algunha actuación sobre as persoas que resulten positivas”. Neste caso Sanidade emprega como unidade de cálculo unha chamada de dez minutos por 3,05 euros.

Agora serán as empresas interesadas as que determinen canto persoal precisan para ofrecer estes servizos á Xunta, que deberán estar activos de 9 a 22 horas de luns a domingo, e incrementalo ou reducilo en función da demanda por parte da Administración, que pagará en función do antedito custo medio por caso."                (David Reinero, Praza Pública, 25/03/21)

25/3/21

Biólogos estudian la presencia al alza de orcas en las costas gallegas, peso sus interacciones "no son agresivas"

 "A principios de mes varios avistamientos de ejemplares de orcas al norte de Galicia volvieron a encender las alarmas en torno a una especie criminalizada sobremanera después de los episodios registrados el pasado verano.

Las orcas, mamíferos de naturaleza curiosa pero que no representan una amenaza real para los humanos, fueron criminalizadas entonces en un momento de histeria que los expertos tratan de sofocar antes de que vuelva a reproducirse y que achacan "al desconocimiento" de la especie. 

Alfredo López, biólogo y portavoz de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (CEMMA) atiende a Galiciapress para tratar de arrojar algo de luz a estos inusuales episodios e indicar a los marineros cómo deben actuar en estos casos en un momento en el que tanto los varamientos -más de 400 el pasado año- y los avistamientos inusuales como este de especie poco habituales en nuestra zona están al alza. 

No deberían estar, pero están. Así de simple y contradictoria es la explicación que tenemos de momento para un extraño fenómeno que se dio a principios de mes a orillas de Galicia, más concretamente en Fisterra: orcas cerca de la costa en marzo. La alerta que dieron marineros y pescadores a primeros de mes despertó cierta inquietud entre los trabajadores del mar, temerosos de que se repitieran los episodios de septiembre, cuando se reportaron incidentes con estos animales marinos que, por su curiosidad y tamaño, causaron daños a algunas embarcaciones.

La presencia de estos gigantes del mar despertó el interés de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (CEMMA), que en cuanto tuvo conocimiento del suceso se puso a trabajar en el caso. La CEMMA es la entidad encargada del estudio poblacional de los mamíferos marinos, además de trabajar en su recuperación en caso de encontrar ejemplares heridos y de la gestión del banco de muestras de estas especies. Alfredo López, biólogo y portavoz de la coordinadora, recalca en primer lugar que estos avistamientos a estas alturas del año “no son habituales”.

“Las orcas son una especie poco frecuente en Galicia y, por lo que sabíamos hasta ahora, estacional -final de verano / otoño-. El año pasado hubo mucha presencia y durante un tiempo largo, más allá de las interacciones, y este año detectamos avistamientos desde la zona de Malpica a Fisterra y nos llamó la atención porque en principio no contábamos con su presencia por aquí”, relata López

Así, la sorpresa al ver las orcas en marzo fue mayúscula no solo para aquellos que se cruzaron con ellas, sino para los expertos. Sin embargo, llama la atención la rotundidad con la que desde el CEMMA confirman que estas orcas no son las mismas que causaron tanto revuelo en septiembre. La explicación es clara y se encuentra en su dorsal: las aletas. Cada aleta es como una huella dactilar y no hay dos iguales, lo que permite a los expertos identificar a cada uno de los cetáceos que componen los grupos y realizar “un carnet de identidad” de cada uno de los animales.

“Las que protagonizaron las interacciones en verano están ahora en Gibraltar y lo sabemos seguro porque se identificaron varios de los ejemplares que fueron observados aquí. En esta ocasión no tenemos imágenes de calidad para ver las aletas y no sabemos quienes son, pero sabemos seguro quienes no son”, lamenta López, ya sin buenas fotografías no pueden determinar si este grupo está o no en su radar.

UN TEMA QUE PREOCUPA EN EL MAR

“La gente está nerviosa y preocupada y no se les ocurría coger el teléfono para fotografiarlas, pero aún así algunos barcos si permitieron recoger imágenes para identificarlas”. Un nerviosismo que bien se puede explicar desde el alarmismo que generó lo ocurrido en 2020 y al que desde la prensa contribuimos de forma decisiva con algunos titulares demasiado llamativos y que no cayeron bien en el CEMMA, que entonces declinó dar más declaraciones hasta no cerrar la investigación. Las restricciones de navegación aplicadas sobre algunas embarcaciones por el miedo a que estas pudiesen sufrir daños tampoco contribuyeron a calmar los ánimos.

Al principio los casos fueron calificados de ataques y no nos gustó cómo se estaba tratando el tema ni teníamos la información al minuto”, critican desde la CEMMA. En ese sentido, justifican que en estos casos las investigaciones, que todavía siguen su curso, son complejas “porque hay que jugar con muchos factores”, aunque sí les permitió localizar a varios ejemplares “que se repetían en las interacciones”. Estos ejemplares “reincidentes” fueron los que protagonizaron en torno a una veintena de interacciones a finales del pasado verano según las cuentas de los expertos.

Desde la CEMMA subrayan que si bien siempre hubo orcas en la costa gallega, “donde cazan el atún acorralándolo contra la costa”, en los últimos años se ha multiplicado de manera notoria el número de avistamientos. “En el último año hubo un aumento de avistamientos, posiblemente relacionados con cambios que se están dando en el océano y en los movimientos de los atunes, algo que llevan tiempo señalando los marineros al constatar una mayor presencia de atunes en nuestras costas, lo que explicaría encontrar a sus depredadores”. 

 NADA DE BALLENAS ASESINAS: CURIOSAS SÍ; AGRESIVAS NO

Con todo, todavía no tienen una conclusión sobre el por qué de este comportamiento. “En ningún caso identificamos intenciones agresivas por parte de los animales ni de hacer daño a las personas. Otra cosa es que en esas interacciones, por su tamaño, puedan romper algún elemento de los barcos”, sostiene el biólogo. Por esto, las embarcaciones pesqueras no deben tener la alerta constante de esta especie, ya que no representan un riesgo mayor del que se pueda pensar.

El miedo lo produce el desconocimiento. Los marineros conocen perfectamente a los arroaces, pero con las orcas hay más desconocimiento entre los navegantes y su comportamiento puede infundir miedo, sobre todo cuando los animales se acercan mucho a los barcos. Pero no interpretamos interacciones con daño intencionado”, recuerdan.

Pese a todo, y por lo que pueda pasar, desde la CEMMA recuerdan los pasos a seguir en caso de encontrarse en el mar con uno de estos imponentes mamíferos marinos: “No acercarse a las orcas, porque en una de las últimas interacciones fue producto de que la embarcación se acercó demasiado y provocó su reacción. En la mayoría de las interacciones los navegantes no advirtieron la llegada de los animales, pero si alguien las observa hay que dejarlas tranquilas y notificarnos su presencia. Y si no las detectamos pero interactúan con nuestro barco se recomienda parar la embarcación, parar la velocidad y en la mayor parte de los casos los animales pierden interés por la embarcación y se marchan”.

 CASOS EXTRAÑOS CADA VEZ MÁS COMUNES

Además del estudio de las orcas, en la CEMMA se encargan de asistir a los animales marinos varados en nuestras playas, a las que anualmente llegan en torno a 300 animales. No obstante, esta cifra se incrementó el pasado año hasta superar los 444 varamientos. “La tendencia es al aumento, como observamos desde 1990 cuando empezamos el registro. En la mayoría de casos son cetáceos varados muertos, pero aproximadamente un 10% son ejemplares vivos y nuestro objetivo es intentar que puedan regresar al mar”, comenta López.

En el caso concreto de las tortugas y los leones marinos que llegan a Galicia desorientados desde el norte de Europa en el CEMMA buscan rehabilitarlos, pero los cetáceos son “casos más complicados”, por lo que tratan de reintroducirlos directamente en el mar para que tengan la oportunidad de sobrevivir. El delfín común es la especie más habitual, pero también se dan casos extraños, como los de los lobos marinos “que aparecen todos los años, aunque en baja frecuencia” o hasta ballenas.

Por otro lado, cabe destacar que Galicia no es la única comunidad que registra avistamientos poco habituales en sus mares. El pasado verano, algunos medios afirmaban contar con evidencias del regreso de ejemplares de tiburón blanco a aguas del Mediterráneo. Con las orcas, parece que muchas especies buscan comida en otros espacios de forma más frecuente.

López sale al paso y sentencia que todavía no están comprobadas las observaciones en el Mediterráneo como para que estas se atribuyan al tiburón blanco, pero sí confirma que los cambios en el océano, ya sea por el cambio climático o la sobreexplotación de los mares, “afectan a todo”. Ocurre así con las quenllas o tintoreras, “que estamos avistando mucho en verano”, o incluso con las cada vez más frecuentes llegadas de medusas a las orillas. “Cosas que ocurrieron siempre pero en otra frecuencia y ahora vemos que se acrecientan”, concluyen desde la CEMMA."                (Rodrigo Brión, Galicia press, 20/03/21)

24/3/21

¿Por que a Xunta non pon máis medios para protexer ao gando dos ataques do lobo mentres evita a súa protección? En 2020 os ataques de lobos se duplicaron e que mesmo o número de atropelos destes animais son unha mostra da expansión da especie en Galicia

 "O sector gandeiro e representantes do mesmo consideran insuficientes as medidas para a reparación e prevención do ataque de lobos ao gando. A caza de lobo como medida de control non é unha medida que estea dando resultados idóneos. Sindicatos agrarios reclaman máis investimento en prevención así como unha mellor xestión cinexética do depredador. 

 A polémica arredor da protección total do lobo, prohibindo a súa caza mesmo para o control da especie, puxo en alerta ao sector gandeiro, sobre todo o sector da gandería extensiva. Os propietarios de gando temen a “impunidade” do lobo para atacar as súas propiedades. Voces sindicais apuntan á necesidade de incrementar as axudas por perdas de cabeza de gando ademais dun maior investimento en medidas de prevención.

 Por outra parte, empregar as batidas para o control do depredador segue tendo defensores aínda que as posturas pasan por que sexa a Administración quen leve adiante estas accións ou quen apoia a validez das batidas por cazadores.

 VALORACIÓNS DESDE GANDEIROS E REPRESENTANTES

As medidas preventivas dos gandeiros pasan desde os pastores eléctricos, uso de cans mastíns e peche de fincas. “Non estamos contra a introdución do lobo dentro da lista de especies a protexer, mais non desta maneira” di Joán Alibés, membro do Observatorio Campo Grande, para a mediación entre gandeiros e administracións sobre a convivencia co lobo. “Os medios para convivir con este animal estámolos  poñendo os gandeiros”. “A proposta do Ministerio é un cambio sen diálogo e que está enfrontando posturas”.

O Observatorio editou un documento na súa web onde resaltan a necesidade de que todos os axentes implicados (administracións, ecoloxistas e gandeiros) estean nunha mesma mesa de negociación. A finalidade é que non haxa medidas unilaterais en prexuízo de terceiros.

Non existe un problema co lobo, unha especie que está en expansión por toda España e por iso non entendemos os cambios lexislativos que propoñen” di Jacobo Feijóo de Unións Agrarias (UUAA). “Cremos que a decisión do Ministerio de Transición Ecolóxica está pouco meditada, cremos que faltan máis criterios científicos e técnicos”. En relación con estas palabras, Jacobo Feijóo sinala que en 2020 os ataques de lobos se duplicaron e que mesmo o número de atropelos destes animais son unha mostra da expansión da especie en Galicia.

 A secretaria xeral do Sindicato Labrego Galego (SLG), Isabel Vilalba, valora que parte dos argumentos presentados non corresponden coa realidade. En coincidencia co UUAA, Vilalba ve necesaria a “participación de todos os sectores afectados ademais de expertos no lobo”. A secretaria xeral do SLG reclama que “necesitamos un plan de xestión para este animal silvestre”.

PREVENCIÓN, MEDIOS E INDEMNIZACIÓNS

“O lobo sempre estivo aí” di José Fernández, pastor de Ourense. “Creo que a caza axuda a controlalo”, apunta Fernández quen tamén lembra unha maneira de “distraer” este animal para non atacar os rabaños. “Antes podías deixar un animal morto no monte, así os lobos tiñan onde comer sen vir ao rabaño”. Actualmente os animais mortos son retirados por empresas de seguros agrarios.

“A alimentación disuasoria pode ser un dos métodos de prevención, usando animais mortos como engado para evitar ataques a rabaños” di Jacobo Feijóo. “Un exemplo sería a cría de cabalo salvaxe, colocando esa alimentación disuasoria lonxe das greas evitaríanse ataques e mortes de cabezas de gando”.

“Hai unha crenza ou visión de que son os tecores e os coutos de caza quen controlan a poboación de lobos” declara Vilalba que engade “a xestión da fauna silvestre corresponde a administración pública e segundo o territorio”, isto último en referencia á densidade de depredadores. Se non houbo batidas de lobos, como se puido ter controlada a poboación dos mesmos? “En 2013 matouse un lobo, mais se temos en conta que as axudas chegan tarde e son insuficientes, o que se está experimentando é un aumento da caza furtiva” sinala Joan Alibés.

Segundo os datos da Consellería de Medio Ambiente, os avisos ao 012 para notificar posibles ataques de lobos foron en 2017, 1.203 avisos; en 2018, 1328; en 2019, 1397 e en 2020, 1.303 avisos.

“Non hai que terlle medo á caza deste animal” sinala Jacobo Feijóo que destaca deste animal a súa posición como “depredador que só pode ser controlado polo ser humano”. Algúns agricultores e representantes sindicais galegos poñen como exemplo o “Modelo Asturias”. Este modelo segue as directrices dun comité de avaliación e o abatemento da  peza fano axentes ambientais.

As conclusións das partes consultadas son en primeiro lugar un investimento maior en prevención. “Hai dous anos no Consello Agrario Galego anunciouse un plan de xestión, aínda non apareceu” di Isabel Vilalba. Pagamento en tempo e forma e segundo o valor real de mercado do gando danado. “As administracións ralentizaron as súas funcións desde 2008 e moitas veces actúan de maneira vitimista, enfrontando sectores e indirectamente, dando argumentos para a caza furtiva” di Alibés. “O investimento en prevención é esencial ademais dunha mellora nas indemnizacións e axudas, porque 500.000 euros ao ano en axudas non cobren as perdas reais” di Jacobo Feijóo.

A prevención é o único camiño que ven as organizacións agrarias e os propios gandeiros para evitar danos por lobo. Esta prevención vai desde o reparto de cans pastores, adestrar os pastores para que saiban utilizar ben este can, aumentar as axudas para medidas de protección e valado, usar técnicas como a alimentación disuasoria e incrementar os orzamentos destinados a cubrir perdas. Por último, que os organismos públicos, ecoloxistas, gandeiros e técnicos conformen mesas de estudo para chegar a acordos que permitan a convivencia coa fauna silvestre."                  (Moncho Mariño, Galicia Confidencial, 22/2/21)

23/3/21

El hilo rojo del Ferrol obrero que explica a Yolanda Díaz

 "El 25 de mayo de 2003, el Partido Comunista regresaba al pleno municipal de Ferrol con dos concejales. Lo hacía dentro de su vehículo electoral, Esquerda Unida, y de la mano de una candidata de 32 años, Yolanda Díaz. Su segundo en la lista era Fernando Miramontes, militante antifranquista torturado tras las huelgas del 72, fallecido el pasado enero. 

Entre ellos se tendía un hilo rojo, el que cose generaciones políticas y transmite experiencias. En Ferrol, ciudad obrera que se enfrentó al franquismo con determinación y fiereza, resistió incluso los embates del fascismo. La nueva vicepresidenta del Gobierno nunca deja de recordar que se debe a esa herencia familiar, sentimental y políticamente.

Miramontes, al igual que el padre y el tío de Díaz –Suso y Xosé–, perteneció a lo que el historiador José Gómez Alén denomina segunda generación de líderes obreros de Ferrol tras la Guerra Civil. "La primera es la que baja del monte, de la guerrilla, a las fábricas, a partir de 1948, tras el giro estratégico del partido", explica, "es decir, la de Paco Balón, Filgueiras o Julio Aneiros. Ellos transmiten su saber a los aprendices. 

Su saber técnico, pero también la solidaridad, cómo comportarse ante un accidente laboral, etcétera". Trabajadores del astillero estatal Bazán, comunistas clandestinos y arquitectos de las primeras Comisiones Obreras de Galicia, son los que introducen en la política antifascista a los entonces jóvenes, los hermanos Díaz, Rafael Pillado, Miramontes, Amor Deus, Riobó, Leonardo Dopico. 

 "Recuerdo la oficina técnica de Astano, donde trabajaba mi padre, a la que llamaban la Oficina Roja", hace memoria la propia Yolanda Díaz para elDiario.es, "por las tardes íbamos con él a las reuniones. A veces yo me quedaba con mi madre, pero siempre estaba en medio de encuentros y asambleas, en salas en las que había muchísimos hombres, especialmente hombres pero también mujeres, hablando de política. Se fumaba mucho. Y recibí mucho cariño".

 Los que describe Díaz eran ya los años posteriores al 10 de marzo de 1972, cuando una huelga obrera por el convenio colectivo desembocó en una feroz ola de represión política que se cobró la vida de Amador Rey y Daniel Niebla, miembros de Comisiones asesinados por la policía franquista, y llevó a la cárcel a decenas de militantes, entre ellos Suso Díaz.

 "El 10 de marzo fue un punto de inflexión", sintetiza Gómez Alén. Suya es la teoría de que el movimiento obrero fue la vanguardia de la fuerza democratizadora que se abría paso en la sociedad gallega de entonces. La jornada de la muerte de Amador y Daniel, que desde 2006 se conmemora oficialmente como el Día da Clase Obreira Galega, confirmaba además para aquellos jóvenes comunistas que "su línea estratégica contra la dictadura era correcta". Se trataba de la mancha de aceite, una tesis según la cual una sucesión de huelgas generales locales se extendería y acabaría por acorralar al régimen.

La de Ferrol en 1972 lo hizo. Transcendió primeramente a Vigo, que en septiembre de aquel mismo año vivió un paro industrial de 15 días. Fue allí donde se forjaron las bases del combativo sindicalismo nacionalista contemporáneo, aunque esa es ya otra historia. Y su eco llegó a Europa. "Algunos dirigentes comunistas pasaron siete años en prisión. Suso salió algo antes. Si de algo quedaron convencidos es de que aquel era el camino", señala Gómez Alén. El nivel de conflictividad social en la España de los 70 se cuenta entre los más elevados de la Europa de la segunda mitad del pasado siglo. Pero hasta llegar a aquel Cabo de Hornos habían sucedido muchas cosas.

Las luchas que sedimentan la historia de la ciudad

"En la historia nunca hay rupturas, sino continuidad. En Ferrol ya hubo una insurrección republicana en 1872 y huelgas obreras a principios del XX. La construcción naval comenzó en el XVIII. Eso va generando un poso social que no desaparece", argumenta el historiador. Todo procede de algún sitio, y la historia funciona por sedimentación. Ni siquiera cesuras tan abismales como el alzamiento fascista del 36 consiguieron apagar la llama. Las luchas de ayer alimentan las de mañana. Su colega Ricardo Gurriarán coincide. "En Ferrol, como en Vigo, estaba la industria, especialmente la naval. Es ahí donde en los 60 empieza a asomar el nuevo comunismo. Siempre con un puente hacia la vieja guardia que había sobrevivido", señala.

Durante el mandato municipal de Ferrol en Común –coalición entre parte de la izquierda nacionalista y la izquierda federal que gobernó de 2015 a 2019–, el poeta Marcos Abalde guiaba una emocionante ruta por la ciudad bajo el título Ferrol rebelde. Un paseo por cen anos de historia obreira. Arrancaba precisamente en 1872 y finalizaba con otro mártir antifascista, Moncho Reboiras, militante de la Unión do Povo Galego –nacionalista y comunista–, al que los grises mataron en un portal en 1975. 

El itinerario se detenía en la casa natal de Pablo Iglesias, relataba las protestas anarquistas en los astilleros contra la Gran Guerra o permitía ver como el escudo de la II República aguantó cuatro décadas de fascismo en la fachada del actual edificio de Correos. Emergía el otro Ferrol, contrario a la imagen de cuna del Caudillo y reserva del ejército. De nuevo el hilo rojo.

Por eso cuando en Bazán –hoy Navantia– reaparece la organización obrera antifascista, todo parece encajar. En la década de los 60 había más de 100 militantes del clandestino Partido Comunista solo en esa empresa, que además era militar, sostiene Gómez Alén. Y una biblioteca organizada por ellos mismos. "El prestigio que tenían sus dirigentes como trabajadores, como personas solidarias, que ayudaban a los aprendices, es lo que facilita la incorporación de los jóvenes a las filas de partido y del sindicato", añade.

Más allá de la caída del muro

Ese tejido fabril, laboriosamente construido, se extendió hacia la sociedad civil y, una vez caída la dictadura, a la política. Sus células salpicaban no solo la ciudad, sino también la comarca industrial de la que esta es núcleo, Ferrolterra. A juicio de Gurriarán, esta capilaridad es la que explica la persistencia del comunismo ferrolano. 

Incluso a pesar de las sucesivas crisis que atravesó esa tradición política: la Transición y sus pactos, el sorpasso del PSOE, la caída del Muro de Berlín y el bloque soviético o la consolidación de la izquierda nacionalista gallega como contenedor de voto más allá de la socialdemocracia entre las más agudas. "Sabías que en Ferrol siempre había votos comunistas, por mal que fueran la cosas", dice Gómez Alén, "esa masa social resistió, mantuvo una estructura".

 No todos aquellos nombres permanecieron en el partido. Rafael Pillado, al igual que otros significados carrillistas, ingresó en el Partido Socialista, cuya militancia abandonó en 2012. Y Xosé Díaz, hermano de Suso y tío de Yolanda, pasó al campo nacionalista. Pero todos y todas –la propia vicepresidenta del Gobierno menciona a Sari Alabau entre las mujeres– encarnaron la política emancipadora, democrática, en el corazón de la larga noche de piedra. Y marcaron la biografía de una Yolanda Díaz que compartió intimidad casi familiar con algunos de ellos, como Amor Deus o Riobó.

 Por eso, su aprendizaje fue político pero también humano, si es que existe diferencia clara entre las dos ideas. "Las nuevas generaciones no darían crédito de la grandeza de sus vidas. Personas que para no delatar a un compañero o compañera se tiraban contra una pared y quedaban inconscientes. No solo comunistas, también de otras culturas políticas, como Paco Rodríguez [líder histórico del UPG y más tarde diputado en el Congreso por el BNG], que compartió celda con mi padre. Lo dieron todo por nosotros, se lo jugaron todo", concluye Díaz."                     (Daniel Salgado, eldiario.es, 19/03/21)

22/3/21

Covid: Detectan un foco nunha granxa de visóns en Compostela

 "Un foco da Covid-19 nunha granxa de visóns americanos para a industria peleteira volve pór de actualidade a preocupación polo risco destas instalacións, debido ao seu potencial de expansión da epidemia, como viñan advertindo as asociacións ecoloxistas desde hai meses.

 Galiza é o territorio do Estado español onde hai máis destas empresas en funcionamento e esta cuarta feira transcendeu publicamente o segundo surto no que vai de pandemia, neste caso en Compostela.

Após o incidente na Baña do mes de xaneiro, a Consellaría de Medio Rural viuse obrigada a comunicar este brote rexistrado polo menos en dous exemplares ao Ministerio de Agricultura, Pesca e Alimentación.

 Ademais deste trámite burocrático, vanse realizar análises aos animais que están na explotación para determinar que medidas son precisas pois no anterior surto requiriuse o sacrificio dos visóns para evitar posíbeis contaxios ás persoas ou a outra fauna en caso de que escaparan.

Malia que só se sabe de dous casos positivos, na infraestrutura hai 6.554 visóns (a gran maioría femias reprodutoras). Ademais, nas 25 granxas do país están dadas de alta 71.479 femias reprodutoras.

 A detección deste novo foco do virus decorreu no marco dos controis de vixilancia que se realizan no marco do 'Programa de prevención, vixilancia e control de SARS-CoV-2 en granxas de visóns americanos en España', elaborado polos ministerios de Agricultura e de Sanidade e no que a Xunta di ter un papel de colaboración activa.

Esta nova volve dar visibilidade ás queixas das organizacións ecoloxistas, que xa de antes do coronavirus exixían o feche das granxas pero que incrementaron o seu discurso coa pandemia polos riscos de expansión da enfermidade. A pesar desta alerta, a Administración galega non fixo ningún movemento nin cambio de política neste sentido.

 Hoxe, por exemplo, a Fundación Franz Weber e Tu Abrigo Su Vida incidiron en que xa alertaran de casos posíbeis. As entidades dan xa como feito que será preciso sacrificar aos animais porque en grupos desta especie "o coronavirus pode mutar e mesmo inhabilitar as vacinas actuais".         (Nós, 17/03/21)

18/3/21

Galicia intentará localizar ás persoas que recibiron o lote da vacina de Astrazeneca afectado

 "O conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, recoñeceu este venres que Galicia recibiu e administrou vacinas do lote de AstraZeneca baixo sospeita en distintos países europeos, aínda que certificou que, seguindo as recomendacións dos organismos oficiais, non se suspenderá nin se inmobilizará esta vacina e buscarase aos galegos que a recibiron "por telos localizados", aínda que en principio non está previsto un seguimento específico.

A preguntas dos medios na rolda de prensa sobre a reunión do subcomité clínico, García Comesaña explicou que Sanidade ten "toda a información" sobre este lote e está "a revisar" todas as doses, aínda que lembrou que tanto a Axencia Española do Medicamento como a súa homóloga europea "non recomendaron inmobilizar este lote nin suspender a vacinación" con AstraZeneca, medidas que tomaron varios países europeos e que avanzou Andalucía.

"De momento seguimos adiante, seguindo as recomendacións oficiais", dixo o conselleiro, que certificou que Galicia "recibiu ese lote" e nestes momentos está "a acoutar quen o recibiu". "De momento non imos facer nada diferente ao que a Axencia Española do Medicamento e a Axencia Europea do Medicamento recomendan", engadiu.

En canto aos galegos que recibiron doses deste lote, García Comesaña non precisou a cifra, aínda que garantiu que se comprobará quen son "por telos localizados", xa que "non hai ningunha instrución de seguimento específico nin inmovilización destas doses".

De face a este sábado, cando está prevista a vacinación de 19.000 persoas entre 55 e 50 anos con AstraZeneca, o conselleiro dixo que cre que entre as doses non se atopan as de lote afectado. "Creo que as que están para pór non se corresponden con ese lote", resolveu."   
              (Galicia Confidencial, 12/03/21)

17/3/21

Yolanda Díaz, nueva vicepresidenta y futurible líder de Podemos... una comunista de carnet que se ha ganado al tiempo la confianza de los sindicatos y de la patronal... y la ministra de Unidas Podemos que tiene mejor imagen entre el votante del PSOE. O sea, una competidora electoral potencialmente más dura de roer...

 "Los vertiginosos episodios políticos de los últimos días, con la culminación de las elecciones anticipadas en Madrid, han brindado la oportunidad a Pablo Iglesias de concretar la maniobra que venía madurando desde hace tiempo: ceder a Yolanda Díaz el cartel electoral de Unidas Podemos. 

Así se lo propuso en varias ocasiones a la ministra de Trabajo, pero esta se había resistido hasta ahora, según fuentes de la formación. Díaz, por el momento, tampoco ha reaccionado a la propuesta de Iglesias de que asuma la vicepresidencia segunda y sea la candidata de Unidas Podemos en las próximas elecciones generales, aunque en la formación ya se da por hecho el relevo. Y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tampoco ha puesto impedimentos al relevo.

En público y en privado, el vicepresidente segundo prodigaba en los últimos meses los elogios a Díaz, a quien le une una amistad de años, anterior a la fundación de Podemos. Apelaba a la ministra de Trabajo como una prueba de la rentabilidad que, según él, su formación ha conseguido con la entrada en el Gobierno. En poco tiempo, la dirigente gallega había pasado de ser una diputada que ni estaba en la primera fila a una de las ministras estrella del Gabinete y consolidaba así un “nuevo liderazgo” en Unidas Podemos, según las palabras del propio Iglesias.

Detrás de esas palabras, había un plan que Iglesias manejaba con mucha más discreción: había concluido que él mismo debía dar un paso atrás y convencer a Díaz de que ella sería la mejor baza electoral de la formación. Este lunes, en el vídeo en el que ha anunciado su decisión, lo ha planteado en términos aún más ambiciosos: “Puede ser la próxima presidenta del Gobierno”.

 Pero Díaz, con un perfil mucho menos agresivo que el de Iglesias, se resistía, según las fuentes consultadas. Ya lo hizo en su momento, antes de llegar al Gobierno, cuando el líder de Unidas Podemos le dijo sin darle opción a la negativa: “Vas a ser ministra de Trabajo”. Ahora afirmaba que su horizonte no iba más allá de completar una gestión en el ministerio que ha conseguido, entre otras cosas, un fenómeno que casi nadie podía esperar: una comunista de carnet que se ha ganado al tiempo la confianza de los sindicatos y de la patronal.

 A pesar de las negativas de Díaz, Iglesias insistía. Y ha visto la ocasión en la convocatoria electoral en Madrid para forzar la jugada y ceder a la dirigente gallega su espacio en el Gobierno y el liderazgo social de la coalición. El fundador de Podemos ha hecho de la permanencia en el Ejecutivo el gran norte de la estrategia política de su organización, pero en lo personal, según dirigentes próximos, nunca ha acabado de verse por completo en el papel. 

“En contra de lo que se veía desde fuera, en la organización se había instalado la idea de que Pablo no sería el próximo candidato”, comenta un miembro de la dirección. “Él mismo lo insinuó en alguna entrevista, aunque parece que no se lo creían”. Por eso, aunque casi nadie esperaba el movimiento en concreto de Iglesias en la mañana de este lunes, tampoco ha sido una sorpresa total su abandono del Gobierno ni que Díaz sea la elegida.

 Díaz tiene una posición muy libre de ataduras dentro de la coalición encabezada hasta ahora por Iglesias. Aunque proviene de Izquierda Unida, de la que fue líder en Galicia, la abandonó el año pasado, disconforme con la línea del coordinador general y también ministro de Consumo, Alberto Garzón. Mantiene el carnet del PCE y una buena sintonía con su secretario general, Enrique Santiago. Su relación con Podemos es casi exclusivamente a través de su amistad con Iglesias. Mejor enganche ha tenido siempre con la confluencia catalana.

En el Gobierno, la ministra de Trabajo ha protagonizado encontronazos con algunos socialistas, muy en especial con la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, el gran bastión de la ortodoxia en el Gabinete. Eso le ha granjeado también tensiones con La Moncloa en determinados momentos. Pero, a diferencia de Iglesias, la ministra de Trabajo no ha apostado por tensar el pulso aireando las discusiones en público y ha procurado mantenerlas en términos más técnicos que políticos.

Si finalmente fuese la vicepresidenta segunda, Díaz garantizaría a Pedro Sánchez una actitud pública mucho menos beligerante que la de Iglesias. Tampoco es que su figura no despierte recelos entre los socialistas, pero en este caso por motivos bien distintos: es la ministra de Unidas Podemos que tiene mejor imagen entre el votante del PSOE. O sea, una competidora electoral potencialmente más dura de roer."                    (Xosé Hermida, El País, 15/03/21)

 

 "Pablo Iglesias ha cedido el liderazgo del partido a la fenesa, que podría ser la próxima candidata de la formación morada a las elecciones generales.

 La decisión del actualmente vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, de dejar su cargo en el gobierno para disputar a Isabel Díaz Ayuso la presidencia de la comunidad de Madrid, ha dejado a la ferrolterrana Yolanda Díaz, actual Ministra de Trabajo, como nueva vicepresidenta segunda del Gobierno y futurible líder y candidata de Podemos en las elecciones generales.

El actual líder de la formación morada ha señalado en un comunicado “la consolidado evidente de los liderazgos de compañeros y, sobre todo, de compañeras que tienen un inmenso futuro por delante”, y aludió expresamente al peso en el ejecutivo de coalición de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien “ya es la mejor ministra de Trabajo de la historia de nuestro país”, según Iglesias. “Creo que digo algo que sienten millones de personas de izquierdas en España si digo que Yolanda Díaz puede ser la próxima presidenta del Gobierno de España”.

 Yolanda Díaz lleva ocupando cargos institucionales desde el año 2003, cuando se hizo con un acta de concejala en el Ayuntamiento de Ferrol. Fue teniente de alcalde de un gobierno de coalición de PSOE con IU en Ferrol, que duró desde el verano de 2007 hasta octubre de 2008, cuando la coalición se rompió.

En 2005, tras asumir el cargo de coordinadora nacional de Esquerda Unida –la federación de IU en Galicia–, que conservó hasta 2017, fue candidata a la Xunta y repitió en 2009, quedando fuera del Parlamento en ambas ocasiones.

 La actual ministra dio su salto a la política nacional en 2015, cuando concurrió como candidata al Congreso por A Coruña en las elecciones generales de ese año con la coalición En Marea, que conformaron Esquerda Unida, Podemos y Anova cuando el acuerdo a nivel estatal con IU había sido imposible.

Tras conseguir escaño, pronto se convirtió en una de las piezas clave del grupo parlamentario, por su relación de máxima confianza con Iglesias y por ser una de las diputadas con más experiencia en algunos temas de importante calado, como Empleo e Industria –los periodistas parlamentarios la reconocieron como parlamentaria más activa en 2018–."                  (Enfoques, 15/03/21)